Casos de diarrea aguda en Bogotá van en aumento, confirmó la Secretaría de Salud

La entidad reportó más de 260.000 pacientes, por lo que instó a los ciudadanos a tener cuidados como, por ejemplo, el lavado recurrente de manos

Guardar

Nuevo

Declaraciones del subsecretario de Salud Pública, Julián Fernández Niño - crédito Secretaría de Salud

En Bogotá se reportó un preocupante aumento en los casos de Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) durante la semana epidemiológica 15 del año en curso, según confirmó la Secretaría Distrital de Salud en la tarde del jueves 18 de abril.

Este incremento llevó a las autoridades sanitarias a intensificar las medidas de prevención, especialmente en lo referente a la higiene personal y el uso adecuado del agua, en un contexto de racionamiento del líquido vital que pone en desafío las prácticas habituales de limpieza.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

De acuerdo con el subsecretario de Salud Pública, Julián Fernández Niño, una de las recomendaciones principales que se deben extender a todas las personas, es el lavado de manos. “Es una de las medidas más efectivas para prevenir la transmisión de enfermedades infecciosas; entendiendo las restricciones ante el racionamiento del agua”, afirmó.

Esta declaración llegó en un momento en que la capital colombiana registra un aumento significativo en los casos de EDA, al registrar 269.997 infecciones notificadas hasta la semana epidemiológica 15 de 2024, un salto notable desde los 178.008 casos reportados en el mismo periodo del año anterior.

La distribución de casos por semana epidemiológica ha mostrado un patrón fluctuante, con un aumento inicialmente contenido dentro del canal endémico entre las semanas 10 a 12, seguido de una disminución y posterior escalada fuera de los parámetros endémicos habituales.

Este fenómeno fue parcialmente atribuido al movimiento de ciudadanos que abandonan la ciudad durante el receso de Semana Santa, lo cual pudo, temporariamente, disminuir la presión sobre los factores de transmisión locales.

Bogotá reporta un incremento en los casos de diarrea aguda - crédito Juan Arias/Infobae
Bogotá reporta un incremento en los casos de diarrea aguda - crédito Juan Arias/Infobae

En cuanto a la severidad, hasta ahora, el incremento se ha notado principalmente en adultos, sin un aumento correspondiente en hospitalizaciones o entre la población infantil, quienes son particularmente vulnerables a las complicaciones relacionadas con EDA.

“Este incremento lo observamos por ahora en adultos, no evidenciamos un aumento en los casos [entre niños] ni un incremento de las hospitalizaciones”, enfatizó el subsecretario Fernández Niño.

Distrito tomó medidas

Con el fin de hacer frente a esta situación, la Secretaría Distrital de Salud puso en marcha una serie de medidas centradas en la Inspección, Vigilancia y Control (IVC) de la calidad del agua. Esto incluye la toma de muestras diarias en los 169 puntos operativos de la red de distribución de agua potable de Bogotá, así como evaluaciones específicas antes y después de los cortes del suministro en las zonas afectadas por el racionamiento.

Los resultados de estas inspecciones han sido alentadores, pues muestran un cumplimiento con los parámetros requeridos y aseguran que el agua distribuida por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (Eaab) no representa un riesgo para el consumo humano.

El lavado de manos, ya sea para sentarse a comer o para preparar alimentos, es una de las formas más sencillas de evitar algunos microorganismos que pueden provocar diarrea en el cuerpo - crédito Colprensa y El País
El lavado de manos, ya sea para sentarse a comer o para preparar alimentos, es una de las formas más sencillas de evitar algunos microorganismos que pueden provocar diarrea en el cuerpo - crédito Colprensa y El País

Dentro de las posibles causas del brote, las autoridades sanitarias están investigando la relación entre la circulación de virus respiratorios, como influenza, enterovirus y adenovirus, y el incremento de casos gastrointestinales, además, se considera que la deficiencia en la higiene de manos, así como en la limpieza y desinfección de alimentos y superficies, puedan estar contribuyendo a la propagación del EDA en la comunidad.

Con el fin de evitar una emergencia peor, desde la Secretaría Distrital de Salud se hace un llamado a seguir las siguientes recomendaciones para prevenir infecciones gastrointestinales:

  • Brindarles a los bebés leche materna exclusiva hasta los 6 meses y después, hasta los 2 años o más, de manera complementaria con alimentos naturales.
  • Lavarse las manos frecuentemente (antes de preparar alimentos, antes de comer, después de ir al baño, cambiar el pañal, tocar una mascota o recoger sus heces, al regresar de la calle).
  • Mantener limpio el lugar donde vive y evitar el humo.
  • Mantener completo el esquema de vacunas.
  • Mantener una alimentación saludable.
  • Lavar los alimentos antes de consumirlos y cocinarlos muy bien.
  • Consumir agua limpia (potable) o hervida.
  • No usar tanques de almacenamiento sucios ni sin tapas. (Dado el racionamiento de agua, no recomendamos usar tanques).
De acuerdo con la Secretaría de Salud, el agua de Bogotá cumple con los parámetros requeridos - crédito Jesús Avilés/ Infobae con imágenes de la Alcaldía de Bogotá y Freepik
De acuerdo con la Secretaría de Salud, el agua de Bogotá cumple con los parámetros requeridos - crédito Jesús Avilés/ Infobae con imágenes de la Alcaldía de Bogotá y Freepik

Señales para consultar los servicios de salud

  • Fiebre mayor a 39° C (si al tocar su frente lo siente más caliente de lo normal) o de difícil manejo.
  • No come nada.
  • Si el niño o niña se ve débil o permanece dormido.
  • Está irritable, no se calma con nada.
  • Resequedad de labios, llanto sin lágrimas, orina poco.
  • Diarrea más de 4 veces en 1 hora o más de 10 veces en todo el día.
  • Vómito más de 4 veces en 1 hora.
  • Heces con sangre.
  • Vomita todo lo que come.
  • Convulsiones.
  • Todo niño y niña, especialmente menores de 6 meses, que presente diarrea y vómito debe ser visto por el personal de salud.