Antonio, el único tenista del mundo que ha ganado a Alcaraz por un doble 6-0: “Él me lo recuerda a mí más de lo que yo a él”

Carlos reveló que sólo un tenista le ganó un partido sin que él consiguiese ganar juego alguno. Antonio López, su verdugo, detalla en ‘Infobae España’ aquel enfrentamiento y describe cómo es el número dos del mundo en distancias cortas

Compartir
Compartir articulo
Antonio López en un partido de tenis (Cedida, montaje Infobae).
Antonio López en un partido de tenis (Cedida, montaje Infobae).

“Me imaginaba que lo acabaría contando. Cuando nos vemos hablamos mucho y me lo recuerda. Sabía que iba a salir, es más, después de que lo comentara hablé con él y me dijo que algún día tenía que salir a la luz”. Quien responde al otro lado del teléfono es Antonio López. Un tenista de 23 años cuyo nombre invita a pensar en la cotidianidad, pero guarda un récord fuera de lo común, uno que ni Djokovic, Nadal, Sinner, Medvedev y compañía han conseguido: ganar a Alcaraz por un doble 6-0. “Jugué muy bien porque gané con facilidad cuando me había costado en otros partidos. En aquella época le solía ganar, aunque no con tanta facilidad como ese día”, revela Antonio durante su conversación con Infobae España.

Era una época en la que Carlos quemaba etapas de manera vertiginosa, su talento se lo permitía. Con 10 años se enfrentaba a rivales dos años mayores, como ocurrió en aquel torneo local de Murcia hace una década y del que todavía se acuerda. “Antoñito, si ves esto, cabrón...”. Entre carcajadas y con su característica sonrisa, Alcaraz desvelaba antes de disputar el torneo de Buenos Aires -cayó en semifinales ante Jarry- el único tenista que le sacó a montar en bicicleta -ganar un partido sin que el rival consiga un juego-. “Una vez lo hizo un amigo de Murcia”, confesó Carlitos. Antonio López fue su verdugo.

Te puede interesar: La contundente defensa de David Ferrer a Carlos Alcaraz

Antonio, el rival a batir por Carlos durante sus inicios

“Sabía que si le preguntaban lo iba a decir”, repite a Infobae España mientras esboza una sonrisa nostálgica. “Él me lo recuerda a mí más de lo que yo a él, lo tiene bien guardado. No me gusta presumir, aunque ahora que él lo ha dicho, cuando vengan a preguntarme enseñaré el vídeo y no diré nada. Ya me pueden creer”. Carlitos guarda buenos recuerdos de aquellos años en los que pasaba la mayoría de sus fines de semana compitiendo por su Murcia natal, con Antonio como su mayor rival. “En total nos habremos enfrentado unas doce veces, normalmente en semifinales o finales. Le solía ganar casi siempre porque en esas categorías se nota la diferencia de edad y yo le sacaba dos años”.

Carlos Alcaraz por la izquierda y a su lado, de azul, Antonio López.
Carlos Alcaraz por la izquierda y a su lado, de azul, Antonio López.

Más en esas edades de pleno apogeo de crecimiento y desarrollo corporal. Aunque, pese a condicionar, no determinaba a Carlitos. “Siempre ha jugado muy bien. Desde que era pequeño se le veía un talento descomunal. Hacía voleas, dejadas y golpes que no eran normales para su edad. Todos los tenistas soñábamos con llegar a la élite, pero a él se le veía desde el principio que había nacido para esto”, explica Antonio, que sigue viendo al actual Alcaraz desde el mismo prisma. “Nada le ha cambiado, sigue siendo el mismo, amigo. Siempre tiene la misma sonrisa que se le ve por televisión y está rodeado de buenas personas, tanto en su familia como en su equipo. Es muy humilde”, describe Antonio.

Te puede interesar: El martirio de las lesiones en la carrera de Nadal: el triple que Djokovic y diez más que Federer

De la bicicleta a la remontada

Aunque del dicho al hecho puede haber un trecho, Alcaraz lo ha recorrido con actos que humanizan las palabras de su amigo Antoñito. “Es más, aquel partido que le gané por un doble 6-0, yo ni me acordaba. Lo dijo él un día que coincidimos donde yo trabajaba dando clase de tenis. Lo contó ahí delante de todos los chicos, dijo ‘hacedle caso que es el único que me ha ganado de esa forma’. Se quedaron todos flipando”, recuerda con nostalgia. Carlos dio voz a un partido en el que resultó perdedor de forma contundente y Antonio, como si de un golpe en pleno partido se tratase, le devuelve el drive.

La autocrítica más dura de Alcaraz tras caer contra Medvedev en el US Open: “No soy lo suficientemente maduro”

“Recuerdo los dos últimos enfrentamientos con él. Uno fue en semifinales del campeonato regional de Murcia, yo ganaba el primer set 5-1 y lo tenía todo controlado, pues lo perdí 7-5. Y en el segundo ganaba 5-2 y lo terminé perdiendo 7-6. Ese partido me clavó. Fue duro ir ganando tan fácil y perder los dos sets. Ahí se le notaban cositas. Y el último fue en un torneo que me ganó 6-2 y 6-3. En ese ya me di cuenta de que iba volando”. El batir de sus alas no se detuvo y le ha llevado a ser número uno del mundo y -de momento- ganar dos Grand Slams a sus 20 años. Ha pasado una década de la primera y última vez que un rival le sacó a montar en bicicleta. La revancha tendrá que ser a otro deporte, Antonio considera -entre risas- que en este momento al tenis le “devolvería el resultado”.

Antonio López, el chico que ganó a Alcaraz
Antonio López, el chico que ganó a Alcaraz