Qué es el poliuretano, el material que revestía la fachada del edificio de Valencia

Su alta inflamabilidad, junto con las altas rachas de viento, facilitó la rápida propagación de las llamas

Compartir
Compartir articulo
Las llamas devoran dos edificios en el barrio de Campanar, a 22 de febrero de 2024, en Valencia, Comunidad Valenciana (España). (Eduardo Manzana - Europa Press)
Las llamas devoran dos edificios en el barrio de Campanar, a 22 de febrero de 2024, en Valencia, Comunidad Valenciana (España). (Eduardo Manzana - Europa Press)

El trágico incendio que arrasó dos bloques de edificios en Valencia en la tarde del jueves 22 de febrero, ha provocado cuatro muertes, 14 desapariciones y 15 heridos, según ha detallado la alcaldesa de la ciudad, María José Catalá. Además, el suceso también ha puesto el foco sobre el riesgo latente que afecta a otros edificios: el poliuretano.

La vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia (Cogitival), Esther Puchades, afirmó a la televisión pública valenciana À Punt que la presencia de dicho material podría ser la principal causa del incendio. Explicó que su alta inflamabilidad, junto con las altas rachas de viento registradas este jueves, facilitó la rápida propagación de las llamas. Ahora bien, la experta también aseguró que, en el año 2005, cuando se construyó el bloque siniestrado, “no estaba tan extendida la mala fama del poliuretano”, dado que hoy “no se utiliza”o, al menos, no “de esa forma”.

Te puede interesar: Por qué se han quemado 14 plantas en media hora en Valencia: la rápida propagación del fuego se atribuye al material combustible de la fachada

Los servicios de Emergencias han confirmado el hallazgo de cuatro personas muertas en el interior de los edificios calcinados este jueves en el barrio valenciano de Campanar (EFE)

Qué es el poliuretano

El poliuretano destaca como uno de los materiales más versátiles y ampliamente utilizados en diversas industrias, desde la fabricación de suelas de zapatos hasta componentes automotrices y neumáticos. Este compuesto es el resultado de la reacción química entre un diisocianato y un poliol, y su susceptibilidad a la inflamación aumenta considerablemente cuando se expone a una fuente directa de fuego.

En aplicaciones residenciales, el poliuretano se emplea principalmente para el aislamiento térmico y acústico de espacios interiores, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de los edificios. En este sentido, las espumas de poliuretano utilizadas para este tipo de acciones, pueden llegar a arder muy rápidamente y a desprender humos potencialmente tóxicos.

Te puede interesar: La retransmisión del incendio en Valencia indigna a los espectadores: “Morboso, macabro e irrespetuoso”

Por qué no estaba prohibido el uso de poliuretano en las fachadas

El poliuretano fue muy un material muy utilizado en la construcción de edificios entre el año 2000 y 2010. Ahora bien, varios incendios obligaron a cambiar el Código Técnico de Edificación y a implantar modificaciones con respecto a su modo de uso. En este contexto, la industria desarrolló aditivos retardantes de llama con el objetivo de limitar el riesgo de incendio. Además, las regulaciones de construcción y de seguridad de productos suelen requerir la utilización de las mismas. Ahora, si bien lo más común es que se utilice fibra de vidrio para revestir las fachadas, si se emplea poliuretano, estas “deberían contar con barreras cortafuegos. Con esta medida, en caso de que se produzca un incendio, lo que se consigue es que las llamas no asciendan por la fachada de la forma en que ha ocurrido en este caso”, comentaba Puchades.

Ahora bien, aunque la experta insiste en que el uso del poliuretano no está prohibido en la construcción, lo sucedido en Valencia podría marcar un punto de inflexión. Así, la virulencia del incendio podría derivar en una prohibición explícita para garantizar la seguridad de las personas.