El comercio en Colombia cayó en marzo: cuáles fueron los sectores más afectados

Para la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), la reducción de tasas no fue suficiente para recuperar el comercio ese mes

Guardar

Nuevo

Para el 84% de los empresarios, las ventas fueron inferiores o se mantuvieron igual que en marzo del año anterior - crédito Vista Medellín
Para el 84% de los empresarios, las ventas fueron inferiores o se mantuvieron igual que en marzo del año anterior - crédito Vista Medellín

En un reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), se constató una disminución en el desempeño del sector minorista colombiano, al registrar una caída del 1,8% en ventas y una disminución del 0,4% en el nivel de empleo durante febrero, en comparación con el mismo mes del año anterior.

Esta tendencia negativa persistió en marzo, según los datos divulgados por la Bitácora Económica de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), donde se destacó que para el 84% de los empresarios, las ventas fueron inferiores o se mantuvieron igual que en marzo del año anterior, divididos en un 33% y un 51% respectivamente.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

La reducción en las tasas de interés y la desaceleración inflacionaria no han logrado incentivar el consumo según Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco - crédito Colprensa y Reuters
La reducción en las tasas de interés y la desaceleración inflacionaria no han logrado incentivar el consumo según Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco - crédito Colprensa y Reuters

Las líneas de productos que más influyeron negativamente en el desempeño del comercio minorista durante el último año incluyen a: Otros vehículos automotores y motocicletas, Equipo de informática y telecomunicaciones para uso personal o doméstico, y Vehículos automotores y motocicletas de uso principal en los hogares.

Estos sectores contribuyeron de manera conjunta con -3,1 puntos porcentuales a la variación total del comercio minorista, señalando un impacto significativo en la disminución general observada en este sector.

La reducción en las tasas de interés y la desaceleración inflacionaria no han logrado incentivar el consumo según Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Más datos del informe

Asimismo, reafirmó la precaución de las familias colombianas al gastar, influenciada por la reducción del ingreso neto en los hogares de estratos medios y altos debido a incrementos en el impuesto a la renta. Sectores como el automovilístico, moda y reparación de vehículos enfrentan una situación particularmente adversa.

“Ni la anunciada reducción de las tasas de interés, ni la desaceleración de la inflación han sido suficientes para reactivar el comercio”: Fenalco 
 - crédito Luis Jaime Acosta/REUTERS
“Ni la anunciada reducción de las tasas de interés, ni la desaceleración de la inflación han sido suficientes para reactivar el comercio”: Fenalco - crédito Luis Jaime Acosta/REUTERS

Cabal también señaló el impacto negativo de esta coyuntura en el empleo y la recolección de impuestos, especialmente el IVA, debido a un descenso en el recaudo de los impuestos nacionales en los primeros meses del año. Expresó su preocupación ante la aparente falta de atención del Gobierno hacia estas problemáticas.

Ni la anunciada reducción de las tasas de interés, ni la desaceleración de la inflación han sido suficientes para reactivar el comercio”, dijo.

Las expectativas de los empresarios para el futuro no son alentadoras, ya que el 72% anticipa que la situación económica se mantendrá igual o empeorará. Este panorama subraya los desafíos que enfrenta el sector comercial en Colombia, en medio de un clima de incertidumbre económica y cautela por parte de los consumidores.

La industria también a la baja

El sector manufacturero en Colombia también experimentó un declive sostenido durante el último año hasta febrero de 2024, según datos reportados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

En términos anuales, se registró una caída del 5,5% en la producción real, un decrecimiento del 5,0% en las ventas reales y una reducción del 1,1% en el personal ocupado. Al comparar los resultados de febrero de 2024 con los de febrero de 2023, la producción real disminuyó en un 2,2%, las ventas reales en un 2,7% y el empleo se contrajo en un 1,1%.

Del total de 39 actividades industriales analizadas, 30 reportaron resultados negativos en su producción, contribuyendo con una disminución de 4,4 puntos porcentuales a la variación total anual. Por otro lado, 9 subsectores manifestaron crecimientos que añadieron 2,2 puntos porcentuales a la variación total anual.

 En términos anuales, se registró una caída del 5,5% en la producción real - crédito Fernando Vergara/AP
En términos anuales, se registró una caída del 5,5% en la producción real - crédito Fernando Vergara/AP

Entre los sectores más afectados se encuentran la Fabricación de carrocerías para vehículos automotores y remolques, con una caída del 34,9%; la Fabricación de vehículos automotores y sus motores, con un descenso del 32,5%; la Fabricación de productos de caucho y la Elaboración de cacao, chocolate y productos de confitería que también mostraron significativas reducciones en su producción.

Este escenario plantea un desafío continuo para la industria manufacturera del país, que hasta febrero de 2024, ha observado una tendencia negativa en su producción real, ventas reales y niveles de empleo durante un año, reflejando así las adversidades que enfrenta el sector en el contexto económico actual.