Reapareció el general Zapateiro: criticó asonada contra el Ejército en el Cauca y habló de “una guerra civil”

El excomandante del Ejército Nacional señaló también al presidente Gustavo Petro y al ministro Iván Velásquez como responsables de garantizar el respeto por las Fuerzas Militares

Compartir
Compartir articulo
Excomandante del Ejército cuestionó las agresiones contra los soldados en Caloto, Cauca - crédito Mauricio Dueñas Castañeda/EFE
Excomandante del Ejército cuestionó las agresiones contra los soldados en Caloto, Cauca - crédito Mauricio Dueñas Castañeda/EFE

Rechazo e indignación han generado una serie de videos que circulan a través de redes sociales, en los que se observarían los maltratos que sufrieron las tropas de la Tercera División del Ejército Nacional a manos de una comunidad del Cauca. En total, 15 soldados resultaron heridos a raíz de la asonada que ocurrió el pasado 25 de febrero en el municipio de Caloto.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

En medio de las voces de rechazo, sobresalió la del excomandante del Ejército, el general (r) Eduardo Zapateiro, quien afirmó en un mensaje de su cuenta de X que el presidente de la República, Gustavo Petro, así como el ministro de Defensa, Iván Velásquez, son las personas encargadas de velar por el respeto a los miembros de la fuerza pública.

Así mismo, Zapateiro aseguró que lo único que puede incentivar el maltrato a la fuerza pública es una guerra civil: “El Presidente y el Ministro de Defensa tienen la obligación de garantizar un marco jurídico claro que comience por el respeto a la fuerza pública, que son los únicos autorizados para controlar el territorio. Permitir acciones en contra de la FP es promover una guerra civil”.

Critica de Zapateiro al Gobierno Petro por las agresiones a los militares en Cauca - crédito @EEZapateiro/X
Critica de Zapateiro al Gobierno Petro por las agresiones a los militares en Cauca - crédito @EEZapateiro/X

Entre tanto, el excomandante resaltó que el actual Gobierno ha favorecido al incremento de la criminalidad, enfatizando el ambicioso y cuestionado proyecto de la Paz Total: “Hoy las regiones y territorios de nuestro país están sin ningún control, lo cual solo traerá el debilitamiento de la seguridad y, con ello, el incremento de la violencia y criminalidad. ¿Entonces de cual ‘paz total’, están hablando o queriendo vender a los colombianos y la comunidad internacional?”.

Otra de las figuras de oposición que se pronunció fue la congresista María Fernanda Cabal, que calificó como absurdo lo presenciado en el departamento del Cauca.

“Absurdo que las tropas del Ejército sean expulsadas del municipio de Caloto, en el Cauca, en medio de una asonada. Este hecho como lo ocurrido en Cajibío parece estar relacionado con la presión de los terroristas de las FARC. ¿Dónde está el Ministro de la Defensa? Solo aparece para impedir que se restablezca la seguridad que ha dejado perder”.

María Fernanda Cabal califica como absurda la expulsión del Ejército de Caloto - crédito @MariaFdaCabal
María Fernanda Cabal califica como absurda la expulsión del Ejército de Caloto - crédito @MariaFdaCabal
15 soldados del Comando Específico del Cauca resultaron heridos tras una asonada de personas contras las tropas que realizaban operaciones contra las economías ilícitas - crédito Facebook

En el municipio de Caloto, Cauca, se produjo el hecho que ha indignado al país. En el violento incidente en el que habitantes locales confrontaron a miembros del Ejército Nacional, 15 soldados resultaron heridos. La Tercera División del Ejército reportó el suceso, ocurrido mientras las tropas realizaban operaciones de seguridad territorial y luchaban contra las economías ilícitas del procesamiento de drogas en la vereda Alto El Palo.

Según informes, la comunidad local reaccionó de manera agresiva, rodeando y forzando la retirada de los militares, quienes sufrieron lesiones principalmente por golpes y, en un caso, por un arma blanca.

Este acto de violencia hace parte de una serie de asonadas dirigidas contra las Fuerzas Militares en el departamento del Cauca que, según el Ejército, son instigadas por las disidencias de las Farc. Estas acciones tienen el propósito de obstruir las operaciones militares contra el narcotráfico, que hasta la fecha han resultado en la incautación de más de 25 toneladas de marihuana y la destrucción de laboratorios de cocaína. La instrumentalización de la comunidad por parte de grupos armados organizados se identifica como una estrategia para interferir en estas operaciones.

El general Federico Mejía, al mando del Comando Específico del Cauca, expresó su preocupación por esta táctica de las disidencias y reafirmó el compromiso de continuar con las operaciones militares, sugiriendo la posibilidad de que miembros de estos grupos armados estén camuflados entre la población civil.

También hizo un llamado a la comunidad para no obstruir las acciones militares, las cuales buscan garantizar la seguridad y los derechos de la población civil, advirtiendo que interferir en estas constituye un delito. La unidad militar tiene previsto denunciar los hechos violentos y seguir adelante con sus operativos respetando los derechos humanos y las normas del derecho internacional humanitario.