Bellingham se lleva el Golden Boy y bate el récord histórico de Mbappé: “Es el ‘Rey Midas’ del fútbol”

El futbolista inglés se convierte en el mejor jugador Sub-21 del año con el 97% de los votos, superando el anterior registro del jugador francés

Compartir
Compartir articulo
Jude Bellingham posa con el Golden Boy 2023 (Real Madrid).
Jude Bellingham posa con el Golden Boy 2023 (Real Madrid).

Italia coronó a un inglés con un premio a jugador para tener en cuenta en el futuro, pero que ya es presente. Jude Bellingham se llevó el Golden Boy que le acredita como el mejor jugador Sub-21 del año. Ganador con 485 votos sobre 500, récord histórico, recibió su premio de las manos de Massimo Franchi, creador del galardón. “Mismo porcentaje de votos que tuvo Mbappé. Pero, cuidado, en la edición del francés votaron 30 periodistas, no 50 como en la de Bellingham”, afirma el italiano. “Estoy disfrutando muchísimo el honor de juntarme a este prestigioso grupo de futbolistas, los Golden Boy. He trabajado con grandes jugadores desde mis comienzos, en la academia del Birmingham, y esta fue una gran suerte. Sentí siempre la responsabilidad de guiar al equipo para llegar a la victoria”, manifestó el jugador inglés.

El exjugador del Borussia Dortmund se llevó dos réplicas del trofeo: el de siempre y el otorgado por los lectores de la web del periódico, que recibió tres millones de votos. “Muchas gracias. No creo que sea el mejor. Es un honor que se hable de mí para el Balón de Oro. Estoy en el mejor equipo del mundo. Jugamos para ganar en cada partido. Es un placer jugar en el Real Madrid. La presión es fuerte tanto en la selección como en el equipo. Todos los jugadores con los que juego son top y tengo una lista muy grande de ídolos. Una gran influencia para mí fue Wayne Rooney”, manifiesta.

Te puede interesar: Rodrygo entra en la historia del Real Madrid en Champions y se convierte en la solución contra el ‘virus FIFA’

El ‘Rey Midas’ va de récord en récord

El Real Madrid ganó por 0-3 en Cádiz con una gran actuación de Rodrygo.

Se convierte en el primer jugador del Real Madrid que se lleva el premio vistiendo de blanco. Además, en esta edición la entidad madridista también ha vencido en la categoría femenina, que ha ido a parar a la colombiana Linda Caicedo, ausente de la gala debido a la grave lesión que sufrió recientemente. “Si yo pienso que en el 2005 ganó un tal Lionel Messi, que ha ganado 8 Balones de oro, sería arriesgado decir que Bellingham es el mejor de todos. ¿Bellingham ganará 8 Balones de Oro?, ¿uno?, ¿tres?; no sé. Mbappé por el momento no ha ganado ninguno, pero es campeón del mundo. Tiene todas las bases, tiene un cemento armado excelente para llegar a serlo, pero a ver qué pasa a partir del próximo mes de enero en adelante. Por el momento es el ‘rey Midas’ del fútbol. Toca algo y lo convierte en oro.

Te puede interesar: La intrahistoria de la memorable noche de Nico Paz con el Real Madrid en Champions: “Llámalo ya”

Aterrizó en Madrid siendo un desconocido para quienes no siguieran la Bundesliga, pero el precio pagado por el Real Madrid -más de 100 millones de euros-, le dio la condición de fichaje del verano a un chico que tan solo tenía 19 años cuando se llevó a cabo la operación. El miedo escénico de jugar en el Santiago Bernabéu, la presión del precio de su fichaje, la exigencia de la camiseta del Real Madrid… nada ha podido frenar a un Bellingham que ha dado tardes de diversión a la parroquia madridista.

Su cara copa todas las portadas, su camiseta agota las existencias de la tienda y sus goles levantan al público del Bernabéu. Los números le hacen entrar en otra galaxia. Esa que antes habitaba un futbolista portugués capaz de llenar el Santiago Bernabéu el día de su presentación: Cristiano Ronaldo. Ni siquiera el jugador luso aguantó el ritmo goleador del inglés. Ronaldo celebró diez goles y dio un pase de gol en su primera decena de partidos en Madrid. En otras palabras, participó directamente en once goles, dos menos que Bellingham en el mismo número de encuentros disputados, que ha dejado su sello en trece.