Quién es Oskar Matute, el candidato de EH Bildu a las elecciones que se opuso a la violencia de ETA

El portavoz de la coalición en el Congreso de los Diputados siempre se ha definido como “insumiso” y “pacifista”

Guardar

Nuevo

Oskar Matute, portavoz de EH Bildu en el Congreso, este jueves en el debate a siete de RTVE. (A. Pérez Meca/Europa Press)
Oskar Matute, portavoz de EH Bildu en el Congreso, este jueves en el debate a siete de RTVE. (A. Pérez Meca/Europa Press)

EH Bildu se ha convertido en uno de los partidos protagonistas de los últimos meses. Su apoyo al Gobierno en votaciones clave como la Ley de Vivienda, de Eutanasia o la aprobación del Ingreso Mínimo Vital han servido al PP para criticar los pactos del PSOE con la formación, a la que acusan de ser “el brazo político de la banda terrorista ETA”.

Bildu participó este jueves en el debate a siete organizado por RTVE junto al resto de formaciones con grupo en el Congreso de los Diputados. En representación de los abertzales fue Oskar Matute, uno de los hombres clave de esta legislatura que expira.

Te puede interesar: Elecciones generales 23-J, en directo

Matute es diplomado en Empresariales y desde muy joven comenzó a participar activamente en la política, primero en los movimientos de insumisión al servicio militar y poco después se unió al activismo en defensa de los movimientos pacifistas. Matute, al igual que muchos de los integrantes y partidos de la formación, fue parte de Elkarri, un movimiento político que defendía la solución pacifica y dialogada entre “el Estado español” y ETA; una plataforma transversal en la que participaron personas de diversas ideologías y posiciones desde la que se armaron campañas para rechazar la violencia y buscar la “reconciliación social”.

Muy ligado a Comisiones Obreras en Euskadi y participante de la Fundación Viento Sur, Matute siempre se ha definido como “insumiso” y “pacifista”, una posición que mantuvo durante su participación en la dirección de Ezker Batua-Berdeak, que en términos nacionales equivaldría a Izquierda Unida. En 2009 funda Alternatiba, un partido político que nace con el objetivo de refundar a la izquierda independentista vasca que se define como soberanista y de izquierdas. Dos años después se integra en la coalición de partidos que es EH Bildu.

Te puede interesar: Las polémicas declaraciones del director de la DGT desatan un cruce de reproches entre PP y PSOE por los peajes en las autovías

El mismo año en el que Alternatiba se integra en Bildu, es elegido y accede, de nuevo, bajo el paragüas de la coalición, al Parlamento vasco, un trabajo que desempeñó durante dos legislaturas hasta que llega su salto a Madrid, al Congreso de los Diputados, en el año 2016.

Su trabajo en las Cortes Generales ha tomado un papel protagonista principalemente durante la última legislatura. Matute ha desempeñado las labores de negociación con el Gobierno de coalición para lograr una mayoría en el Congreso de los Diputados que permitiera al Ejecutivo legislar.

Su abstención en 2020 permitió a Pedro Sánchez acceder a La Moncloa y sus apoyos en materia de Igualdad, Vivienda, Trabajo o ayudas sociales han sido claves para que el Gobierno pudiera aprobar leyes claves de la legislatura, normas como la Ley de Eutanasia, la ley de Memoria democrática, la Ley de Vivienda o las aprobación del Ingreso Mínimo Vital.

Ahora, Bildu se presenta a las elecciones generales con el objetivo de asentar una estrategia y camino que determinó hace años; convertirse en una alternativa al PNV, una conclusión que podría haber comenzado a vislumbrarse tras las elecciones municipales y que, un buen resultado en las generales, podría confirmar el éxito de la estrategia.

Matute contra ETA

El líder de Alternatiba ha sido a lo largo de su carrera política un firme defensor de la paz y del diálgo para acabar con la banda terrorista ETA. Hace unos años se recuperó en redes sociales una de sus intervenciones en la que apostaba por acabar con la banda terrorista para tener un “debae fructífero”. “Uno de los factores que oprimen y que hacen que esta sociedad no sea libre es la violencia de ETA. (...) El debate será más fructífero si nos liberamos de una vez de ETA”, dijo en el Parlamento vasco en el año 2004.

Más allá de su intervención en 2004, en el debate a siete organizado por RTVE protagonizó uno de los momentos más destacados. El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, recordó el asesinato de Miguel Ángel Blanco: “Todos nos acordamos dónde nos encontrábamos esos días en los que le tuvieron secuestrado”. Matute, cuando tomó la palabra, aprovechó su turno para recordar dónde se encontraba él: “Yo me encontraba en una vigilia en Ermua la noche previa a su asesinato, estaba pidiendo la libertad de Miguel Ángel Blanco. Yo no sé donde estaba usted, pero sí sé donde estaba yo”.

Seguir leyendo: