Negociaciones y rescate: Así se gestó la misión para repatriar a los argentinos atrapados por la guerra en Israel

“Regreso Seguro” es el nombre de la operación militar que trae, sanos y salvos, a los argentinos varados en Israel. El general Jorge Fabián Berredo, comandante operacional de las FF.AA., es el militar que lidera la misión. “Esto no es un ejercicio: ingresan a una zona de guerra y bajo fuego”, dijo en un mano a mano con DEF

Compartir
Compartir articulo
"Visualizamos que Roma era el lugar más adecuado y, a partir de allí, establecimos esta dinámica que tiene tres patas: el puente aéreo, el lugar de embarque y el lugar al que denominamos 'de acogida transitoria'", explicó el general Jorge Fabián Berredo (Fernando Calzada)
"Visualizamos que Roma era el lugar más adecuado y, a partir de allí, establecimos esta dinámica que tiene tres patas: el puente aéreo, el lugar de embarque y el lugar al que denominamos 'de acogida transitoria'", explicó el general Jorge Fabián Berredo (Fernando Calzada)

“Bienvenidos compatriotas a tierra segura. Estamos en Roma. Les pido un aplauso para la tripulación, que vino prácticamente sin descansar”, dice un oficial de las FF.AA. en uno de los videos que muestran la evacuación de los primeros argentinos varados en Israel a causa del ataque llevado adelante por parte de Hamás. La emoción y los aplausos se vuelven los protagonistas de esta escena que tuvo lugar en el interior del Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina; aeronave que, este jueves, voló desde Tel Aviv hacia territorio italiano.

Este vuelo, y otros más que se harán por estos días, son el resultado de una operación militar que recibió el nombre de “Regreso Seguro”. DEF dialogó con el general Jorge Fabián Berredo, comandante operacional de las FF.AA., sobre el trasfondo de la misión.

24 horas para cumplir con la misión

-Tras recibir la orden de traer de regreso, sanos y salvos a los argentinos, ¿cuánto tiempo tardaron en desplegar a las FF.AA.?

-Entre que llegó la indicación del Ministerio de Defensa al Jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Juan Martín Paleo, hasta que despegó el avión, transcurrieron menos de 24 horas. Eso es un hecho relevante que habla del estado de alistamiento y de compromiso de las tripulaciones (dependientes, a su vez, del Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina), y de los agregados militares que operaron en la zona de embarque en Tel Aviv, interoperando con las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Lo mismo ocurrió con las autoridades castrenses en Roma, quienes articularon lo militar con el cuerpo diplomático.

-¿Desde este Comando se bajaron las órdenes a las autoridades competentes?

-Sí. Se conformó un concepto de operación. Visualizamos que Roma era el lugar más adecuado –por estructura y cercanía a Israel– y, a partir de allí, establecimos esta dinámica que tiene tres patas: el puente aéreo, el lugar de embarque (operando con la Agregaduría Militar en Israel) y el lugar al que denominamos “de acogida transitoria”, en Roma. Naturalmente, en este último punto, la responsabilidad primaria deja de ser militar y pasamos a colaborar con el cuerpo diplomático para continuar el movimiento, ya de Roma a Buenos Aires, con un avión de Aerolíneas Argentinas.

No obstante, cabe señalar que, en Israel, el cuerpo diplomático canaliza las necesidades de los ciudadanos argentinos y puede convocarlos al aeropuerto de acuerdo con lo que determina el agregado militar en coordinación con las autoridades israelíes.

Entre que llegó la indicación del Ministerio de Defensa hasta que despegó el avión, transcurrieron menos de 24 horas
Entre que llegó la indicación del Ministerio de Defensa hasta que despegó el avión, transcurrieron menos de 24 horas

“Estamos entrando a una zona de guerra, bajo fuego”

-¿Por qué se optó por llevar adelante una operación militar y eso qué implica?

-Cabe recordar que, en la pandemia de COVID-19, se activaron 24 zonas de emergencia. Esa operación de protección civil fue conducida por el entonces comandante operacional de las FF.AA., el general Martín Deimundo.

El traslado de los ciudadanos argentinos también es una operación de protección civil, aunque de otra naturaleza: la evacuación de connacionales desde un lugar que se encuentra en conflicto y bajo riesgo. Después hay cuestiones lógicas, porque estamos entrando a una zona de guerra, bajo fuego. Así que, en una primera etapa, hay que utilizar los sistemas de armas idóneos. Por eso se optó por el Hércules, una aeronave versátil y con prestaciones muy diferentes a las de otro avión.

-De todas maneras, el jueves anunciaron la incorporación del Boeing 737 de la Fuerza Aérea a la operación…

-Este es un avión muy similar al que utilizan las aerolíneas comerciales, pero, un piloto militar, tiene otro entrenamiento, códigos y procedimientos a seguir ante una situación de emergencia. Tampoco poseen el mismo grado de interoperabilidad y de coordinación que maneja un piloto militar con las Fuerzas de Defensa de Israel, una pata clave en la combinación de esfuerzos entre Fuerzas Armadas de distintos países, ya que ellos nos informan en qué momento tienen el espacio aéreo controlado, cuál es el corredor por el que debemos ir, en qué momento debemos ingresar, y el tiempo que debemos permanecer en plataforma. Por eso rescato, en esta instancia, el papel del agregado militar, trabajando y coordinando en tierra lo que denominamos “zona de embarque”, desde el aeropuerto de Ben Gurión.

"Nuestra tarea, hasta que tengamos otra indicación política y mientras estén dadas las condiciones de seguridad que coordinamos con la FDI, es sacar hasta el último compatriota que necesite salir de la zona de peligro", señaló Berredo (Fernando Calzada)
"Nuestra tarea, hasta que tengamos otra indicación política y mientras estén dadas las condiciones de seguridad que coordinamos con la FDI, es sacar hasta el último compatriota que necesite salir de la zona de peligro", señaló Berredo (Fernando Calzada)

-Operación “Regreso Seguro”, ¿por qué eligieron ese nombre y por qué la responsabilidad recayó en el Comando Operacional de las FF.AA.?

-El nombre define el espíritu e impronta que le quisimos dar a la operación: traer sanos y salvos, en el menor tiempo posible, a todos nuestros conciudadanos. Por otro lado, el Comando Operacional la lleva adelante porque, después de la Guerra de Malvinas, la expresión de la acción militar conjunta radica en que nuestro cuerpo doctrinario establece que los jefes de Fuerza deben adiestrar a sus Fuerzas y sostenerlas. En caso de un contexto de operaciones, ya sea militar o de protección civil, las Fuerzas se deben poner a disposición del Comando Operacional de las FF.AA.

De esa misma manera se desarrollaron las operaciones Belgrano I y Belgrano II (pandemia de COVID-19), y se realiza la vigilancia y control de los espacios aéreos y marítimos. Asimismo, de esa misma forma, tenemos la responsabilidad del empleo de una crisis militar ante los planes de campaña en entornos estratégicos. La responsabilidad de conducir este tipo de operaciones recae en el Comandante Operacional.

Zona de embarque asegurada: ¿cómo son las coordinaciones con las Fuerzas de Defensa de Israel?

-¿Qué factores fueron determinantes a la hora de seleccionar los medios y la ruta aérea adecuada?

-Para el primer desembarco se privilegió llegar cuanto antes. Fue un vuelo de más de 30 horas, durante las cuales las tripulaciones se fueron relevando en vuelo, sin descanso y repostando solo para combustible. A partir de ahora, funcionarán puentes aéreos más normalizados.

Se suma el Boeing 737 bajo la dinámica de análisis de la zona de embarque: se evaluarán, con las FDI, las condiciones de seguridad de las ventanas de defensa del espacio aéreo y de corredores aéreos marcados por ellos para ingresar y para salir, con el objetivo de minimizar riesgos.

-¿Qué indicación tienen con respecto a la cantidad de vuelos y al número de argentinos varados?

-La cantidad de conciudadanos que solicita a nuestros cuerpos consulares en Israel y a nuestra Cancillería ser evacuada, varía. Iniciamos con cerca de 600 argentinos al momento de salir y el número se fue incrementando sustancialmente.

Nuestra tarea, hasta que tengamos otra indicación política y mientras estén dadas las condiciones de seguridad que coordinamos con la FDI, es sacar hasta el último compatriota que necesite salir de la zona de peligro.

"Estos compatriotas depositaron su confianza en nosotros para que los vayamos a buscar" (Fernando Calzada)
"Estos compatriotas depositaron su confianza en nosotros para que los vayamos a buscar" (Fernando Calzada)

El detrás de escena de la Operación “Regreso Seguro”

-¿Cómo lograron desplegar a los medios y al personal en tan poco tiempo?

-Desde que recibimos la indicación de las autoridades, una de las premisas fue alistarnos y ganar tiempo. A toda velocidad. Podemos decir que lo que se ve es, en realidad, la punta de un iceberg, que vendría a ser la tripulación del Hércules C-130. Detrás, hay una estructura de comando y control, de planeamiento y de otras dimensiones militares que permitieron que esto se concrete con éxito.

-No debe ser fácil ordenar al personal que vaya a una zona de guerra…

-Al despedir al personal, los miramos a los ojos y, a través de esa mirada, entre el comandante y el efectivo de las FF.AA. a quien le fue asignada una misión, buscamos poder leerle el alma. Lo que te puedo decir, con absoluto convencimiento, es que pude “leer” el compromiso que tienen. Ellos son conscientes de que esto no es un ejercicio: ingresan a una zona de guerra y bajo fuego. Por supuesto, lo hacen con profesionalismo y movilizados, porque saben que hay un número de ciudadanos argentinos en tránsito que jamás esperaron encontrarse en esta circunstancia de la vida. Estos compatriotas depositaron su confianza en nosotros para que los vayamos a buscar. Los padres de esos chicos que hicieron un viaje de estudio, dependen de que las FF.AA. busquen a sus hijos y los traigan, sanos y salvos. Eso creo que fue lo que más nos movilizó, sobre todo a los empeñados en primera línea.

-Considerando la situación que se vive en Israel, ¿se prevé otro tipo de apoyo a los ciudadanos que regresan?

-Cuando hablamos del lugar de acogida temporaria, manejado por la Embajada y por el cuerpo consular, hemos instruido al Agregado Militar en Italia para que tome las previsiones necesarias para contar con contención en ese lugar de tránsito con el objetivo de que las personas restituyan su equilibrio emocional lo mas rápido posible a partir de que llegan a Roma como lugar seguro.

Para el primer desembarco se privilegió llegar cuanto antes. A partir de ahora, funcionarán puentes aéreos más normalizados y se sumará un avión Boeing 737
Para el primer desembarco se privilegió llegar cuanto antes. A partir de ahora, funcionarán puentes aéreos más normalizados y se sumará un avión Boeing 737

“Nos legitima ante una sociedad de la cual provenimos, somos parte y nos debemos”

-En lo personal, ¿qué significa para usted estar a la cabeza de esta operación sin precedentes?

-Como comandante soy consciente de que esto, más que un problema, es un desafío que nos interpela ante la sociedad y nos demanda demostrar, con nuestras acciones, qué son las Fuerzas Armadas, cuál es su sentido y cómo abordarlo con responsabilidad, compromiso y códigos sanmartinianos. Eso nos legitima ante una sociedad de la cual provenimos, somos parte y nos debemos.

-¿Siente orgullo por pertenecer a esta generación de militares?

-Más que orgullo, una gran cuota de esperanza al ver que nuestras acciones han calado hondo en aquellos oficiales más jóvenes, oficiales jefes, que tienen el mando a las unidades de la Fuerzas Armadas, que, en definitiva, son el corazón que bombea sangre. Veo en ellos una proyección, sabiendo que son mejores que nosotros.