El cara a cara de Mbappé y Luis Enrique, la calma tensa antes de la Champions: “Puedo decir lo que me da la gana”

El técnico asturiano se reunió con el jugador francés tras sustituirle en los dos últimos partidos y, a menos de 24 horas del crucial choque europeo ante la Real Sociedad, deja en el aire la titularidad del galo

Compartir
Compartir articulo
Mbappé y Luis Enrique durante el partido del PSG ante el Metz (REUTERS).
Mbappé y Luis Enrique durante el partido del PSG ante el Metz (REUTERS).

Hace tiempo que el antídoto se ha convertido en veneno para el PSG. Poco más de dos semanas atrás, Kylian Mbappé dio un paso más -Vol.7- en la liturgia de su marcha del club francés tras siete temporadas que desató las hostilidades. Se reunió con Al-Khelaifi y le verbalizó lo que en su día -mayo de 2023- comunicó por escrito: a final de esta temporada se va del PSG. La situación contractual del futbolista volvió a ser cuestión de Estado. Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, sigue enredando. Llamó filas a Mbappé tras conocer el contenido de la reunión entre futbolista y dirigente del club con el objetivo de convencerle y evitar su salida.

Ya lo consiguió una vez con éxito y no tira la toalla. En la recepción de la cena de Estado, con las cámaras delante, Macron manda un mensaje a la sociedad francesa cuando le dice a Kylian “nos vas a meter en problemas otra vez”. El presidente francés parece no haber aceptado la realidad que sí han interiorizado en el PSG, donde se resignan con saber antes que nadie los planes del futbolista. Y con los cimientos temblando como si fueran gelatina, este martes se enfrentan a la Real Sociedad en la vuelta de octavos de la Champions, una competición obsesiva para los parisinos.

Te puede interesar: La UEFA presenta el nuevo formato de la Champions con el que hacer frente a la Superliga: más equipos y sistema suizo

Vida sin Mbappé

Y para el mencionado partido la gestión de Luis Enrique variará respecto a la seguida en los últimos tres partidos. Ninguno de ellos los completó, en uno ingresó al verde desde el banquillo y en los otros dos fue sustituido cuando su equipo ni siquiera mandaba en el resultado. Algo inimaginable hace unos meses. Pero el técnico español tiene claro que su equipo “debe acostumbrarse a jugar sin él. ¿Cuándo? Cuando lo considere oportuno, jugará; y cuando no, no jugará”, ya que “antes o después, pronto o tarde, esto -la marcha de Mbappé- va a ocurrir”.

El presidente del Real Madrid contestó a un joven que le preguntó si ficharía al francés.

Una de las máximas del asturiano es que todos los futbolistas de su plantilla estén enchufados y comprometidos a futuro con el club. “Quiero la máxima competitividad para la próxima temporada. Quiero que todos los jugadores titulares de este PSG piensen que es una gran oportunidad. Eso es lo que busco esta temporada y la próxima”, explicó sobre su idea a medio plazo. Después de la sustitución por “motivos técnicos” ante el Mónaco, Mbappé no se fue al banquillo como lo hubiera hecho cualquier suplente, sino a la grada. Se hizo una serie de selfis con aficionados en el Parque de los Príncipes y se sentó al lado de Fayza Lamari, su madre y representante.

Te puede interesar: Xavi, una bomba de relojería en la crisis del Barcelona: 21 amarillas y una expulsión

Del césped a la grada sin pasar por el banquillo

Y se pasó la segunda parte hablando con ella, haciendo caso omiso de lo que hacían sus compañeros sobre el césped. Una actitud inhabitual e impropia que reflejó el enfado con su entrenador. Tras el último episodios de ausencia de titularidad. Mbappé pidió una reunión con Luis Enrique, este aceptó y, según medios franceses, le aseguró que “no jugaría todos los partidos del torneo liguero”, dado que desea preparar el futuro sin él. Kylian le respondió que “quiere darlo todo para su club en estos últimos meses en la capital”. Y a menos de 24 horas del vital duelo contra la Real Sociedad en Champions, Luis Enrique juega al despiste.

“¿Cómo se gestiona lo de Mbappé? Muy fácil. Yo asumo que me podéis preguntar y vosotros asumís que puedo responder lo que me dé la gana”, comentó en rueda de prensa. La gestión del proceso de acondicionamiento sin el jugador podría variar en Europa, debido a la importancia del club galo en levantar la ‘Orejona’, aunque el técnico español mantiene la expectación hasta el último momento. “Puede ser que sí, puede ser que no. ¿Quién sabe?. ¿Por qué no?”, respondió al ser cuestionado si seguirá en Champions la misma política de cambios que en Ligue 1. Y en medio del revuelo, la Champions.