Uribe criticó la propuesta de Petro de una constituyente: “Sería un claro golpe de Estado”

El expresidente explicó que el orden constitucional actual impide que se convoque a una asamblea nacional constituyente de la misma forma que se convocó para cambiar la Constitución de 1886

Compartir
Compartir articulo
Álvaro Uribe en la Universidad Sergio Arboleda - Prensa Centro Democrático
Álvaro Uribe en la Universidad Sergio Arboleda - Prensa Centro Democrático

En una charla con estudiantes de la clase de Derecho Constitucional de la Universidad Sergio Arboleda, el expresidente Álvaro Uribe arremetió contra la propuesta de Gustavo Petro de convocar a una asamblea nacional constituyente, afirmando que “no tiene ningún asidero”.

El exmandatario advirtió sobre posibles mecanismos que podría utilizar el actual jefe de Estado para lograr su propuesta sin pasar por los trámites respectivos. “Me he atrevido a decir que la propuesta constitucional del presidente Petro no tiene ningún asidero, como sí pudo tener la convocatoria por decreto de excepción de la constitución del 91, y la constitución del 86 tenía más amplitud en cuanto a las posibilidades de decretos de estado de sitio”, expresó.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

En ese sentido, añadió que en ese entonces era más fácil convocar a una constituyente. “Por ejemplo, los derechos de estado de sitio podían desarrollar el derecho de la gente, el cual es bastante amplio. Había espacios que unos controvierten y niegan para aquello que hizo el presidente Gaviria, que fue convocar por decreto una asamblea constituyente, hoy no se puede”, dijo.

Y siguió explicando que no se puede porque “todo el ejercicio popular el derecho pueblo del constituyente primario, todas las expresiones de democracia participativa, la constituyen la convocatoria de la Asamblea Constituyente, el plebiscito, el referendo, la consulta, todo eso está rigurosamente reglamentado en la Constitución, no puede el presidente Petro inventarse un mecanismo diferente para convocar una Asamblea Constituyente, eso sería un golpe de Estado”.

Las declaraciones del expresidente Uribe son la respuesta a lo que dijo Gustavo Petro en una entrevista con Noticias RCN, donde afirmó que el inicio de la constituyente es una realidad, pues es convocada por la ciudadanía.

El expresidente Álvaro Uribe estuvo en la Universidad Sergio Arboleda discutiendo sobre la propuesta de Petro de convocar a una asamblea nacional constituyente - crédito Prensa Centro Democrático

Esta afirmación desató diversas interpretaciones acerca de si el proceso debe ser validado o no por el Congreso. En este sentido, Petro hizo un llamado a centrarse menos en la formalidad y más en el contenido; “invitaría a que miraran menos la forma que el contenido. Sin contenido no hay formas”.

Por medio de su cuenta de X, el exmandatario aclaró que se había malinterpretado su posición, reiterando la importancia de distinguir entre contenido y forma en el diálogo sobre el futuro del país. “Veo a partir de mi entrevista a RCN editada en pequeños trinos, una malformación en la mente de mis críticos, la mayoría de derechas, de los conceptos de contenido, forma y procedimiento de mi propuesta sobre el Poder Constituyente”, escribió en su red social.

“Aquí dejo algo de filosofía para mirar los conceptos. ¿Es más importante el contenido que la forma? Sin contenido, no hay forma, pero las formas existen, evolucionan y actúan sobre el contenido. En el caso en concreto, el contenido es: si la gente de Colombia, las y los colombianos, deciden sobre el país, sus problemas y su destino,” añadió el jefe de Estado colombiano.

Trino de Gustavo Petro sobre sus declaraciones a Noticias RCN - crédito captura de pantalla
Trino de Gustavo Petro sobre sus declaraciones a Noticias RCN - crédito captura de pantalla

Estos serían los puntos de la constituyente de Petro

El presidente habló, por primera vez desde que está en el poder, de una Asamblea Nacional Constituyente - crédito Presidencia de la República/YouTube

Petro destaca que, tras más de tres décadas, la Constitución de 1991 ha sufrido solo dos reformas significativas que, a su juicio, han limitado el desarrollo en áreas clave como la educación y la reforma agraria.

La primera de estas reformas impidió el aumento de fondos destinados a la educación por parte del Estado, mientras que la segunda, durante el gobierno de Andrés Pastrana, eliminó la posibilidad de una reforma agraria seria al restringir la expropiación de tierras para fines distintos a la infraestructura. Además, criticó al Legislativo por no cumplir con órdenes dadas por la constituyente original, incluido un nuevo ordenamiento territorial y la creación de un estatuto del trabajo.

Entre los nueve puntos que el presidente Petro espera discutir en la Asamblea Nacional Constituyente, se encuentran temas como la descarbonización de la economía, la reforma a la justicia, la política, la importancia de la verdad judicial, la restauración de las víctimas, y la reconciliación y el perdón social. Estos temas, según Petro, han surgido o cobrado mayor importancia desde 1991 y, por lo tanto, requieren ser abordados para reflejar las necesidades actuales de la sociedad colombiana.

El presidente Gustavo Petro destapó sus cartas sobre los puntos que le gustaría se discutieran en la Asamblea Nacional Constituyente, que propuso en Cali - crédito @petrogustavo/X
El presidente Gustavo Petro destapó sus cartas sobre los puntos que le gustaría se discutieran en la Asamblea Nacional Constituyente, que propuso en Cali - crédito @petrogustavo/X

El presidente colombiano también hizo énfasis en la necesidad de revisar las reformas neoliberales impuestas en el estatuto del trabajo, que a su parecer, han llevado a los trabajadores a enfrentarse a inestabilidades y largas jornadas laborales. Propone una economía basada en el incremento de la productividad, que considere la competencia y la educación antes que la sobrexplotación laboral.

La propuesta de Petro de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente ha generado un amplio debate en el país, con diversos sectores políticos y sociales analizando las potenciales implicaciones de tales reformas constitucionales. La iniciativa refleja la intención del presidente de efectuar cambios profundos en la estructura política y social de Colombia, subrayando la importancia de actualizar la Constitución para abordar los desafíos contemporáneos.