Los dos meses del año preferidos por los españoles para cambiar de trabajo: enero es uno de ellos

La desmotivación laboral, la conciliación familiar y la posibilidad de teletrabajar son las principales causas para cambiar de empleo

Compartir
Compartir articulo
Entrada de una Oficina de Empleo, a 2 de junio de 2023, en Madrid (España). Eduardo Parra / Europa Press.
Entrada de una Oficina de Empleo, a 2 de junio de 2023, en Madrid (España). Eduardo Parra / Europa Press.

La llegada del nuevo año es uno de los periodos preferidos por los españoles para cambiar de trabajo, y el inicio del curso en septiembre, el otro. En ambos aumenta la rotación laboral, que en 2022 rondó un 17% de media, según recoge un informe de Randstad Research.

La elección de ambas fechas se debe a que son momentos de cambio y de “reflexión personal”, apuntan los expertos. “En estos periodos de cierre temporal suelen hacerse reflexiones sobre el tipo de vida que tenemos y el planteamiento de futuro”, señala Manel Fernández Jaria, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Te puede interesar: Adiós al currículum tradicional: este es el diseño más eficaz para encontrar trabajo hoy

Otro factor que influye en la elección de estas fichas es el planteamiento de objetivos: “Dentro de los objetivos de año nuevo suelen incluirse hitos relacionados con la carrera profesional, como encontrar un trabajo mejor, obtener un ascenso o iniciar una formación”, argumenta Manel Fernández.

A ello se suma un cambio de prioridades en las personas, ya que el inicio de año “es uno de los momentos en los que se deduce que es hora de buscar un trabajo que se alinee con tus valores, intereses o necesidades, que han ido evolucionando”, apunta el profesor.

El cuarto catalizador son las nuevas oportunidades laborales, ya que muchas empresas empiezan nuevos proyectos o planes estratégicos con el cambio de año, lo que puede generar nuevas oportunidades de trabajo.

Los detonantes del cambio

En cuanto a la motivación que lleva a los trabajadores a cambiar de empresa, la principal causa es encontrar una oportunidad laboral mejor en otra compañía (77%), el riesgo de trabajar en un sector que está en crisis (31%) o el hecho de que no les suban el sueldo (24%).

Pero las causas no son solo económicas, existen detonantes psicológicos que van ganando fuerza. Enrique Baleriola, profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC y experto en psicología social del trabajo, apunta seis. Entre ellos, la desmotivación, la conciliación familiar y el teletrabajo, este factor es clave sobre todo entre las generaciones más jóvenes.

Pero también es importante conseguir un buen clima laboral, buscar mejores oportunidades en el desarrollo personal, cómo tener más recorrido para acabar teniendo más responsabilidad, y, la mejora del sueldo. “Considerar que en la empresa en que trabajamos ya hemos llegado al punto máximo de sueldo es un factor de desmotivación y será uno de los motivos principales que nos lleve a querer cambiar”, apunta Baleriola.

Adiós al currículum tradicional: este es el diseño más eficaz para encontrar trabajo hoy

Jóvenes más arriesgados y con menos compromisos

A pesar de la preferencia de los trabajadores por cambiar de empresa en enero y septiembre, en los últimos años se ha detectado que las nuevas generaciones están menos inclinados a llevar a cabo un cambio laboral en fechas concretas, sino cuando les sale una oferta más atractiva en la que se priorice, sobre todo, el equilibrio entre su vida laboral y personal.

“Los jóvenes cambian en función de su pirámide de necesidades, que pasa por priorizar la flexibilidad laboral, el sueldo y las compensaciones, la cultura de empresa y el bienestar social y los cambios en el mercado laboral y en la economía general, sobre todo durante épocas de crisis”, señala Enrique Baleriola.

A su juicio, hay que tener en cuenta que los jóvenes son más arriesgados, tienen menos compromisos y responsabilidades que los adultos. Así, “la década de los 20-30 es cuando la gente cambia más de trabajo. No les importa moverse a otro punto del país o irse al extranjero, porque no están tan arraigados. Cuando el trabajador tiene más edad busca más la estabilidad, la calma o la especialización dentro de la propia empresa”, indica.

No obstante, también hay elementos que impulsan a los trabajadores de mayor edad al cambio, entre ellos un cambio vital personal, como sufrir una separación y querer empezar de cero; una crisis económica o un cambio forzado, como el cierre de una empresa.

En cuanto a las señales que indican a una persona que es el momento de cambiar de trabajo Baleriola señala que son “cuando te das cuenta de que, hagas lo que hagas, tu situación personal y psicológica no tiene indicios de cambiar, ya sea por motivos que vienen de la empresa o por cuestiones personales”.