Esta es la actualidad de la familia palestina que llegó de Gaza y se radicó en Colombia en noviembre de 2023

Los integrantes de la familia Zaid Almassri se encuentran radicados en Barranquilla a la espera de una oportunidad de trabajo y estudio para sus hijos

Compartir
Compartir articulo
La familia de palestinos se encuentra radicada en Barranquilla - crédito vaki.com
La familia de palestinos se encuentra radicada en Barranquilla - crédito vaki.com

Basel, gazatí con raíces colombianas, tuvo la oportunidad de regresar a Colombia junto a Samaher, su esposa, y sus tres hijos: Muhammad, Wesam y Ali, tras vivir años de conflictos y violencia en la Franja de Gaza, los cuales, se incrementaron luego de la ofensiva israelí tras el ataque terrorista de Hamas el 7 de octubre de 2023, por lo que la familia Zaid Almassri, tras un mes de espera, logró llegar al país cafetero para intentar comenzar una nueva vida.

Tras varios meses en Colombia, la familia palestina no ha encontrado trabajo y sus hijos tampoco han comenzado la escuela, así lo dio a conocer el periódico El Espectador a través de una nota en la que conversó con ellos para entender lo que ha significado el hecho de dejar su tierra para radicarse en una casa del barrio El Paraíso de Barranquilla.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Allí, la familia Zaid Almassri encontró un nuevo comienzo después de huir de los devastadores ataques en la Franja de Gaza, donde el conflicto entre Israel y Hamás ha dejado profundas cicatrices.

Tras más de 100 días de angustia y desplazamiento, esta familia de palestinos ha podido reconstruir parcialmente su vida lejos de su hogar ancestral cerca de Jan Yunis, una de las ciudades que menos ha padecido el flagelo de la guerra, gracias a la intervención de la Embajada de Colombia en Israel, en el Cairo, Egipto, y a la Organización Internacional para las Migraciones que facilitaron su traslado y nacionalización colombiana.

La historia de los Zaid Almassri es un relato de supervivencia y resiliencia en medio del caos generado a partir del 7 de octubre, cuando Hamás lanzó un ataque sin precedentes contra Israel, provocando una violenta respuesta que acabó con gran parte de su patrimonio y seguridad.

El día del ataque, mientras Basel y Muhammad se encontraban en El Cairo por razones médicas, Samaher y los dos hijos menores debieron refugiarse de urgencia, enfrentando la falta de alimentos y una situación humanitaria crítica, según se relata en sus propios testimonios.

La familia de palestinos se encuentra radicada en Barranquilla - crédito Cancillería
La familia de palestinos se encuentra radicada en Barranquilla - crédito Cancillería

“Durante la guerra estábamos todos con mi familia, es decir, en la misma casa. Era pequeña y el clima era frío, la vida era muy difícil, mucho más de lo que puedas imaginar”, comentó Samaher.

Luego de la incursión de las fuerzas israelíes a Gaza, la frontera de Rafah fue deshabilitada, lo que se sumó a las diferentes restricciones impuestas por Egipto, esto terminó por complicar aún más su situación de la familia; sin embargo, Basel contaba con la posibilidad de tener ayuda colombiana, pues nació en Barranquilla y vivió tres años en el país cafetero, razón por la que había comenzado a tramitar su nacionalidad colombiana.

Este hecho facilitó el proceso diplomático para que él y su familia recibieran la nacionalidad colombiana y pudieran reencontrarse en El Cairo, antes de su traslado final a Colombia: “Salió a las cinco de la mañana y vino al día siguiente a las cinco de la mañana igual. Tardó 24 horas para traer a mis hijos a Egipto. Cuando nos encontramos, nos abrazamos entre llanto”, explicó Basel sobre la labor del cónsul de Colombia en El Cauro, Carlos Hurtado, en los momentos previos al reencuentro familiar.

A su llegada a Barranquilla, fueron recibidos por la comunidad árabe y organizaciones de la comunidad musulmana local que apoyaron a la familia en su proceso de adaptación, aunque todavía enfrentan desafíos significativos relacionados con el idioma, el empleo y la educación de sus hijos.

La familia llegó a Colombia noviembre de 2023 - crédito @petrogustavo/X

Basel ha expresado su deseo de integrarse plenamente a la sociedad colombiana y sueña con establecer un negocio de comida palestina que les permita ser autosuficientes. Por otro lado, la Cancillería colombiana ha manifestado su apoyo a través de la Ley de Retornados y el programa Colombia Nos Une, buscando garantizarles oportunidades laborales y de integración, aunque al cierre de la publicación, la familia aún esperaba la ayuda financiera prometida para sostenerse durante tres meses adicionales.

Mientras tanto, la familia mantiene el contacto con sus seres queridos en Gaza, quienes continúan viviendo en condiciones extremas, aumentando su preocupación y ansiedad por el bienestar de sus familiares.

Ataque de la defensa de Israel al campamento de refugiados de Jebaliya en Gaza el 13 abril de 2024 - crédito Mahmoud Issa/AP
Ataque de la defensa de Israel al campamento de refugiados de Jebaliya en Gaza el 13 abril de 2024 - crédito Mahmoud Issa/AP

En cuanto a su experiencia en Colombia, Muhammad, uno de los hijos de Basel y Samaher, comentó que: “Aquí la vida es seguridad, estabilidad. Una persona puede ir, puede venir, puede viajar. La vida existe. Puedes hacer lo que quieras, es una manera muy buena de vivir. En el otro lado no hay seguridad, ni protección, en cualquier momento puedes morir. La vida no se vive en la Franja de Gaza”.

Con el fin de recibir ayudas económicas que les permitan mejorar su situación en Colombia, la familia Zaid Almassri inició una colecta a través de la plataforma Vaki, por lo que puede contribuir haciendo clic aquí.