80 familias indígenas fueron desplazados en la costa Caribe por dos disidencias de las extintas AUC

El Clan del Golfo y las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra se enfrentan para dominar las rentas ilegales entre La Guajira y la Sierra Nevada de Santa Marta, en Magdalena

Compartir
Compartir articulo
Unas 80 familias Wiwa fueron desplazados por los combates entre el Clan del Golfo y las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra. (Onic Wiwa)
Unas 80 familias Wiwa fueron desplazados por los combates entre el Clan del Golfo y las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra. (Onic Wiwa)

En la región Caribe se desató una nueva crisis humanitaria, luego de 80 familias indígenas fueran víctimas de desplazamiento forzado tanto en La Guajira, como en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde hay fuertes confrontaciones desde el fin de semana entre el Clan del Golfo y las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra.

De acuerdo con el senador Ariel Ávila, del Partido Alianza Verde, todavía colectividad de Gobierno, los enfrentamientos en los últimos dos días conllevaron a que centenas personas de la etnia Wiwa tuvieran que huir de sus territorios.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel

“Hubo un combate en noviembre del año pasado y otro más hace 48 horas, lo que provocó el desplazamiento en 300 personas, la mitad de ellos niños de la zona de la Vereda Limón hacia el caso urbano del municipio de Riohacha”, afirmó el congresista que estuvo el fin de semana en Valledupar (Cesar) en un audiencia pública con la comisión de Derechos Humanos.

Ávila recordó que el enfrentamiento entre esos dos grupos descendientes de las extintas AUC era inminente y seguramente dejara centenares de muertos, como ocurrió hace 13 años en esa zona del Caribe.

“Por eso es muy importante que las autoridades hagan algo porque esta guerra se ha advertido y ya se vivió una similar en 2011 que dejó más o menos 500 muertos”, aseguró Ávila.

El senador además criticó que no se hubiera continuado con los acercamientos que dejó abiertos el excomisionado de Paz Danilo Rueda con las las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra, que por lo demás buscaban un sometimiento a la Justicia.

“Habían dicho que querían entregarse y, además, era algo inminente porque seguramente el Clan del Golfo barrera con ellos, pero no hay marco jurídico para recibirlos y no ha vuelto a pasar nada”, cuestionó el congresista.

Defensoría del Pueblo da cuenta de 80 familias desplazadas

Entre tanto el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, señaló que por los enfrentamientos, son 80 las familias que tuvieron que huir de esos territorios entre La Guajira y Magdalena.

Los afectados, de la etnia wiwa, tuvieron que salir del lugar que habitan en una zona rural del municipio de Riohacha hacia una vereda (caserío) del municipio de Barrancas huyendo de los enfrentamientos que sostienen desde el fin de semana las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como se autodenomina el Clan del Golfo, y las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada (ACSN).

“Hay zozobra entre las comunidades étnicas y campesinas por la agudización del conflicto armado en distintas zonas de La Guajira. Por lo que es imperativo convocar el Subcomité de Prevención, Protección y Garantías de No Repetición Ampliado no solamente para Riohacha, también para San Juan del Cesar y Dibulla”, llamó el defensor del pueblo, Carlos Camargo.

Esto para que se puedan “garantizar e implementar de manera rápida y efectiva las acciones necesarias que prevengan, protejan y atiendan a los pobladores”.

La Defensoría resaltó que son de especial urgencia las acciones en las veredas Barcino, Ulago y Sabanangrande, y a las comunidades indígenas de los caseríos El Machín, La Peña de Los Indios, Achintukua, La Loma del Potrero, Sabana Joaquina y Siminke -todos territorios del municipio de San Juan del Cesar-.

Como también a quienes residen en El Caney y La Cueva, en el municipio de Dibulla, y en las veredas Guamaca y La Laguna, de Riohacha); así como a los habitantes de las veredas Potrerito, del municipio de Fonseca, y Limoncito, del municipio de Maicao.

El organismo recordó que el accionar violento de las AGC y las ACSN fue alertado por la Defensoría a través de una Alerta Temprana de Inminencia con la que dio cuenta de las disputas territoriales que tienen en “inminente peligro” a la comunidad.

“Minimizar los riesgos para salvaguardar la vida de las poblaciones que quedan en medio del conflicto es preponderante en este momento”, concluyó Camargo.

(Con información de EFE)