Las mejores series de Norman Lear, el padre de la sitcom norteamericana

El legendario productor ha fallecido a los 101 años de edad, dejando tras de sí un gran legado televisivo

Compartir
Compartir articulo
FILE PHOTO: Television producer Norman Lear poses for a portrait in New York, U.S., October 12, 2016. REUTERS/Lucas Jackson/File Photo
FILE PHOTO: Television producer Norman Lear poses for a portrait in New York, U.S., October 12, 2016. REUTERS/Lucas Jackson/File Photo

La historia de la televisión americana, y en concreto de la sitcom estadounidense, no puede entenderse sin la figura de Norman Lear, productor, guionista y creador de más de 100 obras. Toda una leyenda de la televisión y considerado por muchos el padre de la sitcom moderna. Series como Seinfeld, Malcolm, El príncipe de Bel-Air, Friends o Cómo conocí a vuestra madre no existirían de no ser por las muchas series que se encargó de producir Lear en los años 70, por lo que su importancia es capital.

Lear ha fallecido a los 101 años, dejando tras de sí un gran legado televisivo que no han dudado en agradecerle grandes figuras del mundo del espectáculo. Las de Lear fueron de las primeras en abordar todo tipo de problemas políticos, culturales y sociales de la época, como el aborto, el racismo, la homofobia o la guerra de Vietnam, incluso la violación de uno de los personajes protagonistas, como sucedía en Todo en familia durante dos episodios de 1977. En definitiva, todo un pionero a la hora de reinventar un medio que por aquel entonces no se pensaba que fuera a tener la popularidad de la que goza hoy día, llegando a superar incluso el cine. Es por ello que, con motivo de su fallecimiento, repasamos algunas de las grandes series que dejó para la posteridad.

Te puede interesar: La serie británica que mejor retrata el auge de la ultraderecha en Europa

Todo en familia

La primera de las grandes series que crearía Lear sería All in the family, que llegó a nuestro país como Todo en familia. Basándose en la serie británica ‘Til Death Us Do Part, contaba la historia de Archie Bunker (Carroll O’Connor), un excombatiente de la II Guerra Mundial bastante chapado a la antigua pero que con el tiempo irá ablandando su corazón, sobre todo gracias a su esposa Edith y a la relación con su hija Gloria, que está saliendo con un hippie que pondrá a prueba su carácter. Todo en familia fue durante los primeros años de la década de los 70 la serie más vista en toda Estados Unidos, por lo que sobra decir lo importante que fue en los albores de la televisión moderna.

Imagen de 'Todo en familia'
Imagen de 'Todo en familia'

Maude

Muy relacionada con Todo en familia estaba Maude, uno de los primeros ejemplos de serie spin-off, y eso que estamos hablando de principios de los años 70. Porque esta obra estaba centrada en un personaje relativamente recurrente de la anterior serie, la prima de Edith Bunker. En contraposición al protagonista de Todo en familia, Maude (Beatrice Arthur) es una mujer liberal, demócrata y que apoya las causas feministas de la época, como la legalización del aborto. Aunque su carácter le juega más de una mala pasada con su cuarto marido con su icónica frase “Dios te castigará por eso, Walter”, Maude consigue sobrevivir al ajetreo de Nueva York y los turbulentos cambios sociales de los años 70.

Imagen de 'Maude'
Imagen de 'Maude'

Los Jefferson

Otro de los personajes de Todo en familia que terminaría haciéndose con su propia serie fueron los Jefferson, quienes aparecieron en el octavo episodio de la primera temporada. Así conocíamos a Louis y George Jefferson, los padres de una familia afroamericana trabajadora que terminaría contando sus propias historias desde 1975, y de nuevo con Norman Lear como productor ejecutivo de la serie. Aunque terminaron de forma abrupta, Los Jefferson es una de las series más longevas de la televisión norteamericana protagonizada por afroamericanos, y su importancia fue tal que incluso tuvieron un pequeño homenaje en forma de guiño hacia la familia en El príncipe de Bel Air.

Imagen de 'Los Jefferson'
Imagen de 'Los Jefferson'

One Day at a Time

Como venimos comentando, Norman Lear apostó por llevar a la pantalla modelos de familia fuera de lo tradicional e ilustrar así el proceso de cambios socioculturales que esta viviendo el país, no solo en términos de integración sino también de independencia femenina. Con One day at a time conocimos a Ann Romano, una mujer divorciada que se marcha a Indianápolis a criar a sus dos hijas adolescentes, sin por ello renunciar a su carrera profesional como abogada. La serie tuvo más de 200 episodios durante nueve años e incluso obtuvo un reboot hace unos años, de nuevo de la mano de Norman Lear.

Imagen de 'One Day at a time'
Imagen de 'One Day at a time'

Good Times

Por último, pero no menos importante, está Good Times. Si Maude ya era un spin-off de Todo en familia, esta serie haría lo propio con Maude, sirviéndose del personaje de Florida Evans, limpiadora en casa de Maude Findlay. Eso sí, la serie cambiaba algunos elementos, como ambientar la historia en Chicago y no en Nueva York. Allí conviven los Evans, en un barrio humilde con sus tres hijos, J.J., Thelma y Michael.

Imagen de 'Good times'
Imagen de 'Good times'