Quién es Francisco Galindo Vélez, el diplomático salvadoreño que PSOE y Junts han escogido como verificador

Experto en crisis humanitarias y conflictos internacionales, Galindo Vélez posee una larga trayectoria en Naciones Unidas

Compartir
Compartir articulo
Francisco Galindo Vélez (d) junto al príncipe Alberto de Mónaco (Principado de Mónaco)
Francisco Galindo Vélez (d) junto al príncipe Alberto de Mónaco (Principado de Mónaco)

Francisco Galindo Vélez es un destacado abogado salvadoreño con una extensa trayectoria en el ámbito diplomático. Licenciado en Ciencias Jurídicas y Políticas y con un máster en Liberal Arts de la New York University, su perfil ha sido seleccionado por PSOE y Junts para ejercer como verificador en la mesa de diálogo entre ambas formaciones, una pieza clave en el acuerdo político que sostiene la presidencia de Pedro Sánchez y que es férreamente rechazada por el PP, Vox y parte de la sociedad española.

Galindo Vélez cuenta con un vínculo estrecho con Naciones Unidas, así como con varias organizaciones especializadas en la defensa de los derechos humanos. Su experiencia incluye importantes cargos diplomáticos como embajador de El Salvador en Bogotá y en París, además de un papel fundamental como representante para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en diversas naciones. Con estudios de posgrado en instituciones académicas de prestigio como la Universidad de Ginebra y el Instituto de Altos Estudios Internacionales de esa ciudad -donde reside actualmente-, Galindo posee una formación sólida y un conocimiento profundo del derecho internacional y la mediación de conflictos.

Te puede interesar: PSOE y Junts inauguran sus reuniones periódicas tras la investidura con posiciones en las antípodas, pero condenados a entenderse

Su eficacia quedó demostrada en la gestión de crisis humanitarias, como en la de los refugiados de Tayikistán, en 2005, donde coordinó la respuesta ante la llegada de población afgana que huía del conflicto armado en su país. Además, pese a no haber tenido una participación directa en los procesos de paz de El Salvador o con las guerrillas colombianas, su habilidad como diplomático se hizo patente en dolorosos contextos de posguerra y en su labor en Colombia, donde defendió la firma de los acuerdos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC.

Un perfil neutral

El proceso de diálogo en que participa está fundamentado en el marco de los acuerdos alcanzados entre el PSOE y JxCat para la investidura de Sánchez. Su papel, eminentemente neutral, es asegurar la veracidad y transparencia de este mecanismo bilateral.

Te puede interesar: Santos Cerdán, la mano izquierda de Sánchez que solo pudo nacer en un pueblo llamado Milagro

La idoneidad de su perfil como verificador, dada su experiencia en derechos humanos y situaciones de refugiados, puede ser motivo de debate al tratarse de un conflicto de soberanías dentro de Europa. Sin embargo, la prudencia y discreción inherentes a su rol están en sintonía con las necesidades de este proceso, donde su objetivo será facilitar la comunicación y resolución de tensiones sin influir directamente sobre ellas.

Galindo Vélez ha demostrado tener una voz consciente y solidaria en temas globales, defendiendo procesos de paz y la necesidad de una integración nacional e internacional efectiva para alcanzar la reconciliación y la convivencia pacífica. Su papel como verificador en las reuniones entre PSOE y Junts per Catalunya lo sitúan en una posición única para aportar su habilidad y experiencia diplomática en los delicados equilibrios de la política española actual. En un conflicto donde no se busca tanto la paz como el entendimiento, Francisco Galindo Vélez llega como un factor de experiencia ante este complejo escenario político.