Alianza tendrá que jugar a puerta cerrada contra América de Cali la Copa Sudamericana: pérdidas serán millonarias

El nuevo equipo de Valledupar solamente percibirá ingresos por la clasificación a la primera fase del torneo continental

Compartir
Compartir articulo
El estadio Metropolitano de Barranquilla fue oficializado como la sede del partido Alianza FC vs. América de Cali por Conmebol - crédito Federación Colombiana de Fútbol
El estadio Metropolitano de Barranquilla fue oficializado como la sede del partido Alianza FC vs. América de Cali por Conmebol - crédito Federación Colombiana de Fútbol

Alianza FC ha confirmado que su encuentro inaugural en la Copa Sudamericana contra América de Cali se llevará a cabo en el Estadio Metropolitano de Barranquilla, tras superar varios desafíos relacionados con la selección de un escenario deportivo adecuado. La decisión llega después de que el Estadio Armando Maestre en Valledupar, la sede original propuesta, no cumpliera con las normativas de Conmebol para acoger dicho evento internacional.

La búsqueda de una alternativa viable llevó al club a considerar múltiples ubicaciones, incluyendo el estadio El Campín y otras posibles sedes en Cali y Pereira. Inicialmente, la administración del Estadio Metropolitano había rechazado la solicitud, pero tras negociaciones adicionales se llegó a un acuerdo para utilizar este recinto, conocido popularmente como la ‘casa de la selección Colombia’. Este cambio de sede se produce en un contexto de necesidades logísticas y regulaciones de Conmebol que presentan un desafío constante para los equipos participantes.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Sin embargo, los directivos de Alianza FC sufrieron un revés en sus aspiraciones de lucrarse significativamente con este partido, puesto a que fueron obligados a jugar el partido a puerta cerrada.

La noticia fue confirmada por el presidente Óscar Ferreira, quien expreso su malestar por la medida, pues afectaría las finanzas de la institución. La decisión fue tomada por la Alcaldía de Barranquilla tras las alertas del Ministerio del Interior y del Ministerio del Deporte por posibles enfrentamientos entre hinchas del Junior de Barranquilla y del América de Cali:

“La decisión de que se juegue el partido sin público es netamente de la Alcaldía bajo consejo del Ministerio del Interior debido a problemas entre algunas barra (...) El partido a puerta cerrada afecta mucho las finanzas, esperábamos tener buen acompañamiento, no quiero hacer la cuenta de cuanto es, pero es muchísimo dinero”.

Inicialmente, el único recaudo de dinero que recibiría el equipo aliancista sería de 225.000 dólares, aproximadamente 900 millones de pesos colombianos, por la participación en la primera fase del torneo organizado por la Conmebol. Sin embargo, las pérdidas por no permitir el ingreso al público serían por un valor cercano, teniendo en cuenta el aforo de 45.000 personas con el que cuenta el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Desde la ciudad de Cali, las barras de los Diablos Rojos ya organizaban masivas excursiones a la capital del Atlántico para acompañar a su equipo en el partido donde se define la clasificación a la fase de grupos del torneo. El dinero que reciben los clubes por participar en la segunda ronda del torneo es de 900.000 dólares, además recibirán 100.000 dólares como merito deportivo por cada victoria en fase de grupos.

Los motivos por los que Alianza FC se fue de Barrancabermeja

Alianza FC jugará por primera vez en la historia un torneo internacional - crédito Colprensa
Alianza FC jugará por primera vez en la historia un torneo internacional - crédito Colprensa

El equipo Alianza Petrolera ha anunciado su traslado a Valledupar, donde se rebautizará como Alianza FC, en una movida que ha causado revuelo entre los seguidores del fútbol en Colombia. Según reveló Carlos Orlando Ferreira, su presidente, este desplazamiento busca un nuevo comienzo en una comunidad que ofrezca un sólido apoyo al equipo. Este cambio trae consigo no solo una nueva ubicación geográfica sino también un nuevo enfoque en el fortalecimiento de las divisiones menores y juveniles del club.

La decisión se tomó ante la constante falta de asistencia a los partidos en Barrancabermeja, incluso en momentos clave de la temporada. José Luis Chunga, exarquero de Alianza Petrolera y ahora jugador de Independiente Medellín, compartió en un podcast cómo, pese a clasificar al octagonal en diversas ocasiones, la respuesta del público no cumplía con las expectativas, registrándose asistencias de apenas 200 o 300 personas. Este escenario motivó a la dirección del equipo a buscar un nuevo hogar para el club, donde la pasión y el apoyo al fútbol sean palpables y constantes.

Valledupar se presenta como un destino prometedor para Alianza FC, promoviendo una iniciativa de la alcaldía y la Gobernación del Cesar, además del apoyo de empresas privadas. Esta propuesta incluye no solo soporte financiero a largo plazo sino también el impulso a la infraestructura deportiva.