El suministro de gas natural ha aumentado 233% en lo corrido de 2024

Naturgas indicó que cuando hay tiempos de sequía, las térmicas a gas natural brindan un respaldo para poder evitar cualquier tipo de racionamiento

Guardar

Nuevo

El incremento en la demanda de gas natural se evidencia también en el pico máximo de consumo diario, el cual, con corte al 20 de abril de 2024, se situó en 614 GBTUD. Lo anterior reflejó un aumento del 188% en comparación con el periodo equivalente del año anterior - crédito Naturgas
El incremento en la demanda de gas natural se evidencia también en el pico máximo de consumo diario, el cual, con corte al 20 de abril de 2024, se situó en 614 GBTUD. Lo anterior reflejó un aumento del 188% en comparación con el periodo equivalente del año anterior - crédito Naturgas

El impacto del fenómeno de El Niño en Colombia obligó a las hidroeléctricas del país a reducir su producción energética debido a la disminución significativa en los niveles de sus reservas hídricas. Esta situación derivó en un incremento en la dependencia de las plantas térmicas para satisfacer la demanda energética nacional, lo que a su vez provocó un aumento notable en el consumo de gas natural para la generación de energía térmica.

Desde el comienzo de 2024 hasta la actualidad, se registró un incremento de 233% en la demanda de gas natural destinada a la generación térmica. Específicamente, desde el 1 de enero de 2024 hasta el 20 de abril del mismo año, el consumo de gas para este fin alcanzó los 46.051 GBTU (Unidad Térmica Británica). Este número contrasta con el mismo periodo del año anterior, en el cual el consumo fue de 19.758 GBTU.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

La presidenta de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), Luz Stella Murgas, explicó que “gracias a que la infraestructura de gas natural está mucho más preparada para este fenómeno de El Niño, hemos podido brindar respaldo a la generación eléctrica - crédito Luis Jaime Acosta/REUTERS
La presidenta de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), Luz Stella Murgas, explicó que “gracias a que la infraestructura de gas natural está mucho más preparada para este fenómeno de El Niño, hemos podido brindar respaldo a la generación eléctrica - crédito Luis Jaime Acosta/REUTERS

Luz Stella Murgas, presidenta de Naturgas, indicó al respecto que “hemos operado a plena capacidad para suministrar todo el gas natural necesario para generación térmica, con un cumplimiento del 100% de las obligaciones contractuales para respaldar los compromisos de energía en firme del sector eléctrico y una disponibilidad de gas adicional para aumentar la generación térmica”.

El incremento en la demanda de gas natural se evidencia también en el pico máximo de consumo diario, el cual, al 20 de abril de 2024, se situó en 614 GBTUD, lo que reflejó un aumento del 188% en comparación con los 325 GBTUD registrados en el periodo equivalente del año anterior.

El incremento en la demanda de gas natural se evidencia también en el pico máximo de consumo diario, el cual, al 20 de abril de 2024, se situó en 614 GBTUD - crédito Dado Ruvic/REUTERS
El incremento en la demanda de gas natural se evidencia también en el pico máximo de consumo diario, el cual, al 20 de abril de 2024, se situó en 614 GBTUD - crédito Dado Ruvic/REUTERS

Murgas destacó el papel crucial del gas natural durante este período de escasez hídrica: “Gracias a que la infraestructura de gas natural está mucho más preparada para este fenómeno de El Niño, hemos podido brindar respaldo a la generación eléctrica que, en condiciones de hidrología normal, es mayoritariamente un 70% con fuentes hídricas y, cuando hay tiempos de sequía, las térmicas a gas natural brindan un respaldo para poder evitar cualquier tipo de racionamiento”.

En este escenario climático adverso, el gas natural, tanto el producido en el territorio colombiano como el importado, demostró ser una alternativa energética segura y fiable, especialmente para las plantas de generación ubicadas en la región Caribe.

La complementariedad de las fuentes de gas ha permitido no solo satisfacer la demanda actual, sino también plantear una estrategia efectiva de contingencia frente a la emergencia climática. Esto ha garantizando el suministro energético y ha evitado racionamientos que podrían afectar a la población colombiana.

Mientras tanto, crece otra polémica por el gas

La propuesta de modificar las tarifas de traslado en el Sistema de Transporte Nacional (STN), sugerida por Vanti S.A. E.S.P. y en proceso de revisión por parte de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), enfrentó una fuerte oposición por parte de la dirigencia de La Guajira y los sectores económicos de la región Caribe.

El proyecto, que fundamenta sus bases en un análisis realizado por la Universidad de Los Andes y difundido por la Creg, sugiere una transformación en la estructura de cobro por el servicio de gas natural, estableciendo un costo uniforme a nivel nacional, dependiendo de la distancia.

La implementación de esta medida no solo amenaza con desestabilizar económicamente a La Guajira, un importante departamento productor de gas, sino que también impactaría negativamente en el resto de la región Caribe, ya de por sí castigada por elevadas tarifas energéticas.

Camilo José Ovalle Isaza, gerente de Gases en La Guajira, expresó su alarma frente a la situación, señalando la vulnerabilidad de la población del departamento, donde el 97% pertenece a los estratos socioeconómicos más bajos (1, 2 y 3), presagiando un aumento de la pobreza y un freno al desarrollo debido al incremento de los costos.

La implementación de esta medida no solo amenaza con desestabilizar económicamente a La Guajira, un importante departamento productor de gas, sino que también impactaría negativamente en el resto de la región Caribe - crédito Naturgas
La implementación de esta medida no solo amenaza con desestabilizar económicamente a La Guajira, un importante departamento productor de gas, sino que también impactaría negativamente en el resto de la región Caribe - crédito Naturgas

“Pasaríamos de pagar una tarifa de 1,18 dólares/KPC a 2,09 dólares/KPC en la tarifa de transporte, este es un incremento del 77%, mientras que los usuarios del interior del país se verán beneficiados con una reducción del 23% de esta tarifa”, advirtió Ovalle.

La preocupación se extiende también a las repercusiones que este cambio tarifario tendría en sectores como el agroindustrial, molinos de sal y canteras, además del impacto en la tarifa del Gas Natural Vehicular.