Manos Limpias admite que desconoce si las informaciones en las que basa la denuncia contra Begoña Gómez “son ciertas o no”

“Será ahora el juez quien deberá comprobar si dichas informaciones periodísticas son ciertas o no” escribe la organización

Compartir
Compartir articulo
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez acompañado de su esposa Begoña Gómez (Miguel Ángel Molina/EFE)
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez acompañado de su esposa Begoña Gómez (Miguel Ángel Molina/EFE)

El “sindicato” Manos Limpias ha emitido un comunicado, firmado por su secretario general, Miguel Bernard, sobre su denuncia presentada contra Begoña Gómez, la esposa del presidente del Gobierno. En él explican que “será ahora el juez quien deberá comprobar si dichas informaciones periodísticas son ciertas o no”, según ha adelantado La Cadena Ser.

En la nota empiezan comenzando la forma en la que han llevado a cabo la denuncia. Explican que tuvieron conocimiento “a través de varios diarios digitales, de una serie de informaciones que afirmaban presuntas irregularidades, que pudieran ser presuntamente delictivas, en el comportamiento de la esposa del Sr. Presidente de Gobierno”.

Te puede interesar: Un juzgado de Madrid abre diligencias contra Begoña Gómez por la presunta comisión de tráfico de influencias

Al considerar que la Fiscalía no estaba tomando cartas sobre el asunto, decidieron proceder “a poner en conocimiento del Juzgado competente dichas informaciones, al amparo del art. 259 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, mediante la oportuna denuncia, al objeto de que abriera diligencias y comprobara la veracidad de las mismas”, lo que, según ellos, es ejercer “un derecho y un deber ciudadano”.

“No ha habido en el actuar de MANOS LIMPIAS el más mínimo acto falsario, pues como bien han dicho quienes nos han criticado, basé la denuncia que se presentó en dichas informaciones periodísticas, y solo en las mismas”, argumentan y por ello reconocen que la denuncia está solamente basada en noticias publicadas.

Por lo que ahora dejan el trabajo en manos del Juez Instructor, que será el encargado de comprobar si las informaciones facilitadas son ciertas o no y en caso de serlo llevarían a la celebración de un juicio. “Si las mismas no son ciertas, serán quienes las publicaron, quienes deberán asumir la falsedad, pero si no son inciertas, entendemos que la causa judicial deberá proseguir”, sostienen.

Además, consideran “de todo punto inaceptable la reacción del Sr. Presidente del Gobierno, que en vez de dar las pertinentes explicaciones acerca de si las informaciones sobre su mujer son ciertas o no, ha procedido como respuesta a insultar a este Sindicato por haber ejercido un derecho constitucional, diciendo que somos una organización ultraderechista o dando a entender que formamos parte de una campaña derechista contra él, lo cual es falso”.

Te puede interesar: Quién es Juan Carlos Peinado, el juez que ha abierto diligencias contra Begoña Gómez

Manos limpias

Manos Limpias es una organización que se presenta así misma como un sindicato español de funcionarios y fundada en los años 90 con el propósito declarado de “luchar contra la corrupción en España”. Sin embargo, su actuación y métodos han sido fuente de controversia y polémica, destacando por presentar denuncias y querellas contra diversos cargos públicos, políticos, jueces y otras personalidades, alegando casos de corrupción o malas prácticas.

A pesar de su perfil inicialmente anticorrupción, el sindicato ha sido criticado por su participación en casos de relevancia mediática y política, lo que ha generado debates sobre sus motivaciones y la legitimidad de sus acciones. Su implicación en casos de gran repercusión pública ha llevado a cuestionamientos sobre si sus denuncias se basan siempre en el interés público o si, en algunos casos, podrían tener intenciones políticas o personales.

En los últimos meses su actividad se ha redoblado con la presentación de denuncias y querellas contra miembros del Gobierno. La última de ellas es de tan solo hace unos días, en la que el Supremo inadmitió su denuncia contra el propio Sánchez por usurpación de funciones por el acuerdo que PSOE y Junts firmaron en noviembre en torno a la futura ley de amnistía.

El grupo está liderado por Miguel Bernad, que tiene el cargo de secretario general. En 2016 fue detenido y acusado de extorsión judicial y mediática a bancos y empresas junto a a Ausbanc y Luis Pineda. Los tres han sido absueltos recientemente, pero el Tribunal Supremo si reconoció que sus prácticas no fueron éticas.