Madrid exige una reunión a Óscar Puente después de tres descarrilamientos en los últimos días: “¿A qué espera para hacer algo?”

El nuevo ministro de Transportes ha tenido que apagar una huelga en sus primeros días y ahora tiene a Isabel Díaz Ayuso urgiendo a solucionar este problema. Los usuarios, los grandes afectados

Compartir
Compartir articulo
Decenas de personas afectadas esperan tras una incidencia en la estación madrileña de Chamartín. (EFE/ Kiko Huesca)
Decenas de personas afectadas esperan tras una incidencia en la estación madrileña de Chamartín. (EFE/ Kiko Huesca)

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha vuelto este viernes a pedir una reunión de urgencia con el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, para abordar la situación de las Cercanías de Madrid que, a su juicio, “se va deteriorando día a día” y suma tres descarrilamientos en trece días.

“Ya son tres en menos de dos semanas. ¿A qué espera el Gobierno de Pedro Sánchez para hacer algo?”, ha escrito el consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras madrileño, Jorge Rodrigo, en una publicación en la red social X (antes Twitter).

La circulación de trenes estuvo este viernes parcialmente interrumpida desde a las 00:50 horas, cuando un tren de Cercanías de Renfe que realizaba el recorrido entre las estaciones Aeropuerto-Príncipe Pío sufrió la salida de vía de un eje a la entrada de la estación de Atocha, lo que obligó a circular en vía única en el tramo Atocha- Recoletos.

Tras el incidente, en el que no hubo heridos, el servicio ferroviario quedó restablecido por las dos vías a las 06:44 horas después de la reparación parcial de la infraestructura dañada, lo que permitió recuperar el servicio habitual en Cercanías y en los trenes de media y larga distancia que circulan por este tramo, indicó Renfe en una nota.

Cercanías en la estación de Puerta de Atocha-Almudena Grandes. (Fernando Sánchez/Europa Press)
Cercanías en la estación de Puerta de Atocha-Almudena Grandes. (Fernando Sánchez/Europa Press)

“Se deteriora día a día”

El martes pasado, tras el segundo descarrilamiento en vísperas del comienzo del puente de la Constitución, el consejero madrileño ya reclamó una “reunión urgente” con Puente para que se tomen medidas con el fin de “garantizar la seguridad” de Cercanías Madrid, cuyo servicio, según Rodrigo, “se va deteriorando día a día”.

Ese día un tren de la línea C10 procedente de Villalba se salió de la vía sobre las 14:20 horas cuando iba a efectuar su entrada en Atocha.

Aunque no hubo heridos de consideración, de los 180 viajeros que iban en el tren, cinco tuvieron que ser atendidos por dolor lumbar y contusiones, de los cuales tres fueron trasladados a hospitales para valoración, según señaló Emergencias Madrid.

El primero de los tres descarrilamientos ocurrió el pasado 26 de noviembre. Ese día la estación de Recoletos permaneció cerrada tras salirse de la vía un tren Intercity y el servicio de Cercanías de Madrid se prestó con demoras hasta el día siguiente.

(Información elaborada por EFE)