Ana Peleteiro vuelve más fuerte que nunca tras su maternidad y consigue el bronce mundial en Glasglow

La atleta logró la tercera posición en los Mundiales de Glasgow en su regreso después de su maternidad. El segundo mejor salto de su carrera (14,75)

Compartir
Compartir articulo
La triplista española Ana Peleteiro-Compaore (REUTERS/Fabrizio Bensch)
La triplista española Ana Peleteiro-Compaore (REUTERS/Fabrizio Bensch)

Después de un año de haber sido madre, Ana Peleteiro regresaba con hambre a los Mundiales de Glasgow. Una increíble actuación que certificó con un bronce en el triple salto. En un segundo intento, logró saltar 14,75 metros, la segunda mejor marca de su carrera (desde los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no saltaba tanto). Desde ese momento, no han podido bajarla del podio, consiguiendo finalizar en la tercera posición, además de lograr la mínima para los Juegos Olímpicos de París. Thea Lafond, de Dominica, se llevó el oro y la cubana Leyanis Pérez-Hernández fue plata.

Para la gallega era la primera competición internacional después de la maternidad y de esta parada durante 15 meses. No era su primera competición, pues había estado presente el pasado mes de junio en Castellón, donde hizo un mejor salto de 14.13 metros. En Ourense, en los Campeonatos de España, alcanzó los 14.32 metros, lo que mostraba una clara evidencia de que la atleta no dejaba de progresar y mejorar en cada competición.

Te puede interesar: Ana Peleteiro: “En atletismo los negros molamos. Los blancos se visten de negros”

Quinto intento y segunda mejor marca

El comienzo no fue del todo bueno. Cayó de pie sobre el foso firmando una marca de 13.93 metros, que la colocaba en la cuarta posición. El segundo salto alcanzó los 14.56 metros, lo que le permitió escalar a la segunda posición, solo por detrás de Lafond (había superado los 15 metros). El tercer salto no mejoró al anterior, quedándose tres centímetros por debajo. Continuaba en la segunda posición hasta que Leyanis firmó 14.90 metros y la desbancó. Como tercera, quiso responder con un salto largo que acabó en nulo milimétrico. Y la quinta fue la vencida, con la que Peleteiro pudo firmar la mejor marca española de la historia bajo techo. Superó en dos centímetros su propia marca de 2019 con la que ganó el Europeo.

Es la primera medalla internacional después de ser madre, pero la sexta para su palmarés, después de atesorar ya el bronce olímpico de Tokio (2021), el de los mundiales indoor de 2018, el oro en 2019, la plata europea indoor de 2021, así como el bronce continental al aire libre de 2018. Este domingo, consiguió certificar el bronce mundial en pista cubierta.

“Hay quienes piensan que por haber sido madre, mi éxito en la pista son cosa del pasado”, avisaba tras sumar su octavo título nacional en Ourense. El trabajo junto a Iván Pedroso en Guadalajara y los consejos de su coach Rebeca son claves para afrontar las competiciones. “Me inspira que me digan que no puede hacerse”, respondía Travis Pastrana a AS cuando era preguntado si alguno de sus trucos que le valieron el sobrenombre de rey del peligro no eran casi de locos.