La sociedad española sí apoya la reivindicación de la selección femenina: el 76,4% considera que hay que apoyar sus peticiones

El CIS ha realizado una encuesta para saber lo que opina la población española sobre la selección campeona del mundo. El 84,8% cree que se deberían mejorar sus condiciones laborales

Compartir
Compartir articulo
Las jugadoras de la selección española festejan tras la victoria 5-0 ante Suiza en el partido de la Liga de Naciones femenina, el martes 26 de septiembre de 2023, en Córdoba (AP Foto/José Bretón)
Las jugadoras de la selección española festejan tras la victoria 5-0 ante Suiza en el partido de la Liga de Naciones femenina, el martes 26 de septiembre de 2023, en Córdoba (AP Foto/José Bretón)

Desde hace una semana, la selección española femenina de fútbol y masculina han protagonizado una polémica. Un cruce de declaraciones, casi reproches. Todo comenzó con las palabras de Aitana Bonmatí, jugadora del Barça y una de las referentes de España, en el programa de Salvados del pasado domingo. A partir de ese momento, la respuesta de los jugadores no se hizo esperar y, tras ella, de nuevo la de algunas jugadoras. Ahora, el CIS ha decidido preguntar sobre la situación de las futbolistas a la población: el 84,8% piensa que deberían mejorar sus condiciones laborales. Es decir, la sociedad sí las apoya en sus reivindicaciones.

El barómetro del CIS permite hacerse una idea de la opinión de los ciudadanos españoles respecto a determinadas cuestiones que afectan o preocupan a la sociedad. Esta vez ha decidido acercase a la situación de las jugadoras de la selección española, cuestionando sobre sus reivindicaciones y condiciones laborales. Una lucha por la que las jugadoras llevan mucho tiempo peleando y que se intensificó tras el beso no consentido de Luis Rubiales a Jenni Hermoso en la celebración del Mundial. A partir de momento, las jugadoras dieron un golpe sobre la mesa. Era hora de mejorar sus condiciones laborales.

Te puede interesar: Este es el abismo salarial que separa a mujeres y hombres en el fútbol profesional

Tras múltiples reuniones sin llegar a un acuerdo ni un punto de entendimiento, las jugadoras renunciaron a vestir la Roja hasta que se llevaran a cabo cambios estructurales. Pero la RFEF no estaba dispuesta a permitirlo y amenazó a las jugadoras con sanciones si no acudían a la llamada de Montse Tomé y, ante la posibilidad de que les retiraran las licencias, tuvieron que acudir a la concentración. Aunque después de la tormenta siempre llega la calma, como suele decirse, y se produjo la ya famosa cumbre de Oliva, donde futbolistas y RFEF llegaron a un pacto: la promesa de cambios en un corto periodo de tiempo. A ello se suman también los acuerdos alcanzados con la Liga F tras la convocatoria de una huelga que obligó a suspender los partidos de la primera jornada. ¿El resultado? Subida del salario mínimo de las jugadoras a 21.000 euros anuales.

Con esta información sobre la mesa, el CIS se ha lanzado a la calle a preguntar a los ciudadanos si creen que hay que mejorar los recursos deportivos y las condiciones laborales de las futbolistas y un 84,8% ha dicho que sí. Además, un 76,4% considera que hay que apoyar sus demandas. Unos datos a tener en cuenta dado que el 55,9% ha asegurado estar al tanto de la situación laboral de las jugadoras en España. Respecto a las diferencias de género, son más las mujeres que apoyan a las futbolistas (un 90,6%) frente al 78,7% de los hombres.

Te puede interesar: El silencio del privilegiado: la selección masculina de fútbol mira para otro lado con las reivindicaciones de sus compañeras

Y es que, parece ser que desde que se disputó el Mundial de Sídney, donde España se convirtió en campeona de la copa del Mundo, la sociedad está más al tanto de lo que ocurre en el fútbol femenino, ya que un 79,2% de los encuestados afirma estar muy satisfecho o bastante con la victoria del Mundial. Que la selección ha calado es un hecho. Los ciudadanos se preocupan por sus condiciones y derechos.

El apoyo de la selección masculina a la femenina

Aitana Bonmatí aseguró en una entrevista que no esperaba más apoyo de los jugadores masculinos. “Cada uno es consciente de lo que hace y no hace”, sentenció. Tras ello, fue Dani Carvajal, el jugador del Real Madrid, el primero en echar balones fuera: “No sé, la verdad que no sé a qué se puede referir de apoyar más o no apoyar. Al final, ha pasado lo que ha pasado, ellas están reestructurando lo que ellas creen o no se sienten cómodas dentro de su entorno en la Federación. Están reestructurando o intentando reestructurar todo el staff, marketing, comunicación, etcétera. Nosotros, pues bueno, nos centramos en lo que nos toca, en ganar y seguir a lo nuestro”.

Álvaro Morata, capitán de la selección, se sumó a su compañero: “Si ella lo dice, es porque se siente así. La selección masculina ayuda mucho a la femenina, no solo son las cosas que salen, lo hace desde hace tiempo. Soy el capitán y el encargado de ver todas esas cosas, se lleva muchos años ayudando. Y si tienen alguna cosa que decirnos o en la que podemos ayudar, saben que estamos disponibles”.

Y, después, llegó el turno de Rodri: “Es complicado desde mi punto de vista opinar sobre algo que desconozco; no sé los problemas. Desde luego, hemos escuchado su reivindicación sobre los cambios que reclamaban a la Federación, pero desconocemos cómo se han fraguado las cosas. Todos los futbolistas estamos centrados en nuestros clubes, cada uno con su dinámica y, obviamente, nos solidarizamos con ellas, pero es bastante complicado”. Los tres han optado por escurrir el bulto y mirar hacia otro lado. Eso sí, desde una posición privilegiada. Y es que, como aseguró Amaiur Sarriegi, la jugadora de la Real Sociedad: “Lo fácil es eso, mirar para otro lado, no meterte en follones, además ellos, que se juegan mucho”.