La inflación de la eurozona repunta hasta el 2,6% en mayo por los precios de energías, alimentos y servicios

La tasa de inflación en la zona del euro repunta por primera vez desde diciembre y alcanza su mayor nivel desde febrero

Guardar

Nuevo

Monedas de euro sobre una bandera europea. (Uli Deck/dpa/Europa Press)
Monedas de euro sobre una bandera europea. (Uli Deck/dpa/Europa Press)

La tasa de inflación en la eurozona se situó en mayo en el 2,6% interanual, dos décimas por encima de la subida de los precios registrada en abril. Según indican los datos publicados por el Eurostat, la oficina comunitaria de estadística, este aumento supone el primer repunte desde diciembre de 2023, escalando a su mayor nivel desde el pasado mes de febrero. En el conjunto de la Unión Europea (UE), la tasa interanual de inflación alcanzó en mayo el 2,7%, una décima por encima de la subida de los precios en abril.

La aceleración de la inflación en la región del euro acusó el alza del 0,3% del coste de la energía, tras haberse abaratado un 0,6% en el mes de abril. En cuanto a los alimentos frescos, estos subieron un 1,8%, seis décimas más que las registradas en el cuarto mes del año. De igual manera, los bienes energéticos no industriales se encarecieron un 0,7% en mayo, dos décimas menos que el mes anterior, pero los servicios subieron un 4,1%, frente al 3,7% de abril, alcanzando así su mayor nivel desde octubre de 2023.

Al descontar el impacto de la energía sobre los precios, la tasa de inflación repuntó al 2,8%, una décima más que en abril. Al excluir también el coste de los alimentos, tabaco y alcohol, la tasa subyacente se elevó al 2,9% desde el 2,7%.

Inflación por países

Entre los Veintisiete países que conforman el organismo comunitario, las tasas anuales de inflación más bajas se registraron en Letonia (0%), Finlandia (0,4%) e Italia (0,8%), mientras que las más altas se observaron en Rumanía (5,8%), Bélgica (4,9%) y Croacia (4,3%). Comparado con abril, la inflación anual disminuyó en once Estados miembros, se mantuvo estable en dos y aumentó en catorce. Las caídas mensuales más elevadas se registraron en Letonia (-1,1%) Grecia (-0,8%), Croacia (-0,6%) y Rumanía (-0,4%). En cuanto a las mayores subidas mensuales, se dieron en países como Dinamarca (1,6%) y Portugal (1,5%).

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada alcanzó en mayo el 3,8%, cuatro décimas más que en abril, ampliando a 1,2 puntos porcentuales el diferencial de precios respecto del promedio de la eurozona. Según el dato de avance que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación se situó en el 3,6% en mayo tres décimas por encima de la correspondiente al mes de abril. Esta subida está directamente relacionada con la subida de los precios de la electricidad frente a las bajadas de mayo de 2023 y la menor bajada de los precios de los carburantes. En cuanto a la inflación subyacente, esta se mantuvo estable en mayo, al situarse en el 3%, una décima por encima de la registrada en abril. Esta ligera subida está influida por el aumento de los precios de los servicios relacionados con el turismo, como paquetes turísticos o servicios de alojamiento.

Desde el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa, consideran que la evolución de la inflación en los últimos meses se mantiene estable, “lo que está permitiendo mejorar el poder adquisitivo de las familias, que ya han recuperado el nivel previo a la pandemia”. Además, creen que la moderación del dato inflacionario “mantiene la competitividad de las empresas españolas”. Este entorno sitúa al “contexto de crecimiento de la economía española” por encima de “la media de la zona euro”.

Guardar

Nuevo