Uno de los miradores más impresionantes de España: una plataforma de piedra suspendida en el vacío

Para acceder a ella tan solo hay que realizar una sencilla ruta a través de un paisaje que quita el aliento

Compartir
Compartir articulo
Mirador de Zamariain, Navarra (selvadeirati.es).
Mirador de Zamariain, Navarra (selvadeirati.es).

La Selva de Irati es uno de los parajes naturales más bonitos de España. Durante todo el año se puede apreciar un paisaje de ensueño, pero en el otoño, sus valles y montañas se tiñen de dorado y naranja creando una estampa insuperable. A su vez, son muchos los rincones mágicos que incluye, los cuales se pueden descubrir gracias a las sendas que recorren todo su entorno. Una de las más impresionantes es la que conduce a uno de los miradores más sorprendentes de España.

Este se conoce como el mirador de Zamariain, que enclavado en el Valle de Azkoa ofrece una de las mejores vistas de toda Navarra. Sin embargo, si por algo destaca, más allá de la panorámica que brinda, es por su disposición, pues se trata de una pequeña plataforma de piedra suspendida en él vació. Esto lo convierte también una de las terrazas más extremas de nuestro país. Para descubrirla tan solo hay que realizar una sencilla ruta que es ideal para hacer en familia.

Te puede interesar: El impresionante Parador ubicado en la ciudad del motor de Aragón: está en un castillo del siglo XII

El sendero, de dificultad baja, cuenta con una distancia de casi siete kilómetros en sentido circular. El viajero, durante aproximadamente dos horas, puede descubrir un paisaje que gracias a sus bellos colores le atrapa en un viaje único. Todo ello, acompañado por el murmullo constante del río Irati y la presencia de picos como el Corona, el Larrogain, la Higa de Monreal y la Peña de Izaga.

Mirador de Zamariain, Navarra (Shutterstock).
Mirador de Zamariain, Navarra (Shutterstock).

Un paisaje que no se olvida

La ruta del mirador de Zamariain tiene su punto de partida en la localidad de Garairoa. Desde su plaza, el viajero emprende esta experiencia en un sendero señalizado en todo momento, por lo que no hay pérdida ninguna. Así, a través de un entorno dominado por la vegetación propia de la región se llega en apenas una hora al ansiado mirador. Aquí el bosque se abre para ofrecer uno de los secretos mejor guardados de Navarra.

Te puede interesar: Una de las joyas del gótico en Europa: una catedral de más de 150 metros de altura donde descansan los restos de los Reyes Magos

Montañas, extensos valles, el río Irati y el robledal de Betelu constituyen una imagen de postal que se recordará de por vida. Además, si no se tiene vértigo, los más atrevidos pueden fotografiarse asomándose al precipicio. El mirador de Zamariain es el final de esta preciosa ruta, por lo que para volver a Garairoa tan solo hay que deshacer lo andado.

El pueblo de Bielsa se encuentra dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

A su vez, si se hace con niños, hay que tener especial cuidado en la zona del mirador. Cabe destacar también que si no se desea hacer la ruta al completo, a mitad de recorrido se sitúa un aparcamiento donde se puede dejar el vehículo.

Cómo llegar a Garairoa

Desde Pamplona, el viaje es de alrededor de 1 hora por las carreteras de Aoiz/NA-150 y carretera del Irati / NA-2040. Por su parte, desde Sos del Rey Católico el trayecto tiene una duración de 1 hora y 20 minutos por las vías de Longuida, avenida de Aoiz y la NA-150.