Los pasos para reanudar el cobro del paro o el subsidio

El SEPE explica cuáles son esos casos en los que el ciudadano tiene derecho a suspender su prestación y cobrarla después

Compartir
Compartir articulo
Una mujer con paraguas pasa por la oficina del paro de Paseo de las Acacias.
Una mujer con paraguas pasa por la oficina del paro de Paseo de las Acacias.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) proporciona una guía para aquellos beneficiarios de prestaciones por desempleo que, bajo ciertas circunstancias, pueden optar por suspender temporalmente dicha asistencia económica para retomarla posteriormente. Esta opción resulta crucial en momentos donde los ciudadanos enfrentan cambios en su situación laboral que les permiten volver al mercado de trabajo aunque sea de manera transitoria.

Según ha informado el SEPE, para solicitar la reactivación de la prestación, es requisito indispensable que el solicitante se encuentre registrado como demandante de empleo y haya reestablecido el compromiso de actividad con el organismo. A este requerimiento se suma el plazo de 15 días hábiles tras la finalización del motivo por el que se dio la suspensión, durante el cual el beneficiario debe iniciar el proceso de solicitud de reanudación.

Te puede interesar: Cuándo puedes volver a cobrar el paro si has finalizado un contrato de corta duración

Las vías para llevar a cabo este trámite son dos: mediante la Sede Electrónica del SEPE o de forma presencial en las oficinas del servicio. Para aquellos que prefieran la opción digital, será necesario contar con un certificado digital, Cl@ve PIN o DNI electrónico. Una vez se posea alguno de estos métodos de identificación, los usuarios deben dirigirse al apartado ‘Solicitud de prestaciones’ dentro de la página. Por otro lado, la solicitud presencial requiere una cita previa, la cual se puede agendar a través del sitio web del SEPE o llamando al número de atención 24 horas (91 273 83 84), ofreciendo así flexibilidad a los ciudadanos para elegir el método que mejor se adapte a sus necesidades.

Este proceso de reanudación, detallado en el sitio web del SEPE, tiene como finalidad garantizar que los ciudadanos que hayan encontrado trabajo de manera temporal y luego vuelvan al desempleo, puedan continuar recibiendo el apoyo económico basado en el tiempo que originalmente les fue adjudicado pero quedó pendiente por cobrar. Es una medida que resalta la adaptabilidad del sistema de prestaciones ante las variaciones en la situación laboral de los beneficiarios, proporcionando un soporte continuo en sus periodos de búsqueda activa de empleo.

En definitiva, la posibilidad de suspender y posteriormente reanudar las prestaciones por desempleo, bajo ciertas condiciones y siguiendo un proceso específico, refleja el compromiso del SEPE por ofrecer soluciones que se ajusten a las diferentes realidades laborales de los ciudadanos. Al facilitar la gestión a través de medios digitales y presenciales, el organismo busca simplificar los trámites para asegurar que el apoyo económico sea efectivamente aprovechado por aquellos que temporalmente vuelven al mundo laboral, manteniendo así una red de seguridad para cuando sea necesario reincorporarse a la búsqueda activa de empleo.

Te puede interesar: ¿Cuál es el tiempo mínimo que debes cotizar para poder cobrar el paro?

Cuándo se puede reanudar el paro o un subsidio

Para solicitar la reanudación del paro o un subsidio evidentemente tiene que darse una suspensión anterior. El SEPE explica en su página web cuáles son esos casos en los que el ciudadano tiene derecho a suspender su prestación y cobrarla después:

  • El traslado de la residencia al extranjero tras solicitarlo al SEPE y con la autorización del organismo por un periodo inferior a 12 meses y para “la búsqueda o realización de trabajo, perfeccionamiento profesional o cooperación internacional”.
  • La estancia en el extranjero por un periodo máximo de 90 días cada año, aunque con autorización del SEPE.
  • Las situaciones de maternidad o paternidad.
  • El cumplimiento de una condena privativa de libertad.
  • La realización de un trabajo por cuenta ajena de menos de 12 meses de duración.
  • La realización de un trabajo por cuenta propia por menos de 24 meses (con indiferencia de si ha causado alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social) o superior a 24 meses e inferior a 59 meses si el ciudadano se da de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.