Detenido un cuidador por agredir sexualmente a dos ancianas de 100 y 90 años en una residencia de Madrid

La residencia despidió al trabajador y puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional, que detuvo al presunto agresor

Compartir
Compartir articulo
Una residente de una residencia de mayores de Madrid, (Marta Fernández/Europa Press)
Una residente de una residencia de mayores de Madrid, (Marta Fernández/Europa Press)

La Policía Nacional ha detenido aun cuidador de 42 años por agredir sexualmente a una anciana de 100 años y a otra de 90 años dentro de una residencia pública de mayores de San Sebastián de los Reyes, ha confirmado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Según las primeras pesquisas, el arrestado, José Raúl R.E., español de origen salvadoreño, que trabajaba en el turno de noche de la residencia y centro de día Moscatelares, aprovechaba la vulnerabilidad de estas personas y que estuvieran solas en la habitación para atacarlas sexualmente.

Te puede interesar: Bronca cuando una víctima de las residencias de mayores recordaba al Gobierno de Ayuso su gestión: “Si no me deja hablar, me voy”

Fue el mes pasado cuando la residente más mayor informó a una trabajadora de lo que había ocurrido la noche antes. Según ha publicado el diario El Mundo, no se le dio mucha credibilidad a la víctima y se optó por cambiar de planta a dicho empleado.

La residencia denunció los hechos

Pero días después, la otra víctima, de 90 años que no conocía a la anterior, informó a la dirección que había sido violada, por lo que despidió al cuidador y puso en conocimiento el día 26 de lo ocurrido tanto a la Policía Nacional como a los familiares, que también interpusieron la correspondiente denuncia.

Te puede interesar: El 67% de las residencias inspeccionadas durante la pandemia en Madrid no tenían médico o solo uno: “Hay 31 muertos sin que les hayan realizado la prueba”

Los agentes detuvieron a José Raúl el pasado miércoles acusado de dos delitos de agresión sexual. Tras pasar al día siguiente a disposición judicial, quedó en libertad con una orden de alejamiento de 200 metros de la residencia y de las víctimas, que han sido sometidas a revisiones médicos para comprobar lo sucedido.

La Policía mantiene abierta la investigación porque no descarta nuevas denuncias. Este hombre, que hasta ahora no contaba con antecedentes, comenzó a trabajar en octubre en la residencia Moscaterales, pero lleva en el sector desde 2015, por lo que están comprobando su vida laboral, han indicado las mismas fuentes.

La Consejería de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid ha puesto en manos de la Fiscalía estos hechos y ha emprendido una inspección específica por este asunto en el citado centro. Los certificados de delitos de naturaleza sexual están establecidos por la normativa estatal en materia de protección jurídica de menores, ha recordado a Europa Press un portavoz de este departamento regional.

Las víctimas de las residencias de mayores de Madrid responden al PP tras decir que la gestión de Ayuso fue “responsable”: “El resultado fue pésimo”