Sánchez se aferra a los medios en la cuenta atrás del 23-J y descarta mítines a 40 grados

El presidente del Gobierno seguirá multiplicando su presencia en las radios, platós y redacciones en una campaña atípica

Compartir
Compartir articulo
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al acto de inicio de la campaña en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al acto de inicio de la campaña en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press

16 días días. Ese es el tiempo que le queda al PSOE para tratar de darle la vuelta a las expectativas demoscópicas que le alejan de la Moncloa. Y para que el líder socialista, Pedro Sánchez, vuelva a poner a prueba su manual de resistencia. En cualquier caso, queda lo más importante: que la gente vote el 23 de julio para despejar las incógnitas que rodean esta importante cita con las urnas.

Una de ellas es el devenir del presidente del Gobierno si no consigue revalidar, cuya respuesta desvelará, en ese caso, el 24 de julio. Si bien, primero la someterá a consenso entre su familia, “la personal y la política”, según señalan fuentes muy próximas a Pedro Sánchez. Estas fuentes insisten en que el secretario general del PSOE no contempla ese escenario. “Cuando el PSOE se cree que va a perder las elecciones es cuando las pierde”, destacan.

Te puede interesar: Sánchez deja las propuestas para la campaña mientras sigue su ruta por los platós para combatir el ‘antisanchismo’

Para evitar que esto ocurra, Sánchez dará continuidad en esta campaña a la estrategia emprendida hace tres semanas, esto es, seguir pisando la mayor cantidad de medios posibles, explorando incluso otros formatos. Ferraz se afana a un cambio de tendencia desde que Sánchez comenzó a “pinchar la burbuja del antisanchismo” en espacios de máxima audiencia que había descuidado durante estos cinco años de mandato.

Una campaña con escasos mítines

Fuentes de la dirección del partido destacan que los medios de comunicación es la mejor vía para “llegar a millones de personas con nuestro mensaje”. Por eso, a diferencia de lo que ocurrió en la campaña del pasado 28 de mayo, los mítines con el presidente a la cabeza se reducirán al máximo en este periodo electoral inédito, ya que coincide con las vacaciones de verano y las altas temperaturas.

Te puede interesar: Las curiosas excusas de los españoles para no ir a una mesa electoral: “estoy sordo” o “tengo que cuidar de mi hijo”

Aparte del acto de arranque de campaña de este jueves y la presentación del programa electoral del PSOE prevista para este viernes, el secretario general del PSOE estará el próximo sábado 15 de julio en Valencia y el domingo 16 en Barcelona, el acto que se prevé más multitudinario, como ocurrió en el cierre de campaña del 28 de mayo. Asimismo, cerrará la campaña en Madrid.

Desde el anuncio del adelanto electoral hasta ahora, el líder de los socialistas ha visitado ya Dos Hermanas (Sevilla) y Tenerife. Por lo tanto, la cifra de actos en total será mucho más baja de la estimada al principio (entre diez y doce mítines). “Hay una evolución en las campañas electorales que va más allá del mitin”, añaden fuentes de Ferraz, que explican que tampoco harían mítines “al aire libre en Burgos a dos grados bajo cero”.

Te puede interesar: Zapatero vuelve al ruedo mediático como portavoz de los logros del Gobierno

Más allá del factor climático, las encuestas internas del partido y los recientes sondeos denotan una reactivación del electorado progresista, “una remontada del PSOE que ya es un hecho y cada día suma más apoyos”, añaden fuentes de la dirección socialista. Y esto, sin duda, lo achacan a la estrategia mediática seguida en las últimas semanas después de que el expresidente del Gobierno y exlíder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, marcara el camino a seguir al volver al ruedo mediático.

Factores para creer en la remontada

En su caso, Sánchez ha multiplicado su presencia en los medios de comunicación y lo seguirá haciendo durante la campaña para “poner de relieve esta burbuja antisanchista de PP y Vox, y decirle a los ciudadanos que hay que hablar del balance y la propuesta del futuro que se quiere para el país”, según reiteró este mismo jueves en los Informativos Telecinco.

Ana Rosa Quintana durante su entrevista a Pedro Sánchez. (Mediaset)
Ana Rosa Quintana durante su entrevista a Pedro Sánchez. (Mediaset)

Dentro de ese ánimo de “remontada” aun con las encuestas en contra, el PSOE entiende que en las elecciones del 28-M siguieron estando en torno al 28% del voto a pesar de gestionar la pandemia y la crisis por la guerra en Ucrania. Asimismo, creen en el factor de la unidad a su izquierda alrededor de Sumar, con quien admite y hasta reivindica el poder revalidar el gobierno de coalición.

Te puede interesar: Sánchez inaugura la campaña del 23-J en Madrid: “Feijóo y Abascal son el túnel del tiempo”

Y sin duda, la evidencia de un eventual ticket Feijóo-Abascal a la luz de sus pactos en los diferentes ayuntamientos y autonomías coloca este elemento como principal caballo de batalla. Estos acuerdos ponen en riesgo los derechos feministas y del colectivo LGTBI, además de negar la emergencia climática. Y a esto se agarran los socialistas tanto para convencer a su electorado de que acuda a las urnas el próximo 23 de julio como a aquellos ciudadanos que nunca votaron al PSOE y no les gusta “un pelo” estos acuerdos, lo que sería solo el “tráiler de una película tenebrosa”.

El cronómetro del 23-J se activa. Entre entrevista y entrevista en radios y televisiones, Sánchez estará en un cara a cara con Feijóo y en otro debate a tres con Yolanda Díaz y Santiago Abascal, una cita a la que el líder del PP rehúsa asistir. También, visitará Hora Veintipico, el informativo satírico de la Cadena Ser, y el podcast más viral en Tik Tok La Pija y la Quinqui.

En los próximos días, a Sánchez le depararán pantallas y micrófonos en lugar de baños de masas a más de 40 grados al sol, aunque el termómetro electoral promete alcanzar su máximo el 23 de julio, cuando el líder del PSOE comprobará si esa remontada a la que apelan los socialistas es o no posible.

Seguir leyendo: