Pallete se reúne con STC en Madrid para abordar el desembarco en Telefónica de cara a la próxima junta de accionistas

Es previsible que hayan hablado acerca de si la intención de la teleco saudí es entrar o no en el consejo de administración de Telefónica

Compartir
Compartir articulo
CEO of Telefonica, Jose Maria Alvarez-Pallete Lopez speaks during the 2024 Mobile World Congress (MWC) in Barcelona, Spain February 26, 2024. REUTERS/Albert Gea
CEO of Telefonica, Jose Maria Alvarez-Pallete Lopez speaks during the 2024 Mobile World Congress (MWC) in Barcelona, Spain February 26, 2024. REUTERS/Albert Gea

En un movimiento estratégico de gran calado para la industria de las telecomunicaciones, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, sostuvo un encuentro crucial en Madrid con Olayan Alwetaid, consejero delegado de STC, el operador saudí. Esta reunión, tuvo lugar en el marco del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, resaltando no solo por su contexto sino también por el contenido de las negociaciones, las cuales incluyen la gestión de un posible 5% de participación de STC en Telefónica mediante derivados financieros y otras cuestiones de índole corporativa.

Un punto de especial interés en estas conversaciones es la comunicación formal que STC debe realizar al Gobierno español, un paso necesario para formalizar el mencionado 5% de participación en Telefónica. La especulación sobre el posible interés de STC en formar parte del consejo de administración de la firma española, así como la naturaleza de su inversión, ocuparon también un lugar destacado en la agenda. Además, se discutió sobre cómo esta medida responde a un interés por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en entrar en el capital de Telefónica como contraparte a la inversión saudí, según han confirmado a Infobae fuentes cercanas.

Te puede interesar: El Gobierno ordena a la SEPI la adquisición de hasta un 10% de Telefónica

La profundidad y el alcance de estas discusiones no fueron dilucidados completamente, ya que fuentes de Telefónica se abstuvieron de hacer comentarios concretos sobre el encuentro. No obstante, queda claro que la potencial entrada de STC en Telefónica no solo significaría un importante cambio en el accionariado de la española sino que también podría influir en sus estrategias y operaciones a futuro. Esto, sin duda, tiene implicaciones tanto para el mercado de telecomunicaciones en España como a nivel internacional, considerando la creciente importancia de las inversiones transfronterizas en este sector.

Un año para completar su desembarco

STC posee desde el pasado septiembre una participación directa del 4,9% en Telefónica, pero en el plazo de un año prevé obtener la autorización del Gobierno para hacer efectivo el 5% adicional que ahora mismo posee en derivados financieros, según explica la compañía en su informe de resultados anuales, en los que también indica que ya ha cobrado sus primeros dividendos por su participación en la operadora española, en concreto, 167 millones de riales saudíes (unos 41,2 millones de euros).

La normativa vigente en España en materia de inversiones extranjeras en empresas cotizadas estratégicas establece que los inversores extracomunitarios que pretendan adquirir más de un 10% de una sociedad de este tipo deben pedir permiso al Ejecutivo. No obstante, ese umbral se rebaja al 5% en el caso de las empresas con intereses en el ámbito de la defensa nacional, como es el caso de Telefónica. En este contexto, la compañía saudí prevé obtener los permisos regulatorios necesarios para hacer efectivo ese otro 5% en el plazo de un año.

Te puede interesar: El Gobierno creará una empresa que movilizará 20.000 millones en tecnología e integraría el 10% de Telefónica

A pesar de ello, se desconoce si STC ya ha trasladado formalmente al Gobierno sus intenciones en Telefónica, como por ejemplo, si pedirá un asiento en el consejo de administración de la compañía o no. En el momento de su desembarco, STC afirmó que llegaba a la compañía con el objetivo de convertirse en un socio industrial y estable. En respuesta a la entrada de STC en Telefónica, el Ejecutivo ordenó a mediados del pasado diciembre a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) -dependiente del Ministerio de Hacienda- que adquiriese hasta un 10% del capital social de la operadora.

En ese sentido, SEPI ultima el contrato de intermediación bursátil para proceder a la entrada del Gobierno en Telefónica en un proceso en el que se está sondeando tanto a entidades financieras nacionales como extranjeras. Este contrato está “a punto de ser adjudicado”, según señalaron a Europa Press fuentes del mercado, que también apuntaron que a pesar de que en la terna figuren bancos extranjeros, serían entidades financieras españolas como BBVA y Caixabank las que estarían mejor posicionadas para ejecutar finalmente la intermediación bursátil de la operación.

En ese sentido, cabe recordar que tanto BBVA como Caixabank forman parte del denominado ‘núcleo estable’ en el accionariado de Telefónica. Por otro lado, la SEPI ya habría adjudicado el contrato de asesoramiento para ejecutar el desembarco del Gobierno en Telefónica, si bien no se ha dado a conocer el nombre de la entidad financiera que lo llevará a cabo. Esta misma semana, el ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, anunció la creación de la Sociedad Española para la Transformación Tecnológica (SETT), una nueva empresa pública que ha sido bautizada coloquialmente como ‘SEPI Digital’ y con la que se prevé que el Gobierno gestionará la participación de la SEPI en Telefónica. Esta nueva entidad pública movilizará en torno a 20.000 millones de euros procedentes del Perte Chip, de los fondos NexTech y del Hub Audiovisual.