El peligro de enviar una foto del DNI a través de las redes sociales

Una vez que publicamos la fotografía, el usuario pierde su control y puede ser utilizada para cualquier cosa

Compartir
Compartir articulo
Pasaporte y DNI (Foto: Europa Press)
Pasaporte y DNI (Foto: Europa Press)

En un momento en el que por redes sociales compartimos muy buena parte de nuestro día a día, sufren nuevos peligros con los que tenemos que mantenernos a alerta. Entre las cuestiones más importantes a tener en cuenta es la exposición de información sensible, como nuestra dirección de casa, cuestiones personales o evitar compartir información sensible como una fotografía del Documento Nacional de Identidad (DNI). Esta práctica, aparentemente inofensiva, puede conllevar riesgos significativos para la seguridad y privacidad de los usuarios.

La facilidad con la que se puede tomar una fotografía del DNI y compartirlo en plataformas como Facebook, Instagram o Twitter puede resultar tentadora en situaciones como la verificación de identidad o la participación en trámites en línea. Sin embargo, es esencial entender los potenciales peligros asociados con esta acción.

Te puede interesar: Un favor al “exjefe”, un viaje a México y recomendaciones sospechosas: la huella de Ábalos en el ‘caso Koldo’ acerca su muerte política

En primer lugar, enviar una imagen del DNI implica revelar información confidencial, como el número de identificación personal y la fecha de nacimiento, datos que pueden ser utilizados por personas malintencionadas para cometer diversos tipos de fraude, desde la suplantación de identidad hasta el robo de información financiera.

Además, una vez que la imagen del DNI ya se ha publicado, escapa al control del usuario y puede ser compartida, descargada o incluso utilizada para fines ilícitos por parte de individuos o grupos que operan en el ciberespacio. Este riesgo se intensifica en un contexto donde la ciberdelincuencia está en constante evolución y aprovecha cualquier oportunidad para obtener datos personales.

Te puede interesar: La cronología de los contratos del ‘caso Koldo’: 53 millones a dedo mientras morían por covid miles de personas en España

Otro aspecto a considerar es el potencial impacto en la reputación y la seguridad personal. Una vez que una imagen del DNI se difunde en internet, el usuario queda expuesto a posibles actos de acoso, intimidación o incluso persecución por parte de individuos con intenciones maliciosas.

Además, la divulgación de la fotografía del DNI puede tener repercusiones legales, especialmente si se utiliza para fines fraudulentos o ilegales. En muchos países, la ley protege la privacidad de la información personal, y compartir imágenes del DNI sin consentimiento puede constituir una violación de la privacidad y dar lugar a sanciones legales.

Te puede interesar: El PSOE da 24 horas a Ábalos para que entregue el acta de diputado por el caso Koldo e impulsará una comisión de investigación

Ante este panorama, es crucial adoptar medidas de precaución y conciencia al utilizar las redes sociales y al compartir información personal online. En lugar de enviar una fotografía del DNI, se recomienda optar por métodos alternativos de verificación de identidad, como el uso de plataformas seguras que soliciten información específica sin la necesidad de revelar datos sensibles en su totalidad.

Asimismo, es fundamental educar a los usuarios sobre los riesgos asociados con la divulgación de información personal en internet y promover prácticas de seguridad digital, como el uso de contraseñas seguras, la verificación en dos pasos y la actualización regular de la configuración de privacidad en las redes sociales.