El día que un amistoso entre el Feyenoord y el Atlético acabó en tángana: Simeone tuvo que saltar al campo para separar

Los rojiblancos cayeron por 2-1 en el último partido de pretemporada de 2021. Carrasco desató una tángana en el terreno de juego que le costó la expulsión y acabó con el técnico argentino poniendo orden e incluso llegando a empujar al técnico rival

Compartir
Compartir articulo
Imagen de la tangana durante el amistoso de 2021 (EFE).
Imagen de la tangana durante el amistoso de 2021 (EFE).

8 de agosto de 2021. El Atlético de Madrid disputa su último partido antes de dar el pistoletazo de salida a una nueva temporada. El equipo y el estadio respondían al nombre de Feyenoord y De Kuip, mismo rival y escenario sobre el que este martes (21.00 horas) buscarán el pase a octavo de final de la Champions. Hace algo más de dos años los rojiblancos cayeron (2-1) en un encuentro del que lo recordado no tuvo que ver con el resultado, sino más bien con una jugada en particular entre Carrasco y Malacia.

El belga hizo una dura entrada sobre el neerlandés y después se encaró con Kokçu. Los dos jugadores, que disputaban el balón en la banda, cayeron al césped y el belga del Atlético, que ya se revolvió en el suelo, se levantó rápidamente y siguió increpando al del Feyenoord. La actitud de Carrasco, que perdió los papeles, provocó la rápida reacción de los compañeros de Malacia, lo mismo que la de los rojiblancos. Todos se apiñaron alrededor del belga, incluso Simeone, que saltó desde el banquillo para intentar poner calma.

Te puede interesar: El virus FIFA toca de lleno a Real Madrid y Barcelona y despedaza a LaLiga: al menos siete lesionados en el parón de selecciones

El rojiblanco alegaba que el jugador del Feyenoord le había dejado la pierna mientras disputaban el balón, pero fue expulsado por su aireada reacción. Al final del encuentro, Orkun Kökcü ironizó en redes sociales con la actitud de Carrasco en la tángana “Creía que el intercambio de camisetas se hacía después del partido”, escribió, acompañado con una imagen del belga del Atlético agarrándole la camiseta en pleno enfrentamiento.

Carrasco durante la tangana en el amistoso de 2021 (EFE).
Carrasco durante la tangana en el amistoso de 2021 (EFE).

Giménez amenaza al Atlético

De Kuip amanece con frío y bajo la invernal lluvia áspera de Róterdam. Una clásica postal de tierras neerlandesas. En los aledaños del estadio se respira tranquilidad. La calma propia antes de que se desate la tormenta o mejor dicho, la desaten los hinchas del Feyenoord, de los más ruidos del Viejo Continente. Esta temporada, un delantero mexicano con orígenes argentinos les ha puesto en pie hasta en 18 ocasiones, número que responde a la cantidad de goles que lleva anotados en sus 15 encuentros disputados. Más de un tanto por partido. El jugador responde al nombre de Santi Giménez y este martes (21.00 horas) amenaza al Atlético de Madrid en Champions. “Será uno de los partidos más importantes de mi carrera”, avisa.

Tras superar sus problemas sanguíneos y volar a Europa para “cumplir su sueño como futbolista”, Santi Giménez, ausente en el partido de ida disputado en el Metropolitano, amenaza al que puede ser en un futuro no muy lejano su nuevo equipo. El pasado verano fue el segundo que se vinculó su nombre con el conjunto rojiblanco que solo dispone de Morata como delantero de área. Simeone le tiene bien estudiado. “Santi es un jugador importante para nuestro rival. Un delantero con gol, posicionamiento, fuerza, bien ubicado cuando el equipo progresa al ataque. El Feyenoord es un equipo dinámico, ágil, que ataca por dentro, con profundidad por fuera, genera una buena presión en tu campo y ante todo eso tendremos que llevar el partido a donde creemos que podemos hacer daño”.

Tras seis partidos en el dique seco, dos con su selección y cuatro con su club, Giménez volvió a afilar sus garras el sábado pasado con un triplete en Liga que le deja a un único tanto de igualar el récord de Luis Suárez como máximo goleador de la Eredivisie en un año natural. El uruguayo paró el contador en 30, mientras que el mexicano acumula 29 y aún tiene tres encuentro ligueros hasta que finalice el año. Aunque ese será uno de los objetivos del Giménez del futuro, porque el del presente solo piensa en ganar al Atlético para que “los aficionados del Feyenoord disfruten”.