El número cuatro del mundo, con Jon Rahm y contra el PGA: “Nos ven como mano de obra, sin los jugadores no hay nada”

Viktor Hovland se ha atrevido a criticar abiertamente al circuito tradicional del golf, a pesar de seguir formando parte de él, tras la salida del español rumbo al LIV Golf: “La dirección no ha hecho un buen trabajo”

Compartir
Compartir articulo
Viktor Hovland y Jon Rahm en el Masters de Augusta (REUTERS/Mike Blake)
Viktor Hovland y Jon Rahm en el Masters de Augusta (REUTERS/Mike Blake)

La decisión de Jon Rahm de cambiar el PGA Tour, el circuito tradicional del golf, por la nueva alternativa avalada por Arabia Saudí, el LIV Golf, sigue dando de qué hablar. La nueva etapa que va a iniciar el número tres del mundo, deportista español mejor pagado y tercero a nivel mundial, ha suscitado comentarios de todo tipo. Por supuesto, sus propios compañeros de profesión han opinado al respecto, ya que el movimiento ha sido de un calado innegable, sobre todo en el aspecto económico.

Hay quienes no perdonan al vasco por haber elegido modernidad frente a tradición, como es el caso del estadounidense Fred Couples. Sin embargo, a Rahm también le están saliendo defensores incluso dentro del propio PGA. Su más inmediato perseguidor en la clasificación mundial, el noruego Viktor Hovland, ha decidido romper una lanza a su favor. Criticando, sin tapujos y a pesar de seguir el calendario golfístico de toda la vida, al organismo cuyos torneos disputa.

Te puede interesar: Un ganador del Masters de Augusta carga contra Jon Rahm

“Sería demasiado tonto criticar a los jugadores por irse. Después de todo, sólo nos enteramos de lo que aparece en los medios de comunicación y no tenemos la versión de todas las partes. Entiendo totalmente por qué se fue. Eso es mucho, mucho dinero. Más aún cuando la dirección del PGA Tour ha hecho tan mal trabajo”, ha asegurado Hovland, ganador de la última FedEx Cup, en una entrevista con la delegación noruega de Eurosport.

El vizcaíno Jon Rahm es consciente del "cambio al mundo del golf" que ha supuesto su reciente adhesión a partir de la próxima temporada al LIV Golf, la liga financiada por el gobierno de Arabia Saudí. "Estoy bajo instrucciones muy estrictas de no hacer actos públicos por el cambio que le he dado al mundo del golf la ultima semana", dijo Rahm, tras ser reconocido este miércoles en Bilbao con el premio 'Dama Bilbaína 2023' que otorga la Sociedad Bilbaína -club privado fundado en 1839 que cuenta con alrededor de mil socios- en reconocimiento a su trayectoria deportiva.

Hovland ha querido aclarar: “No me quejo de la posición en la que estoy y estoy muy agradecido por todo”. Aun así, no se muerde la lengua ni un ápice. “Pero la dirección no ha hecho un buen trabajo. Creo que ven a los jugadores como mano de obra y no como parte de sus miembros. Todos formamos parte del PGA Tour y sin los jugadores no hay nada”, protesta el ganador de hasta seis torneos del PGA.

Te puede interesar: La decisión de Alcaraz para empezar 2024

Hovland en la última Ryder Cup (REUTERS/Carl Recine)
Hovland en la última Ryder Cup (REUTERS/Carl Recine)

“Luego ves lo que sucede de puertas para adentro, cómo la dirección realmente toma decisiones que no son las mejores para los jugadores, sino las mejores para ellos mismos… Después de todo, no son golfistas profesionales, sino empresarios que dicen cómo deben hacerse las cosas. Hay mucha arrogancia detrás de todo esto”, considera también el de Oslo.

“No creo que su producto sea tan bueno”

A pesar de todo, Hovland tiene claro que él va a seguir perteneciendo al PGA, a diferencia de Rahm, Phil Mickelson y Sergio García, entre otros golfistas. “No creo que su producto sea tan bueno. No soy muy partidario de, por ejemplo, jugar sin corte. Necesitas la competición con 150 jugadores y un corte. Si no juegas lo suficientemente bien, estás fuera. Hay algo en esto que hace que tu juego sea un poco más perspicaz. Si me hubiera ido al LIV, no creo que me hubiera convertido en un mejor golfista. Y ahí se acaba la discusión”, afirma.

Jon Rahm en el último partido del Athletic (REUTERS/Vincent West)
Jon Rahm en el último partido del Athletic (REUTERS/Vincent West)

En estos momentos, Tiger Woods se ha convertido en el gran abanderado del PGA ante la fuga de talentos que está sufriendo. El plazo para llegar a un acuerdo con el LIV Golf finaliza el 31 de diciembre, con el ánimo de que esto sea posible y el conflicto entre ambos tours acabe.