Hoy por la mañana, en la sede del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), el ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, sufrió un violento escrache de parte de sindicalistas de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

En la intersección de las avenidas Independencia y Saavedra, se estaba por desarrollar una jornada junto a especialistas australianos en educación técnica. Del lado argentino, estaban el actual director del INET, Leandro Goroyesky, junto al ex director, Sánchez Zinny.

"La junta interna de la ATE le realizó un violento escrache. Lo excepcional no fue el escrache en sí, sino el tono del mismo. Fue mucho más violento que en otras ocasiones. Ellos tenían que hacer unos pocos metros para llegar a la sala donde era la jornada. En un momento tenían que abrir las puertas y ventanas. Después les impidieron la salida por el subsuelo. Le gritaron 'asesino' cara a cara, pegados", contó una fuente oficial.

En las fotos y videos que circularon del escrache, se ve que los sindicalistas llevan pancartas que hacen referencia a las muertes de Sandra Calamaro y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar de la Escuela N°49 de Moreno. Además, responsabilizan al gobierno bonaerense por el secuestro que sufrió la semana pasada la docente Corina de Bonis.

Después del episodio, Goroyesky hizo la denuncia pertinente. Contó que golpearon al encargado de la seguridad del edificio y que "casi linchan" a su equipo de prensa que intentó separar a los sindicalistas de los funcionarios. Le propinaron un golpe en la nuca y le arrojaron un vaso de agua.

"Era un grupo conformado por 40 o 50 personas. Tuvimos que recorrer 10 metros para bajar al subsuelo donde estaba el auto estacionado. En ese trayecto se le abalanzó la gente al ministro. Lo insultaron, le mostraron los carteles y uno en particular se le acercó cara a cara y le dijo que era un asesino hijo de puta", dice la denuncia que efectuó Goroyesky.

El ministro de Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, repudió a través de Twitter el amedrentamiento: "Repudio enérgicamente el cobarde escrache y las agresiones sufridos por el ministro Sánchez Zinny, su equipo, y personal del INET. Es inaceptable que viviendo en democracia haya quienes, para manifestarse, aún confundan libertad de expresión con violencia física".

Seguí leyendo: