Billie Eilish desveló el proceso para la portada de su nuevo álbum: “12 horas de horrible y agonizante dolor”

La cantante transformó una sesión fotográfica en una experiencia que desafía los límites del arte, la valentía y el sufrimiento personal

Guardar

Nuevo

La cantante de 22 años reveló el desgaste físico sufrido en la impactante sesión para la portada del disco "Hit Me Hard and Soft". (Billie Eilish)
La cantante de 22 años reveló el desgaste físico sufrido en la impactante sesión para la portada del disco "Hit Me Hard and Soft". (Billie Eilish)

En una exhaustiva sesión fotográfica que duró seis horas, Billie Eilish experimentó un considerable desgaste físico al sumergirse repetidamente en una piscina, con un gran peso atado a los hombros, para la creación de la portada de su próximo álbum Hit Me Hard and Soft.

La intérprete, de 22 años, compartió detalles de la agotadora experiencia: “Básicamente, estuve haciendo waterboarding conmigo misma durante seis horas seguidas”, refiriéndose a la técnica de tortura que simula la sensación de ahogamiento. “Si no estoy sufriendo de alguna manera, no me siento bien con lo que estoy haciendo”, reiteró Billie Eilish en su más reciente entrevista con la revista Rolling Stone.

Eilish enfrenta sus miedos y dolores en una sesión fotográfica bajo el agua durante seis horas. (Billie Eilish)
Eilish enfrenta sus miedos y dolores en una sesión fotográfica bajo el agua durante seis horas. (Billie Eilish)

La sesión se llevó a cabo en un set en Santa Clarita, California, en una tarde fría y lluviosa de febrero. Vestida con pantalones negros holgados debajo de unos shorts, una camisa abotonada sobre una térmica de manga larga, corbata a rayas, calentadores de brazos, y una variedad de anillos de plata y una pulsera gótica con tachuelas, Eilish defendía su visión artística mientras el fotógrafo William Drumm capturaba su figura sumergiéndose bajo una puerta blanca de madera.

Sorprendentemente, mantuvo los ojos completamente abiertos, sin la ayuda de gafas o tapones para la nariz, durante dos minutos en cada inmersión.

La ganadora del Grammy comparó el dolor de la sesión fotográfica con el dolor del parto. (EFE/EPA/Kyle Grillot)
La ganadora del Grammy comparó el dolor de la sesión fotográfica con el dolor del parto. (EFE/EPA/Kyle Grillot)

Acompañada por un equipo de casi 40 personas, entre ellos estilistas, su equipo de manejo y proveedores de catering, Billie Eilish usaba una máscara de oxígeno entre cada zambullida para recuperar el aliento. Su madre, Maggie Baird, observaba nerviosa desde el borde de la piscina, consciente del dolor físico que su hija estaba enfrentando, un desafío que incluso buzos experimentados encontrarían arduo.

Billie Eilish enfermó tras la sesión fotográfica

Tras finalizar la sesión, pasó 20 minutos sonando su nariz en su tráiler, describiendo un flujo continuo de mucosidad blanca. Agotada y con dolor, apenas lograba caminar y encontró alivio temporal en un enjuague nasal y cuidados básicos en casa, a pesar del humorismo de sus comentarios sobre evitar baños después de tantas horas en agua. La experiencia dejó un impacto visible en su físico, incluyendo moretones y dolor de garganta.

Los moretones y el dolor de garganta fueron resultado de la angustiante experiencia. (REUTERS/Mike Blake)
Los moretones y el dolor de garganta fueron resultado de la angustiante experiencia. (REUTERS/Mike Blake)

Reflejando sobre la experiencia, la cantante comparó el esfuerzo agónico con el dolor del parto, pero justificado por el resultado artístico, “era como 12 horas de horrible y agonizante dolor por una vida de una gran portada de álbum. ¿Sabes a lo que me refiero?”.

La particular fobia de Billie Eilish

Desde una temprana edad, Eilish ha tenido una relación compleja con el agua, marcada por el miedo y experiencias traumáticas, como métodos de enseñanza cuestionables por parte de instructores de natación y un rescate de un socorrista tras ser arrastrada por las olas del mar. Incluso, compartió su fobia a las ballenas, describiendo su tamaño y los sonidos que emiten como aterradores.

"Esa mierda es aterradora para mí", dijo Billie Eilish sobre su fobia hacia las ballenas. (REUTERS/Mario Anzuoni)
"Esa mierda es aterradora para mí", dijo Billie Eilish sobre su fobia hacia las ballenas. (REUTERS/Mario Anzuoni)

“Dios mío”, exclamó. “¿Cómo puede alguien aceptar que una ballena existe? Esas cosas son enormes. Los ruidos que hacen. Esa mierda es aterradora para mí. ¡Qué asco! Aterrador”.

La experiencia con la masturbación

Además, en la misma conversación con Rolling Stone, abordó abiertamente temas sobre su sexualidad, la masturbación y su identidad queer. Billie Eilish expresó que el sexo y el autoplacer son sus métodos preferidos para relajarse y lamentó que hablar de sexualidad sea considerado un tabú, especialmente para las mujeres.

La artista habló abiertamente de sexualidad, masturbación y su identidad queer con Rolling Stone. (REUTERS/Mario Anzuoni)
La artista habló abiertamente de sexualidad, masturbación y su identidad queer con Rolling Stone. (REUTERS/Mario Anzuoni)

La estrella compartió cómo la masturbación frente a un espejo ha fortalecido su autoaceptación y empoderamiento. Asimismo, reveló cómo se sintió obligada a discutir su orientación sexual públicamente y cómo esto influenció su música, mencionando su próxima canción Lunch, que explora su sexualidad. Eilish, quien ha tenido relaciones con figuras públicas como el rapero Brandon Adams y Jesse Rutherford, expresó su frustración con las expectativas desiguales en las relaciones.