El Gobierno ya tiene nuevo jefe negociador para el diálogo con las disidencias de Iván Mordisco

El elegido es exmagistrado del Consejo Nacional Electoral e hizo parte de la Constituyente de 1991

Compartir
Compartir articulo
Armando Novoa fue magistrado del Consejo Nacional Electoral - crédito Colprensa
Armando Novoa fue magistrado del Consejo Nacional Electoral - crédito Colprensa

El Gobierno Nacional anunció la designación de Armando Novoa García como el nuevo jefe negociador en los diálogos de paz con la disidencia de las Farc, conocida como Segunda Marquetalia.

Este grupo, liderado por ‘Iván Márquez’, ha estado en el centro de tensiones desde su formación en agosto de 2019, tras acusar al Gobierno de incumplimientos en el acuerdo de paz de 2016.

En un esfuerzo por revitalizar el proceso de paz, la administración del presidente Gustavo Petro emitió la Resolución 064 de 2024, estableciendo oficialmente la Mesa de Diálogos de Paz.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

La resolución enfatiza que la Oficina del Alto Comisionado para la Paz será responsable de comunicar los detalles de este importante paso a Novoa, quien cuenta con una distinguida carrera incluyendo roles como consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE) y presidente de la Comisión Especial Legislativa.

En el documento se puede leer que se autoriza la “instalación de una Mesa de Diálogos de Paz entre los representantes autorizados por el Gobierno Nacional y los miembros representantes del grupo armado organizado al margen de la ley autodenominado Segunda Marquetalia. La Mesa de Diálogos de Paz estará dirigida a obtener soluciones al conflicto armado, lograr la efectiva aplicación del Derecho Internacional Humanitario, el respeto, la garantía y la protección a los derechos humanos, el cese de afectaciones a la sociedad civil y el pacto de acuerdos de paz tendientes a facilitar el desarme y la desmovilización del grupo armado en mención”.

En el artículo 2 designa a “Armando Novoa García (...) como jefe negociador del Gobierno Nacional en la Mesa de Diálogos de Paz con el grupo armado organizado al margen de la ley autodenominado Segunda Marquetalia”. Posteriormente señala cuál va a ser el papel de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, la cual debe “comunicar el contenido de la presente resolución a la persona designada en el articulo 2 de esta resolución”.

El nombramiento se hizo a través de la Resolución 064 de 2024, firmada por el presidente Gustavo Petro - crédito Función Publica
El nombramiento se hizo a través de la Resolución 064 de 2024, firmada por el presidente Gustavo Petro - crédito Función Publica

Dentro de las expectativas de esta mesa de negociación, aún por definirse en cuanto a lugar y fecha, está la participación de ocho miembros de la Segunda Marquetalia, seleccionados por decreto presidencial desde el 29 de febrero. Entre ellos se destacan ‘Zarco Aldinever’ y ‘Walter Mendoza’, cercanos colaboradores de ‘Iván Márquez’, lo que augura una representación significativa de este grupo en las discusiones.

Este nuevo ciclo de diálogos surge tras un anuncio en febrero por parte del gobierno y la Segunda Marquetalia, declarando el inicio de un proceso de paz “que garantice la vida y la seguridad de quienes se comprometan en él”. Este es un claro indicio de la voluntad política para avanzar hacia una solución pacífica a los conflictos que han afectado al país durante décadas.

La elección de Armando Novoa como jefe negociador no es casual, considerando su experiencia en el ámbito político y electoral, así como su participación en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Esta designación se perfila como un esfuerzo del Gobierno por incorporar figuras con conocimiento del sistema político y legal colombiano, esenciales para alcanzar una paz duradera.

Armando Novoa estará al frente de la negociación con la Segunda Marquetalia - crédito Sebastian Marmolejo/Europa Press
Armando Novoa estará al frente de la negociación con la Segunda Marquetalia - crédito Sebastian Marmolejo/Europa Press

En este contexto de esperanza y desafíos, la comunidad internacional permanece atenta al desarrollo de estas negociaciones, que no solo buscan poner fin a las hostilidades, sino también sentar las bases para una Colombia más pacífica y justa. Las próximas semanas serán cruciales en la definición de los detalles operativos de la mesa de diálogos y en el inicio efectivo de las conversaciones que podrían marcar un antes y un después en la historia reciente del país.

Con información de importantes avances en los procesos de paz, este paso representa no sólo una oportunidad para la reconciliación sino también para el fortalecimiento de la democracia en Colombia. La mesa de diálogos de paz con la Segunda Marquetalia se vislumbra como un espacio vital para abordar y resolver las profundas divergencias que han dividido al país, a través de un diálogo constructivo y soluciones concertadas.