El Girona emula al Depor del 2000: el rival no tan ‘grande’ que puede arrebatar el liderato al Real Madrid en el Bernabéu

La situación de este sábado, en la que el conjunto merengue se juega el liderato con un equipo que no es ni Barcelona ni Atlético de Madrid, no se ha repetido desde el 14 de octubre del año 2000

Guardar

Nuevo

Joselu, del Real Madrid, disputa el balón con Aleix García, del Girona. (REUTERS/Albert Gea)
Joselu, del Real Madrid, disputa el balón con Aleix García, del Girona. (REUTERS/Albert Gea)

Este sábado el Santiago Bernabéu será testigo de un enfrentamiento decisivo por el liderato de LaLiga, en un duelo que enfrentará al Real Madrid de Carlo Ancelotti y al Girona de Míchel. Los locales encabezan la clasificación con 58 puntos, seguidos de cerca por los 56 del conjunto visitante. Un duelo sorprendente en la jornada 24 que evidencia la buena temporada del Girona, que se ha convertido, sin duda, en el equipo revelación esta temporada, cediendo únicamente los tres puntos en una ocasión en esta campaña, precisamente, frente al equipo merengue en el partido de la primera vuelta.

Sin embargo, lo que hará reseñable el partido de hoy en la historia de esta competición, es el hecho de que un equipo distinto a los gigantes habituales, como el Barcelona o el Atlético de Madrid, disputen el liderato en una jornada tan avanzada de la competición. De hecho, desde que se implantó el sistema de los tres puntos en la temporada de 1995/96, rara vez se ha repetido esta situación en la que un equipo ‘menor’ se encuentre en esta posición de privilegio.

Te puede interesar: La NFL aterrizará en el Santiago Bernabéu para acoger un partido de la liga regular en 2025

Para revivir un escenario similar hay que remontarse al 14 de octubre del año 2000, jornada 5 de la temporada 2000/2001. Entonces, el Real Madrid marchaba líder de la clasificación con 11 puntos, seguido de cerca por el Valencia y el Deportivo de La Coruña, ambos con diez puntos. Aquella vez, el Real Madrid se enfrentó al Deportivo en el Santiago Bernabéu en un contexto muy parecido. El partido se saldó con victoria local por 3-0. Sin embargo, siendo en una fase tan temprana de la competición, resta comparación directa con el choque de este sábado.

Un partido de Copa del Rey de la temporada 1999/2000 en el que se enfrentaban Real Madrid y Deportivo de La Coruña (Getty)
Un partido de Copa del Rey de la temporada 1999/2000 en el que se enfrentaban Real Madrid y Deportivo de La Coruña (Getty)

Los pocos precedentes indican que el dominio de este deporte ha estado usualmente en manos de pocos, un dúo conformado por el Real Madrid y el FC Barcelona. Pues se dan muchas más ocasiones en las que el Real Madrid se jugaba el liderato en un Clásico en el Bernabéu, de hecho, le arrebató la primera posición a su rival en más de una ocasión (lo hizo contra el Barcelona el 25 de octubre de 1953, el 15 de febrero de 1959, el 29 de noviembre de 1959, en esos encuentros todavía no se había implantado el sistema de los tres puntos; el 22 de octubre de 1988 y, por última vez, el 1 de marzo de 2020).

Enemigos, pero viejos conocidos

Entre los protagonistas del encuentro de este sábado, algunos jugadores del Girona llevan consigo historias que entrelazan ambos clubes. Miguel Gutiérrez, Yan Cuoto y Savinho tienen distintos tipos de ‘lazos’ con el Real Madrid. Destacable el caso del primero de ellos. Formado en las canteras del Real Madrid y con un ascenso hasta el primer equipo, Gutiérrez tiene contrato con el Girona hasta 2027. Sin embargo, el club blanco maneja el 50% de sus derechos, lo que abre la posibilidad a una compra este verano por ocho millones de euros, una cantidad asequible y muy por debajo del resto de clubes (cualquiera que no sea el Madrid tendría que abonar una cláusula de 35 millones). El defensa ya rechazó ofertas de la Premier, y a día de hoy tiene claro su futuro: o vuelve al Real Madrid o cumple su contrato en el Girona.

Te puede interesar: Jon Rahm, único español entre los 10 deportistas mejor pagados del mundo: gana más de 200 millones al año

Por su parte, Yan Cuoto pertenece al Manchester City, y el Madrid solo maneja informes. Sin embargo, el brasileño ha confesado sentir simpatía con el club blanco. Misma situación la de Savinho, quien en más de una ocasión ha revelado que el club merengue siempre le ha gustado, aún más cuando su ídolo, Rodrygo, juega ahí. Nunca ha ocultado que le gustaría jugar con él.

Así, el partido entre el Real Madrid y el Girona no es solo crucial por sus implicaciones en la tabla de posiciones. También es un reflejo del cambio y la imprevisibilidad que a veces nos regala el deporte rey.