Otro éxito de la vacunación: los ingresos por bronquiolitis en menores de un año se desploman un 90% en Madrid

Este virus es la segunda causa de muerte en lactantes menores de 12 meses en el mundo, pero la vacuna en madres y los fármacos en bebés han resultado altamente efectivas

Compartir
Compartir articulo
Vacuna a un menor en un centro de salud.
Vacuna a un menor en un centro de salud.

La cobertura vacunal sobre los menores de un año en torno al virus respiratorio sincitial (VRS) ha provocado una reducción drástica en los ingresos hospitalarios relacionados con estas infecciones respiratorias. Una enfermedad que preocupaba en el mundo de la pediatría por su afección en recién nacidos y que se había comenzado a tratar incluso en madres embarazadas, parece haber encontrado ya una fórmula de éxito que logra reducir tanto los contagios como el efecto del virus.

La Consejería de Sanidad, a la luz de los últimos datos recabados en la Comunidad de Madrid, ha constatado una reducción de hasta en un 90% de las visitas a urgencias en estos bebés respecto a la temporada anterior. Además, la disminución también ha sido sustancial en la Atención Primaria y han caído hasta un 65% las visitas a los pediatras en los centros de salud por este motivo. La primera campaña de inmunización se desarrolló entre octubre de 2023 y marzo 2024 y se dirigió a los niños nacidos desde de abril del año pasado. Alcanzó a 44.092 bebés de 0 a 6 meses, lo que representa un 86% de la población diana.

Elena Andradas, directora general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, ha celebrado los datos: “La inmunización se ha llevado a cabo en las maternidades madrileñas para los recién nacidos y en cinco dispositivos hospitalarios habilitados durante el mes de octubre para los menores de seis meses. Madrid fue una de las primeras regiones del país en incluir esta medida de prevención”, ha declarado.

Te puede interesar: Andalucía, condenada a pagar 400.000 euros tras dar por muerto a un hombre y descartar la operación que podía salvarlo

El pasado mes de enero, el Ministerio de Sanidad aprobó la primera vacuna contra el virus respiratorio sincitial. En casos de personas adultas, estaba disponible para mayores de 60 años y mujeres embarazadas la vacuna de Abrysvo. Las madres gestantes podían inyectarse la dosis entre las 24 y las 36 semanas de gestación. Además, octubre de 2023, los bebés recién nacidos eran tratados con nirsevimab, un anticuerpo monoclonal que combate esta enfermedad, la segunda causa de muerte en lactantes menores de 12 meses en el mundo.

No vacunarse aumenta el riesgo de enfermedad

Las claves del éxito de este control de enfermedades respiratorias se debe a la introducción en el sistema sanitario del anticuerpo monoclonal Nirsevimab, se administra en una única dosis. Los menores son grandes focos de contagio y transmisión de estos virus, ya que “los niños que no han recibido la dosis tienen un riesgo 18 veces superior de presentar formas graves de enfermedad con ingreso hospitalario que los inmunizados”, explican desde el equipo de la consejera Fátima Matute. “Los anticuerpos protectores se mantienen tras cinco meses de su administración en el 80% de los bebés”, sostienen.

Los buenos resultados a ojos del Gobierno de la Comunidad han servido para que se inicie una nueva campaña, que “comenzará en otoño de 2024 y se extenderá hasta el mes marzo del 2025″, tal y como ha explicado Andradas. El VRS provoca epidemias anuales en todo el mundo y afecta de manera más frecuente a lactantes, aunque en algunas situaciones repercute en mayores y personas inmunodeprimidas. Generalmente, su detección se incrementa a partir de octubre, alcanzando su pico epidémico entre diciembre y enero. En España provoca el 78% de los casos graves de bronquiolitis.

Te puede interesar: Vecinos y trabajadores de Alcorcón podrán optar a 548 viviendas de alquiler asequible a partir de 400 euros al mes

Se calcula que casi el 10% de los niños sanos hospitalizados por este agente requiere cuidados intensivos. La temporada 2022-2023 se produjeron en la región más de 18.000 urgencias pediátricas, más de 3.800 ingresos hospitalarios a menores de un 1 año y 300 en las UCI pediátricas. La Dirección General de Salud Pública incorporó en el año 2020 un sistema de vigilancia de infecciones respiratorias agudas a partir de la red de centros de salud centinela que permite disponer de datos semanales epidemiológicos para tomar las decisiones oportunas.

La Comunidad de Madrid será en 2024 la región de España con menor inversión por habitante en sanidad.