Cuánto cobra un árbitro de Primera División en España: diferencia entre los colegiados de campo y los de VAR

La figura del árbitro es determinante para el desarrollo de los partidos existiendo una diferencia en la remuneración económica entre los de campo y los de la sala VAR

Compartir
Compartir articulo
El colegiado Gil Manzano (EFE/Daniel Pérez)
El colegiado Gil Manzano (EFE/Daniel Pérez)

El regreso del Real Madrid al Mestalla ya estaba marcado por la tensión tras los incidentes del pasado mes de mayo, cuando Vinicius fue el foco de insultos racistas. El transcurso del partido no ayudó a liberar tensiones. Los 100 minutos de juego estuvieron marcados por polémicas, tensiones, encontronazos y lesiones (como la de Diakhaby). Dos errores del conjunto blanco permitieron que Hugo Duro y Roman Yaremchuk pusieran la ventaja en el partido. Fue el propio Vinicius el que se echó a su equipo a las espaldas y revirtió la situación anotando el doblete que permitiría el reparto de punto.

Un empate a dos en el que mucho tuvo que ver las decisiones arbitrales. En el tramo final, Gil Manzano señaló penalti favorable al Valencia, que posteriormente terminó anulando tras la revisión del VAR. Ya en el añadido, minuto 100′, procedía un saque de córner del equipo blanco, y el colegiado ya había advertido que no habría segunda jornada tras el saque. Tras el saque de Modric, Tchouaméni rozó el gol, pero el balón rebotó en Brahim que, rápidamente, se las ingenió para ponerla en el área y que Jude rematara en gol, el que suponía la victoria del Real Madrid y los tres puntos para el líder.

Gil Manzano dudó y no pitó el final del partido cuando el Madrid tenía la posesión, sino que, esperó varios segundos, y justo cuando iba a volver a centrar el balón que acabaría dentro de la portería se decidió a señalar el final del partido. Un término que causó la expectación de los hombres del campo, pues consideraban que el gol era válido, ya que, lo percibieron como una continuación de la jugada (y no una segunda). No fue hasta que el árbitro hizo el gesto contrario con la cabeza cuando fueron conscientes de la invalidez del tanto. Esto desató la furia de los jugadores blancos, que rápidamente se dirigieron a Gil Manzano para protestar, quejarse sobre lo ocurrido. Entre tantas quejas, Bellingham recibió la expulsión.

Te puede interesar: El error de Gil Manzano al anular el gol de Bellingham y que recurrirá el Real Madrid al CTA

Desde el club consideran que el error fue grave y claro, y, por tanto, creen que el árbitro Gil Manzano deberá pagar por el error cometido. Trasladaran su disconformidad al CTA y recurrirán la cartulina roja de Bellingham.

¿Cuánto cobran los árbitros españoles?

Como toda profesión, la de los árbitros también consta de una remuneración económica. Esta depende del número de partidos que arbitres, así como del alcance de los mismos, pues no es la misma remuneración si es un partido de LaLiga como si es uno europeo, como puede ser la Champions League. Independientemente de esto, los árbitros, piten o no partidos durante el mes, tienen un sueldo fijo de 12.500 euros mensuales (137.000 brutos al año). Es a esta cantidad fija, a la que se le suma la cuantía por cada encuentro disputado, que se fija en 4.200 euros por cada partido (2.100 en el caso de árbitro VAR). En el caso de que el árbitro dirija un partido de competición europea, supondría una remuneración de 7.000 euros por encuentro.

Con esto, más o menos un árbitro viene a dirigir una media de 20 partidos por temporada en el verde y otros 20 en la sala VAR, por lo que, sumado al salario fijo mensual, cada colegiado estaría rondando los 300.000 euros anuales (una cantidad variable dependiendo del número exacto de partidos dirigidos).

En el caso del sistema arbitral femenino, esta recompensa es diferente, y mucho más inferior. Una árbitra rondaría los 25.000 euros anuales, es decir, una cantidad de 1.666 euros por partido. En el caso de las asistentes, unos 1.006 euros por partido.