El rey llama en el Congreso a “cumplir la Constitución” y a “buscar siempre el bien común de todos los españoles”

Los reyes y la heredera al trono han presidido la Apertura Solemne de la XV Legislatura en el Congreso

Compartir
Compartir articulo
Felipe VI llega al Congreso de los Diputados. (EFE/ Chema Moya)
Felipe VI llega al Congreso de los Diputados. (EFE/ Chema Moya)

Apenas un mes después de la jura de la Constitución de la princesa Leonor en su 18 cumpleaños, los reyes y la heredera al trono han presidido la Apertura Solemne de la XV Legislatura en el Congreso. En su discurso pronunciado este miércoles, Felipe VI ha recordado a sus señorías que su “obligación es desempeñar las funciones constitucionales encomendadas, buscando siempre el bien común de todos los españoles”.

En medio de un contexto político marcado por la ley de amnistía a los encausados por el procés catalán, pactada entre el PSOE y los independentistas, el monarca ha aprovechado esta cita para reivindicar nuevamente “el profundo significado de aquel gran pacto entre los españoles” que, lejos de “mirar atrás con nostalgia”, supone “una orgullosa y consciente reafirmación de nuestras mejores capacidades como país y del mejor logro que ordena, en nuestros días, la vida de la sociedad española: la Constitución”. Es por ello que ha llamado a “honrar su espíritu, respetarla y cumplirla, para hacer efectiva la definición de España como un Estado Social y Democrático de Derecho”.

Te puede interesar: Puigdemont ofrece sus votos al PP para una moción de censura contra Pedro Sánchez si el presidente no cumple sus compromisos con Junts

Felipe VI ha centrado su discurso en los jóvenes, ya que “son quienes más desarrollan las energías sociales, impulsados por la ilusión de quienes tienen por delante un amplio horizonte y una capacidad natural de adaptación a los nuevos tiempo”. Por supuesto, ha hablado de la jura de la Constitución de su hija primogénita, un evento que para la Corona es “condición de su continuidad en el desempeño de la misión asignada a la Monarquía Parlamentaria en la Constitución”.

El jefe del Estado ha señalado que la obligación de todas las instituciones es “legar a los españoles más jóvenes una España sólida y unida, sin divisiones ni enfrentamientos”. En este punto, ha resaltado que el Parlamento como institución representativa genera, como “valor político primordial”, la integración de “diferentes opciones y proyectos dentro de nuestra Constitución”.

Te puede interesar: Yolanda Díaz adelanta su reforma del subsidio de paro: llegar a los menores de 45 años y no reducir la prestación

“El pueblo español ha depositado en sus señorías el bien político más preciado: la confianza. Les ha confiado la tarea de que el pluralismo político aquí representado, impulse la mejora de las condiciones de vida de las personas y grupos en que se integra”. Antes de declarar abierta la XV Legislatura y desear “acierto en el desempeño de su alta función”, ha recordado a sus señorías que “la envergadura de los retos que afrontamos reclama −de todos− una gran responsabilidad. Así lo merecen los españoles y lo demanda el ejercicio de su representación”.

Armengol defiende la legitimidad del Gobierno

Esta cita está prevista en el artículo 5 del Reglamento del Congreso y en ella han tomado la palabra el rey y la presidenta del Congreso, Francina Armengol. En la tribuna presidencial del hemiciclo han estado además la reina Letizia, la princesa de Asturias, el presidente del Senado, Pedro Rollán, y los miembros de las Mesas de ambas Cámaras. El nuevo Gobierno de coalición al completo ha estado presente, estrenando el asiento azul nueve ministros (cinco del PSOE y cuatro de Sumar) de los 22 que componen el Ejecutivo de Pedro Sánchez. En cuanto al resto de grupos, los diputados de ERC, EH Bildu, Junts y BNG no han asistido, como suele ser habitual en este tipo de eventos.

Los reyes junto a Pedro Sánchez a su llegada a la solemne apertura de la XV Legislatura. (EFE/Mariscal)
Los reyes junto a Pedro Sánchez a su llegada a la solemne apertura de la XV Legislatura. (EFE/Mariscal)

Armengol, por su parte, ha hecho referencia a “la realidad que nos rodea en el tablero internacional”, pidiendo “el alto el fuego” en Gaza, pero también ha sacado a colación de esta ceremonia solemne el “momento complejo” que la ha precedido. “La formación del nuevo Gobierno ha necesitado de tiempo, diálogo, negociación y toma de decisiones. La decisión de esta mayoría parlamentaria es legítima y emana de la voluntad de los ciudadanos ejercida el 23 de julio”.

En clara alusión al discurso de deslegitimación amparado por el PP y Vox, Armengol ha advertido de que “distorsionar la realidad o cuestionar importantes valores democráticos, desde la opacidad de la disputa, solo va a aumentar la desafección de la sociedad hacia las instituciones. La crispación, la polarización y el ruido es algo de lo que, en ocasiones, adolece el actual parlamentarismo, y nuestra obligación para con la sociedad es dar ejemplo, desde la transparencia y el respeto”.

También, ha puesto en valor la “política útil”, destacando que en el Parlamento “se ha conseguido ampliar derechos y mejorar la vida de las personas, guiados siempre por nuestra Carta Magna”, y ha puesto como ejemplo varias leyes históricas, pero también otras normas aprobadas en la anterior legislatura con el primer Gobierno de coalición: la Ley General de Sanidad, la ley del divorcio, la despenalización del aborto o la Ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, la Ley de Pensiones no Contributivas, la supresión del servicio militar obligatorio, el matrimonio igualitario, la ley de dependencia, el Ingreso Mínimo Vital o la ley de eutanasia, que “han supuesto más derechos para todos y todas”. O la Ley de cambio climático y transición energética, que “nos ha situado como un referente, afrontando una necesidad y convirtiéndola en una oportunidad para desarrollar una industria de futuro”

Por ende, esta legislatura es una “oportunidad más de todo esto”, que es la “verdadera razón de ser de estas Cortes Generales”. “Así hemos de enfrentarnos a ella, desde el total respeto a la institución, a la ciudadanía y a la democracia, sabiendo que el diálogo y la concordia son nuestras grandes fortalezas”. Dentro de este apartado, ha dedicado una especial mención al “entendimiento”, ya que es “clave en esta nueva época de pluralidad de la Cámara, de Gobiernos sin mayorías absolutas”.

“Más que nunca, ahora, hemos de ejercitar la capacidad de escucha y de persuasión. Más que nunca, ahora, hemos de ejercitar nuestra facultad para la empatía. Demostremos que sabemos situarnos en el lugar del otro, de la otra”, ha subrayado Armengol durante un discurso que al finalizar solo ha sido aplaudido por el Gobierno de coalición, los diputados y senadores del PSOE, y los miembros de Sumar presentes en el hemiciclo ante los brazos cruzados de la bancada de PP y Vox.