Colombia, a salvo de pagar multimillonaria indemnización por restringir la minería en los paramos

Colombia no tendrá que pagar US $130 millones que pedía la empresa Red Eagle Exploration

Compartir
Compartir articulo
FOTO DE ARCHIVO. Un empleado cuenta billetes denominados en pesos colombianos en una casa de cambios en Bogotá., Colombia 11 de julio, 2022. REUTERS/Luisa González
FOTO DE ARCHIVO. Un empleado cuenta billetes denominados en pesos colombianos en una casa de cambios en Bogotá., Colombia 11 de julio, 2022. REUTERS/Luisa González

El Tribunal Arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) anunció su decisión sobre la reclamación de la empresa Red Eagle Exploration, que exigía una indemnización de US $130 millones a Colombia, de acuerdo con información obtenida por la emisora colombiana Blu Radio.

La compañía Red Eagle Exploration argumentaba que la prohibición de la minería en ecosistemas de páramo, como Santurbán, había afectado el desarrollo de uno de sus proyectos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Tras un exhaustivo análisis, el Tribunal desestimó las reclamaciones de la minera canadiense y confirmó que Colombia no había incumplido el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Canadá. Además, respaldó las medidas adoptadas por el país para proteger los páramos, considerándolas legítimas y en línea con el interés general y la preservación del medio ambiente.

La Defensa Jurídica del Estado presentó argumentos sólidos ante el Tribunal, demostrando que la prohibición de actividades mineras en los páramos no constituía una expropiación de la inversión de Red Eagle. El Tribunal también tuvo en cuenta que la empresa estaba al tanto de la posibilidad de esta restricción al realizar su inversión en el país.

La decisión del Tribunal Arbitral enfatizó el derecho soberano de Colombia para regular el uso de sus recursos naturales en beneficio del interés público y la protección del medio ambiente. En este sentido, consideró que la prohibición de la minería en los páramos era una medida legítima y necesaria para salvaguardar estos ecosistemas únicos y frágiles.

El caso se remonta al año 2014, cuando Red Eagle Exploration inició su demanda contra el Estado colombiano, buscando una compensación multimillonaria debido a la delimitación del páramo Santurbán, que afectó su proyecto minero. Sin embargo, la decisión del Tribunal Arbitral puso fin a esta disputa, respaldando la posición de Colombia y evitando así el pago de la indemnización reclamada por la empresa.

Esta resolución representa un importante precedente en la defensa de los recursos naturales y la soberanía ambiental de Colombia, reafirmando el compromiso del país con la preservación de sus ecosistemas y el desarrollo sostenible

Más de 60 colombianos expulsados por militares venezolanos de una mina ilegal

El comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Domingo Hernández Lárez, reveló que más de 60 ciudadanos colombianos fueron expulsados de una mina ilegal en la Amazonía de Venezuela.

Estos individuos fueron evacuados del municipio Alto Orinoco, estado Amazonas, hacia el departamento de Guainía, en Colombia, por permanecer ilegalmente y realizar actividades de minería ilegal que dañaban los ecosistemas nacionales.

Hernández Lárez detalló que los mineros ilegales colombianos estaban utilizando balsas mineras y causando graves daños a la capa vegetal y los lechos de las cuencas hidrográficas en parques nacionales. No se especificó si se tomaron medidas legales adicionales más allá de la expulsión.

El comandante compartió imágenes del desalojo, el cual se realizó tres días después de la evacuación de 384 personas de la mina ilegal ‘Bulla Loca’, ubicada en el estado Bolívar, que colapsó recientemente, dejando un saldo de 16 fallecidos.

Este nuevo operativo se llevó a cabo después de que se anunciara un plan de desalojo para las personas dedicadas a la minería ilegal en esta región, en cumplimiento de las leyes territoriales. Cabe recordar que en 2023, el Gobierno venezolano realizó un desalojo masivo que expulsó a más de 10.000 mineros ilegales del sur del país, como parte de una estrategia para combatir esta actividad en la Amazonía.

A pesar de los esfuerzos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales como SOS Orinoco han alertado sobre el aumento y la reubicación de la minería ilegal hacia otras áreas de la Amazonía, lo que sugiere la necesidad de continuar con acciones para frenar esta práctica destructiva.

Con información de EFE.