Imer Machado: el polémico árbitro que dirige la comisión técnica en Colombia a pesar de las acusaciones de abuso sexual y de recibir sobornos

El encargado del arbitraje en Colombia no ha expresado ninguna respuesta o comunicado oficial ante los diferentes hechos que han levantado la polémica en el fútbol colombiano

Compartir
Compartir articulo
Imer Machado, muy cercano a Óscar Julián Ruiz, sigue en la comisión de árbitros porque estaría involucrado en el caso de corrupción - crédito Colprensa
Imer Machado, muy cercano a Óscar Julián Ruiz, sigue en la comisión de árbitros porque estaría involucrado en el caso de corrupción - crédito Colprensa

Ímer Machado es uno de los principales nombres señalados en las grandes polémicas del arbitraje en el fútbol profesional colombiano. Su silencio le ha costado bastantes ‘vacíos’ legales y otros que no se entienden por qué están sucediendo.

En su haber, el exárbitro ha sido uno de los más polémicos y criticados, tanto por la prensa como por la hinchada del fútbol. Ahora, que está en un cargo más gerencial, debería asumir las diferentes responsabilidades que se están generando.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Con su cargo en juego, repasaremos algunos de los peores episodios que lo han salpicado y que lo tienen en el ojo del huracán.

La Fifa investigó a Imer Machado y Óscar Julián Ruiz

La FIFA ha lanzó una investigación en contra de Óscar Julián Ruiz, un destacado instructor arbitral, por denuncias de abuso sexual, en un caso que ha capturado la atención de medios internacionales, incluido The Guardian del Reino Unido.

Este escrutinio también se extiende a Ímer Machado, quien se desempeña como director de la comisión de árbitros en la Federación Colombiana de Fútbol, tras ser señalado por comportamientos indebidos dentro de la institución.

Imer Machado entregó detalles sobre la posible injerencia de los árbitros en las apuestas deportivas del FPC - crédito Colprensa.
Imer Machado entregó detalles sobre la posible injerencia de los árbitros en las apuestas deportivas del FPC - crédito Colprensa.

Los alegatos contra Ruiz y Machado fueron inicialmente revelados por Harold Perilla, un exárbitro colombiano, quien ha sostenido que estas prácticas abusivas son persistentes dentro del mundo del arbitraje en Colombia.

Según reportó The Guardian, Perilla había intentado anteriormente llevar sus acusaciones ante las autoridades colombianas, pero el proceso fue cerrado debido a la falta de pruebas concluyentes contra Ruiz. Sin embargo, con la aparición de nueva evidencia, se ha sugerido que la Fiscalía General de la Nación retome la investigación.

La Federación Colombiana de Fútbol ha iniciado una investigación preliminar sobre las acusaciones dirigidas hacia Machado. No obstante, este proceso fue archivado al no presentarse el denunciante para testificar o aportar nuevas pruebas que pudieran sustentar la investigación disciplinaria.

Este caso resalta las dificultades para llevar a cabo investigaciones y asegurar la justicia en incidentes de abuso sexual dentro del sector deportivo, especialmente cuando están involucradas figuras de autoridad que ejercen una gran influencia sobre las carreras y vidas de los afectados.

Un exárbitro colombiano aseguró que el gremio al que perteneció tiene casos de corrupción y acoso sexual - crédito Colprensa
Un exárbitro colombiano aseguró que el gremio al que perteneció tiene casos de corrupción y acoso sexual - crédito Colprensa

El abuso sexual en el deporte y los obstáculos para alcanzar la justicia en estos casos es un tema de preocupación global. La presión internacional, alimentada por la cobertura mediática de estas denuncias, podría motivar a las organizaciones correspondientes a adoptar acciones más firmes y transparentes para enfrentar y resolver estas acusaciones graves.

Este escándalo subraya la importancia de establecer mecanismos más efectivos para la protección de las víctimas y la promoción de la rendición de cuentas dentro de las instituciones deportivas.

La Federación Colombiana de Fútbol se pronunció

La Federación tomó cartas en el asunto de la polémica de Machado y Ruiz y envió un comunicado oficial, que dictaba lo siguiente: “Respecto a los señalamientos de presuntas conductas de lesión o puesta en peligro la libertad o integridad sexual de un tercero por parte del señor Ímer Lemuel Machado Barrera, mediante auto del 12 de agosto de 2020 la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de Fútbol abrió de oficio, investigación preliminar”.

Luego, finalizó con estas palabras: “En virtud de lo anterior se convocó al quejoso para que, si era de su interés, rindiera testimonio y aportará elementos probatorios que permitieran continuar con la actuación disciplinaria. Teniendo en cuenta que el presunto interesado no compareció y atendiendo la norma superior y demás complementarias, así como el archivo de la investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación, se procedió a concluir el caso ante la imposibilidad procesal de continuar con la misma”.

Esta situación desencadenó varios comentarios sobre el exárbitros que ahora está en la comisión arbitral, pero sin dar respuestas ni la cara de todo lo que está pasando en el contexto de las polémicas del arbitraje colombiano.