La cruda realidad de las familias que siembran coca en Colombia: la fortuna es para los narcos

La periodista colombiamericana Steph Bates mostró la vivienda de un grupo de cocaleros en el Cauca

Guardar

Nuevo

Mientras la fortuna es para los capos, así es la realidad de las familias que cultivan la hoja de coca - crédito Colprensa / @StephBatesPress/X
Mientras la fortuna es para los capos, así es la realidad de las familias que cultivan la hoja de coca - crédito Colprensa / @StephBatesPress/X

La fortuna que acumularon figuras como Pablo Escobar, los hermanos Rodríguez Orejuela o los demás narcotraficantes que han encabezado el negocio ilícito en Colombia han generado que se crea que todo el que esté involucrado en la siembra, proceso y distribución de la hoja de coca hasta convertirse en cocaína recibe grandes cantidades de dinero.

Sin embargo, esto ha sido desmentido en diferentes ocasiones en las que ha quedado en evidencia que una gran parte de las familias que se dedica a la siembra de hoja de coca lo hace por necesidad o por no tener otra alternativa, mientras las ganancias son para los capos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

En esta ocasión, fue la periodista colombo-americana Steph Bates, que se desempeña como directora de Primera Voz, que mediante un video publicado en su cuenta de X (antes Twitter) mostró cómo es la vida de quienes cultivan hoja de coca en Colombia.

“Mientras quienes “coronan” los cargamentos de coca, viven como reyes, el primer eslabón del narcotráfico vive en la pobreza extrema. Desde Piamonte, en la Baja Bota caucana, conocimos en qué condiciones viven quienes siembran la hoja de coca para el narcotráfico”, es la descripción de la publicación realizada por la periodista.

La periodista remarcó que la fortuna es para los narcos y no para las familias que siembran la hoja de coca - crédito @StephBatesPress/X
La periodista remarcó que la fortuna es para los narcos y no para las familias que siembran la hoja de coca - crédito @StephBatesPress/X

Durante el video grabado en Piamonte, Cauca, Bates muestra que al lado de un cultivo de coca hay varias casas en las que las personas deben vivir en espacios pequeños, sin servicios públicos, pero, en cambio, según ella, son los primeros señalados por el Estado como responsables del narcotráfico: “Es realmente decepcionante como los campesinos que hacen el primer eslabón viven en condiciones como estas, sin cocinas, no tienen baño”.

La periodista remarcó que en esa vivienda residían campesinos que ante la falta de oportunidades se vieron obligados a sembrar cultivos de coca, pero que, en contraste con la fortuna que amasan los narcos, ellos reciben a cambio lo necesario para sobrevivir.

“Los que están coronando viven en mansiones, en yates, pero quienes los producen en realidades como estas… Ojalá el Gobierno le dé opciones dignas a estas personas”, puntualizó Bates al respecto. Además, resaltó que en la vivienda de madera que mostró en el video viven dos adultos y un menor de edad, que solo cuentan con una cama sencilla para los tres.

Así es la casa de las familias que cultiva la hoja de coca - crédito @StephBatesPress/X

Con el objetivo de que cada vez existan más casos como el señalado, desde las Fuerzas Militares expusieron un caso de éxito de una familia residente de Argelia, Cauca, que ha dejado de lado los cultivos de hoja de coca para sembrar tomate de árbol.

Además de esta fruta, las familias que hacen parte de este programa de apoyo también cuentan con cultivos de piña, papaya, y café, siendo este último el más visible en las plantaciones del municipio.

Cultivos de coca fueron transformados en cultivos de frutas - crédito Fuerzas Militares
Cultivos de coca fueron transformados en cultivos de frutas - crédito Fuerzas Militares

Las Fuerzas Militares confirmaron que la empresa FRUAR, de Argelia, ha recibido hasta 130 millones de pesos en recursos que benefician a más de 2.000 personas de la región.

“Recientemente, gracias a la gestión del Ejército Nacional y del programa Fe en Colombia, uno de los productores de fruta de la vereda El Mesón de Argelia, Cauca, tuvo la oportunidad de vender dos toneladas de tomate de árbol a empresas como Supertiendas Cañaveral y La Montaña, presentes en el Valle del Cauca. Estas dos toneladas de tomate se encontraban represadas en la finca sin posibles compradores, por lo cual el Ejército, al ver la necesidad, gestionó la compra con las empresas privadas de Cali, lo que generó un circuito corto de comercialización”, es parte del comunicado de la entidad.

Guardar

Nuevo