Grifols recorta un 71,5% su beneficio pese a obtener ingresos récord en los primeros resultados tras el huracán Gotham

Las previsiones para 2024 incluyen un crecimiento de los ingresos superior al 7% en términos constantes, impulsado por Biopharma

Compartir
Compartir articulo
Grifols.
Grifols.

Los últimos resultados de la familia Grifols al frente de la empresa de hemoderivados tienen su cara y su cruz. La compañía catalana obtuvo un beneficio de 59,3 millones de euros en 2023, lo que supone un descenso del 71,5% con relación a las ganancias de 208,3 millones registradas en el ejercicio precedente, pese a anotarse unos ingresos récord de 6.592 millones. Son, a su vez, los primeros resultados tras el escándalo de Gotham City, que publicaba un informe cuestionando sus cuentas y su sostenibilidad.

La firma catalana, que ha logrado un beneficio positivo y reducción de apalancamiento, ha destacado que sus ganancias netas incluyen “partidas no recurrentes por valor de 147 millones de euros relacionadas, principalmente, con costes de reestructuración”. Grifols registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 1.474 millones de euros, que representa un margen del 22,4%, situándose por encima de las previsiones, que excluyen 223 millones de euros de gastos extraordinarios que comprenden, principalmente, 159 millones de euros de costes de reestructuración.

Te puede interesar: Gotham vuelve a la carga contra Grifols: siembra dudas sobre la relación de la compañía catalana con el ‘family office’ Scranton

Las previsiones para 2024 incluyen un crecimiento de los ingresos superior al 7% en términos constantes, impulsado por Biopharma, y un Ebitda ajustado por encima de 1.800 millones de euros, excluyendo la contribución de Shanghai RAAS de 50 millones en 2023.

Escándalo Gotham

Estos han sido los últimos resultados de la empresa de hemoderivados con la familia Grifols, en concreto, Raimon Grifols, Víctor Grifols Deu y Albert Grifols Coma-Cros, con cargos ejecutivos dentro de su consejo de administración, en un contexto marcado por la crisis de la firma tras la última ofensiva lanzada por Gotham City Research cuestionando sus cuentas y su sostenibilidad.

En concreto, la compañía, que anunció a principios de mes cambios en su gobernanza, ha nombrado consejero delegado a Nacho Abia, con efectos desde el próximo 1 de abril y ha mantenido a Thomas Glanzmann como presidente ejecutivo, al tiempo que Raimon Grifols, Víctor Grifols Deu y Albert Grifols Coma-Cros permanecen como consejeros dominicales. Así, los tres miembros de la familia han puesto fin a su etapa ejecutiva dentro de la compañía catalana, dejando sus funciones como director corporativo, director de operaciones y consejero ejecutivo, respectivamente.

Te puede interesar: Grifols nombra a su nuevo CEO consejero externo hasta que empiece a ejercer el 1 de abril

El fondo bajista Gotham City Research atacó por segunda vez a Grifols el pasado 20 de febrero, planteando, en esta ocasión, una batería de siete preguntas relacionadas con la naturaleza de relación entre la compañía y el ‘family office’ Scranton, vinculado a la familia Grifols. Ante los cambios en la gobernanza de Grifols, Gotham señaló que sus denuncias previas, publicadas el pasado 9 de enero, fueron las que motivaron modificaciones en su gobierno corporativo, traduciéndose en la desvinculación de los miembros de la familia de la gestión de la compañía de hemoderivados.