Cambiar la edad y la identidad para jugar fútbol profesional, un secreto a voces en Colombia

El dinero que mueve el deporte más popular del país trae consigo varios comportamientos indebidos que se han prolongado durante décadas

Compartir
Compartir articulo
El cambio de documentos para jugar fútbol profesional es un secreto a voces en Colombia - crédito Montaje Infobae
El cambio de documentos para jugar fútbol profesional es un secreto a voces en Colombia - crédito Montaje Infobae

Apuestas, amaños, arreglo de partidos y otros problemas han sido denunciados por presidentes, periodistas y cercanos al fútbol profesional en Colombia en 2024, lo que ha hecho que se tenga la percepción de que este deporte va en retroceso.

Sumado a esto, el 17 de febrero se conoció que un jugador profesional había sido capturado por la fiscalía por un proceso legar por suplantación y aunque luego se conoció que en realidad el deportista era la víctima, esto hizo que se hablara nuevamente de un comportamiento que ha generado múltiples escándalos no solo en Colombia.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Utilizando una jerga colombiana, se conoce como “chancuco” cuando se registra un engaño o una trampa dentro de un negocio, pero en el contexto del deporte, esta palabra se utiliza para referirse a alguien que tiene su documentación alterada.

En diálogo con Infobae Colombia, el periodista Pablo García afirmó que esto no es algo extraño en el fútbol colombiano, ya que, en más de una oportunidad, principalmente en las categorías juveniles, han sido descubiertos jugadores que participan de torneos oficiales con documentos de otras personas o registros en los que aparecen con menos edad de la que en realidad tienen.

Yo conozco un caso… él tenía documentos no correspondientes a su edad. Eso pasa permanentemente, un jugador que cumple 23 o 24 años es muy difícil que juegue, entonces se bajan los años, sobre todo en la zona del pacífico”.

García resaltó que esto pasa en todo el país, pero hay sitios en los que las notarías están ubicadas lejos de las poblaciones y en algunos casos hay menores de dos o tres años que son registrados como recién nacidos, lo que se refleja cuando los deportistas están en divisiones menores.

“Toda la vida eso ha pasado, siempre; hubo un jugador que debutó con Santa Fe, decía que tenía 17 o 18 años, pero estaba adulterado. Lo que pasa es que, en temas de notaría, en el pacífico es muy complicado, un jugador manda a hacer sus papeles como quiera, es un tema de notaría y registraduría”, afirmó García.

Pablo García afirmó que hay futbolistas que han jugado de manera profesional durante varios años con documentos alterados - crédito Montaje Infobae
Pablo García afirmó que hay futbolistas que han jugado de manera profesional durante varios años con documentos alterados - crédito Montaje Infobae

De la misma forma, el periodista Carlos El olímpico Orduz, que ha cubierto múltiples torneos de categorías menores, resaltó que durante su experiencia ha oído hablar de este problema, pero siempre era algo asociado a la ausencia de sedes de la registraduría en algunos municipios.

“Este tipo de casos no son nuevos, desde hace 20, 30 o 40 años hay regiones apartadas del país en donde jugadores de 20 o 25 años jugaban sub-19, pero era porque su familia vivía lejos de donde los tenían que registrar, entonces no es nuevo, pero es criticable, es un asunto hecho a propósito que es reprochable”.

Orduz afirmó que no conoce ningún caso donde el cambio de edad se haya registrado de manera consensuada, pero resalto que en caso de que se comprobará algo de esta índole, debería ser condenado de manera tajante.

“Yo espero y confió en que los notarios no tengan nada que ver y ojalá no ocurra, pero si se llegara a comprobar que un notario o alguien de la registraduría se presta para cambiar edades, todo el peso de la ley les debe caer”, resaltó Orduz a Infobae Colombia.

Por último, el periodista recordó que en los 80 y 90 en Colombia había reclutadores que recorrían las regiones inhóspitas buscando futbolistas con cualidades, por lo que no descartó que más de un jugador hubiera llegado a un club profesional diciendo tener una edad inferior.

En una época se hablaba que había personas de clubes en regiones que eran especialistas en reclutar jugadores de regiones apartadas, pero al ser jugadores registrados tiempo después de haber nacido, los llevaban y se hablaba que había dirigentes expertos, no en buscar cambiar edades, sino buscar jugadores que parecía que tenían más edad, pero yo no recuerdo un caso en el que haya existido algún castigo”.

Pablo García y Carlos Orduz remarcaron que este es un problema que se registra principalmente en las categorías juveniles - crédito Jesús Aviles/Infobae
Pablo García y Carlos Orduz remarcaron que este es un problema que se registra principalmente en las categorías juveniles - crédito Jesús Aviles/Infobae

“En Colombia el talento no es suficiente”

Infobae Colombia conoció el caso de un joven de 26 años —que optó por mantener su identidad en secreto— que durante su paso por el fútbol juvenil en Colombia le ofrecieron cambiar su edad e identidad para poder tener más oportunidades de llegar a ser profesional, pero esto tenía un precio y varias consecuencias.

¿Cómo fue el momento de la propuesta?

“Esto fue cuando tenía una buena proyección para jugar futbol profesional, la “oportunidad” se presentó en el punto en el que uno estaba apenas para poder debutar, al principio surgió como una charla normal, como una chanza entre el futbol, pero después se hizo un poco más tangible”.

¿Cuáles eran los requisitos y el valor del procedimiento?

Cambiar de apellido y papeles. Los gastos eran 10 millones de pesos; sin embargo, a cerca de las consecuencias nunca me dijeron nada, pero es algo que uno se pueda imaginar. Por el hecho de ser del interior siempre termina siendo un poco más complicado, por temas de colegios, universidades, EPS y demás. Estos temas son más fáciles para personas de zonas remotas en donde el acceso a estos servicios es más difícil y no existe casi registros a esas edades”.

¿El cambio de edad le garantizaba ser profesional?

La garantía era un buen trabajo de cambio de edad, pero nunca me garantizaba llegar a ser profesional. Claramente, las posibilidades aumentaban, solo imagínate, tu tener 20 o 21 años y jugar con pelaos de 16, 17 años, la diferencia física, en experiencia y en juego es notable, sobresalir va a ser más fácil y claramente marcar esa diferencia siempre te va a dar un plus en visibilidad para ser profesional”.

¿Conoce un caso positivo de “chancuco”?

Sí, conozco un caso cercano, él se “chancuquio” la edad como le decimos nosotros, disminuyó su edad 3 o 4 años. Sea por eso o no, él pudo debutar en segunda, y ya todos sabemos, la primera B es profesional y mucho más sencillo para llegar a estar en primera división”.

¿Qué opina del proceso de los jóvenes colombianos que buscan ser profesionales?

“Lastimosamente, acá en Colombia el talento no es suficiente, en muchas ocasiones pesa más tener un buen empresario atrás, un apellido pesado o tener recursos económicos por encima del talento, que hay de sobra en todo lado”, puntualizó.