El precio de las hipotecas fijas se desploma por debajo del 3%: ¿son una buena opción ante la bajada de tipos de interés?

Santander, BBVA, Sabadell, EVO Banco e Ibercaja ofrecen préstamos a tipo de interés fijo de entre el 2,8 y el 2,9%

Compartir
Compartir articulo
Un hombre mira casas en venta en el escaparate de una inmobiliaria. REUTERS/Phil Noble
Un hombre mira casas en venta en el escaparate de una inmobiliaria. REUTERS/Phil Noble

La guerra de las hipotecas que se han declarado los bancos y la bajada de los tipos de interés prevista por el Banco Central Europeo (BCE) para el próximo verano, con la consiguiente caída del euríbor, ha desplomado el precio de las hipotecas a tipo de interés fijo por debajo del 3%. Un interés muy atractivo si se tiene en cuenta que el tipo medio al que las entidades españolas concedieron créditos hipotecarios en enero fue del 4,026%, según datos del Banco de España.

Para afrontar el escenario económico que se avecina, los bancos han cambiado de estrategia hipotecaria y han puesto en rebajas sus hipotecas a tipo fijo tras cerrar el año pasado por encima del 3% y convertirse en las preferidas de los españoles. Más de la mitad de las que se contrataron en 2023 fueron fijas, según el Instituto Nacional de Estadística.

Te puede interesar: Abaratar las hipotecas y olvidarse del euríbor dispara un 166% la refinanciación de los préstamos hipotecarios

Este cambio de tendencia es más significativo si se tiene en cuenta que “en 2022 y 2023, los bancos encarecieron sus préstamos hipotecarios a tipo fijo por el alza del euríbor y de los tipos del BCE. Pero desde finales del año pasado, el panorama ha cambiado: el euríbor está a la baja y cada vez más entidades reducen el interés de sus hipotecas fijas”, apunta Miquel Riera, experto en finanzas personales de HelpMyCash, para quien “este puede ser un buen momento para hipotecarse a un interés fijo”.

El interés cae hasta el 2,8%

Entre estos bancos que han decidido mejorar las condiciones de sus hipotecas fijas está Sabadell, que ha protagonizado la bajada más significativa. Hace un mes el TIN que ofrecía era del 3,40%, mientras que ahora lo ha reducido al 2,80%. De esta manera, una persona con una hipoteca de 200.0000 euros a 30 años tendrá una cuota hipotecaria de 821 euros, en vez de los 886 euros anteriores. Para optar a este interés hay que domiciliar la nómina o la pensión y contratar tres seguros: hogar, vida y protección de pagos.

Te puede interesar: Una de cada tres familias verá caer la cuota de sus hipotecas entre enero y marzo, estima el Banco de España

Banco Santander ofrece el mismo TIN que Sabadell en su hipoteca fija: un 2,80%. No obstante, exige más requisitos que el banco catalán a los que quieran suscribirla. Además de domiciliar la nómina, pensión o pago de autónomos; requiere usar hasta seis veces la tarjeta de crédito; contratar cuatro seguros -hogar, vida, accidentes e incapacidad-; tener el renting de un sistema se seguridad de Movistar Prosegur Alarmas y contar con una vivienda con un certificado de eficiencia energética A+, A o B.

Otra de las entidades que se ha sumado a esta estrategia es EVO Banco, que ha mejorado las condiciones de su hipoteca fija hasta bajar su interés al 2,90% TIN, cuando antes ofrecía un 3,35%. Así, la persona que firme una hipoteca de 200.0000 euros a 30 años pagará una cuota de 832 euros mensuales en vez de 881. Para ello, exige domiciliar una nómina, la prestación por desempleo o la pensión superior a 600 euros y contratar los seguros de hogar y vida.

El mismo TIN del 2,9 ofrece BBVA en su hipoteca fija para aquellos clientes que domicilien la nómina y contraten un seguro de hogar y otro de amortización de préstamos.

La última en apuntarse a las rebajas ha sido Ibercaja, que comercializa una hipoteca fija con un TIN del 2,99%. Según la entidad, con la mejora de las condiciones pretende facilitar el acceso a la vivienda a sus clientes y responder a sus necesidades de financiación en un escenario de incertidumbre sobre la evolución de los tipos de interés.

Para aplicar las máximas bonificaciones requiere domiciliar la nómina, contratar los seguros de hogar y vida, utilizar la tarjeta de crédito de Ibercaja, domiciliar los recibos habituales o realizar aportaciones periódicas a un fondo de inversión de Ibercaja. En caso de cumplir ninguno de los requisitos, el tipo de interés se mantiene en el 2,99% durante el primer año, pero después sube hasta el 3,99%.

Subvenciones de 10.800 euros y avales para la hipoteca: las ayudas que los jóvenes pueden pedir para comprar una vivienda.

¿Qué perfil de hipotecado debe contratarlas?

En el actual escenario de bajada de tipos por parte del BCE, los futuros hipotecados se preguntan qué tipo de hipoteca elegir, teniendo en cuenta que el interés de las mejores a tipo fijo es del 2,8%; de las variables, de hasta euríbor +0,7%; y de las mixtas, inferior al 3% en el tipo fijo y euríbor +0,75% en tipo variable.

La respuesta la tienen clara los expertos: “depende de la situación económica y personal del futuro hipotecado”. A juicio de Miquel Riera, para “los que manejan un presupuesto mensual y buscan tener sus finanzas bajo control, la hipoteca fija es tu mejor elección. Como sus cuotas son constantes, sabrá exactamente cuánto debe desembolsar cada mes”.

También son una buena alternativa, según el experto, para los que su solvencia económica “es ajustada y no tienen mucha capacidad de ahorro, ya que le aseguran estabilidad y le protegen de las fluctuaciones que, eventualmente, podrían llevarle a impagos”.

También son recomendables para los que no prevén un aumento en sus ingresos: “Si crees que has alcanzado tu tope salarial y no puedes hacer frente a posibles incrementos en la cuota, la hipoteca fija es, probablemente, la elección más acertada”, indica Riera.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir hipoteca es la situación del euríbor que alcanzó su punto máximo en noviembre y ha comenzado a descender, aunque aún supera el 3%.

En este contexto, para los que quieran esquivar las fluctuaciones del euríbor la hipoteca fija es la más adecuada, ya que “aunque se prevé que el euríbor siga bajando en los próximos meses, su comportamiento futuro es incierto. Y aunque baje, su valor podría mantenerse alto durante un tiempo significativo, y a lo largo de la vida de la hipoteca volverá a subir o bajar con casi toda seguridad”, advierte Riera.