La C.Madrid se persona como acusación popular por la muerte en Getafe de una mujer presuntamente a manos de su expareja

Compartir
Compartir articulo
infobae

La Comunidad de Madrid se personará como acusación popular en el caso de la muerte violenta de una mujer de 39 años el pasado mes de noviembre en Getafe a manos presuntamente de su expareja, que fue detenida. El Consejo de Gobierno, en su reunión de este martes, ha conocido la encomienda de la consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales, Ana Dávila, a la Abogacía General de la Comunidad del ejercicio de las acciones jurisdiccionales. Éstas se desarrollarán en nombre de la Administración regional en las diligencias previas que se siguen en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Getafe, según ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo el consejero de Educación, Ciencia y Universidades, Emilio Viciana. La acción popular se ejerce en calidad de parte perjudicada civilmente en los casos penales abiertos por muerte, lesión grave o mutilación genital. Esta personación es una de las medidas previstas en la ley autonómica sobre este tipo de violencia, que extiende su protección a los hijos y personas dependientes. Desde 2016 la Comunidad de Madrid ha aplicado esta facultad en 66 causas penales. La Dirección General de Igualdad de la Consejería de Familia, Juventud y Asuntos Sociales asiste anualmente a alrededor de 21.000 víctimas a través de la Red de atención integral existente en la región. Además, cada año facilita plazas residenciales a unas 400 mujeres aproximadamente. La expareja de la víctima tenía antecedentes por amenazarla y golpearle, por lo que la víctima tuvo protección policial durante meses, según señalaron entonces fuentes policiales. CRIMEN EN PLENA CALLE El crimen ocurrió el pasado sábado 4 de noviembre en la avenida Arcas del Agua de Getafe, a la altura del número 15. Un hombre con gorra y cubierto con varias capas de ropa, para simular que era grueso, se abalanzó sobre la víctima y la asestó en un carril de peatones varias puñaladas, huyendo inmediatamente en un coche dirección a la capital. La mujer fue socorrida por varios viandantes y luego por sanitarios del Summa-112, quienes trataron de revertir la parada cardiorrespiratoria que sufría la víctima con maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada. Sin embargo, no dieron resultado debido a la gravedad de las heridas y la víctima acabó falleciendo. Por la tarde su expareja se presentó en la comisaría de Getafe, donde presentó a los agentes una coartada, que pareció "en aquel momento verosímil" a la Policía. Por ello, se le tomó declaración y se le dejó en libertad provisional a la espera de nuevas pesquisas. El hombre esgrimió que estaba en otro sitio y que lo comprobaran por el GPS de su teléfono, que se lo había dejado a propósito en otro sitio diferente al lugar del crimen. También alegó que en el momento de los hechos había estado con unos familiares, que no acreditaron ante la Policía esta información. Además, los agentes comprobaron que este hombre había mantenido una relación sentimental turbulenta con la víctima en Azuqueca de Henares (Guadalajara) y que ella le había denunciado por malos tratos. Al parecer, el arrestado logró localizar a su víctima y esperó a que saliera a la calle para agredirla, tal y como se vería en las cámaras de seguridad que ha inspeccionado la Policía, por lo que volvió a ser detenido poco después.