El Gobierno se embolsará 586 millones por la subida del dividendo de Aena: 200 millones más que en 2022

El gestor aeroportuario propondrá a la junta general ordinaria de accionistas la distribución de un dividendo de 7,66 euros brutos por acción

Compartir
Compartir articulo
Pedro Sánchez y Óscar Puente.
Pedro Sánchez y Óscar Puente.

Ha sido un buen año para Aena. La recuperación del tráfico de pasajeros ha permitido a la compañía recuperar sus beneficios precovid un año antes de lo previsto, lo que ha repercutido en un espectacular incremento del dividendo que abonará a sus accionistas, entre ellos, el Gobierno. Concretamente, la cotizada está controlada en un 51% por el Ejecutivo, que tras el aumento del 61% del dividendo se embolsará 585 millones, lo que supone 200 más de lo que ingresó en 2023.

Como resultado de la política del 80% de ‘pay-out’, Aena propondrá a la junta general ordinaria de accionistas, que se celebrará el 18 de abril, la distribución de un dividendo de 7,66 euros brutos por acción con cargo a los resultados del ejercicio 2023, cifra un 61,2% superior a los 4,75 euros brutos por título abonados en 2022. Esta mejora del dividendo beneficiará tanto a sus accionistas privados como públicos, pues el Gobierno posee un 51% de la compañía.

Te puede interesar: Aena gana un 80% más hasta el récord de 1.630 millones en 2023 y eleva el dividendo un 61% tras batir su beneficio precovid

Aena, controlada en un 51% por Enaire, ente adscrito al Ministerio de Transportes y Movilidad que ahora está en manos de Óscar Puente, ganará por este concepto 585 millones de euros frente a los 363 que recibió en 2022, esos 200 millones más. En dos años, el gestor aeroportuario ha reportado 950 millones a Enaire en concepto de dividendo, después de la suspensión pandémica de estos pagos al accionista durante 2020, 2021 y 2022.

El gestor aeroportuario ha hecho públicos esta mañana sus resultados del pasado ejercicio en el que ganó un total de 1.631 millones de euros, un 81% más que en 2022 (902 millones) y un 13% más que antes de la pandemia (1.442 millones en 2019), años considerados históricos para la compañía.

Además de mejorar en más de un 16% su tráfico de pasajeros, y un 21% sus ingresos hasta los 5.141 millones de euros, la compañía destaca la reducción del gasto de energía eléctrica en España, que fue 121,2 millones de euros (un 45,2% menos que en 2022). El Ebitda del gestor aeroportuario se disparó hasta los 3.023 millones, un 45,4% más que en 2022 y un 9,3% por encima de 2019. Su deuda neta se situó en 6.222 millones de euros, 2,06 veces el ratio sobre Ebitda.

Año para enmarcar

Aena presentará una actualización de su Plan Estratégico 2022-2026 ante analistas e inversores el próximo 7 de marzo. El Plan Estratégico de Aena, aprobado en 2022 estaba centrado en consolidar la recuperación de la compañía tras la pandemia, así como en potenciar la innovación y convertir al gestor aeroportuario en un referente internacional en sostenibilidad.

La inversión total de Aena en España para el periodo 2022-2026 recogida en este Plan asciende a 2.916 millones de euros, lo que supone un promedio anual de 583 millones de euros, con especial hincapié en las ciudades aeroportuarias de Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat o Valencia. Asimismo, el documento recogía el compromiso con los accionistas de mantener el pay-out (porcentaje del beneficio destinado al dividendo) del 80%.

El Plan planteaba que la recuperación de los niveles prepandemia se daría en 2024, aunque finalmente se ha conseguido en 2023, con más de 283 millones de pasajeros, y preveía alcanzar los 300 millones de pasajeros para 2026. Las líneas básicas del plan estratégico de la compañía se centraban en desarrollar su negocio principal de actividad aeronáutica y comercial y crecer a través de la diversificación, expandiendo su actividad internacional y desarrollando ciudades aeroportuarias y otros negocios adyacentes con la sostenibilidad como factor transversal.