La historia de cómo un jugador de Millonarios recibiría más de $1.000 millones sin jugar un minuto

La Corte Suprema y la Corte Constitucional estudian el “novedoso caso” que tiene enfrentado al equipo embajador y a la Asociación de Futbolistas Profesionales de Colombia

Compartir
Compartir articulo
Jorge Perlaza, campeón con Millonarios FC EN 2012, jugó  32 partidos y marcó cuatro goles - crédito Colprensa/Mauricio Alvarado
Jorge Perlaza, campeón con Millonarios FC EN 2012, jugó 32 partidos y marcó cuatro goles - crédito Colprensa/Mauricio Alvarado

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ha dictaminado a favor del exjugador Jorge Perlaza en un caso contra el club de fútbol Millonarios F.C., ubicado en Bogotá, sentenciando al equipo a reintegrar al delantero a su nómina profesional y a indemnizarlo con una suma que supera los 1.500 millones de pesos colombianos.

Este fallo surge después de un litigio de nueve años, en el cual el futbolista alegó haber sido despedido injustificadamente en 2014 mientras se recuperaba de una grave lesión. La demanda de Perlaza contra Millonarios F.C. culminó con un fallo que no solo favorece al exjugador en términos de compensación financiera, sino que también ordena su reintegración al equipo. Además, el club debe saldar los aportes pendientes a la administradora de fondos de pensiones del jugador desde enero de 2018, calculados en el 70% de su salario integral.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

La resolución judicial destaca la importancia de reconocer a los futbolistas como trabajadores con derechos, reivindicando así la protección laboral dentro del deporte profesional.

El caso de Perlaza destaca no solo por el impacto económico para Millonarios, sino también por el precedente en el trato de los futbolistas profesionales respecto a sus derechos laborales.

El defensor, que había sido parte del equipo azul desde 2012 hasta 2014, tuvo que dejar el fútbol profesional tras una fractura de peroné y ligamento de tobillo. Esta sentencia, por ende, resalta la protección jurídica de los atletas frente a lesiones y despidos durante su recuperación.

La defensa del campeón de la Liga en 2012 fue respaldada por la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), enfatizando la importancia de reconocer a los futbolistas como trabajadores con derechos integrales. Este caso busca sentar un precedente para futuras disputas laborales en el deporte profesional colombiano, destacando la necesidad de prácticas de gestión éticas y justas dentro de los clubes deportivos.

La defensa de Millonarios ante la Corte Constitucional

La Corte Constitucional revisaría una tutela de Millonarios sobre una demanda que perdió ante Jorge Perlaza, exjugador entre 2012 y 2014 - crédito Millonarios FC
La Corte Constitucional revisaría una tutela de Millonarios sobre una demanda que perdió ante Jorge Perlaza, exjugador entre 2012 y 2014 - crédito Millonarios FC

La decisión emitida en 2023 por la Corte Suprema de Justicia entrará a ser discutida por la Corte Constitucional, luego de que Millonarios FC radicara una acción de tutela con la que busca se tengan en cuentas varias pruebas omitidas en el proceso que inició hace varios años. Lo anterior, con el fin de que se desestime la sanción de reintegrar al jugador, cancelarle los meses que dejó de devengar hasta la fecha de la decisión de la Corte Suprema y ponerse al día con el fondo de pensiones y de cesantías elegido por el jugador.

Los abogados de los embajadores alegan que cuando se dio por terminado el contrato del defensor, este ya tenía el alta médica y no se calificó perdida de la capacidad laboral, por lo que podría ser fichado por cualquier otro club que lo deseara. Este tema, que hasta ahora no había sido considerado por la Corte Constitucional, ha sido calificado por el magistrado José Fernando Reyes como un “asunto novedoso” que amerita un pronunciamiento de fondo, señalando la importancia de adaptar el entendimiento y aplicación de la estabilidad laboral a las particularidades de esta profesión.

Reyes ha destacado la necesidad, en la revista Semana, de que este análisis trascienda la simple capacidad de los futbolistas para desempeñar un trabajo después de una lesión, sugiriendo que “no sería suficiente con que un futbolista profesional esté en condiciones de ejercer un empleo, sino que se debe garantizar que sea exactamente el mismo que ocupaba al momento de sufrir la lesión”.

Esta perspectiva implica un estándar más elevado para los empleadores de futbolistas en comparación con los de otras áreas laborales, lo que podría redefinir significativamente las relaciones laborales en el ámbito deportivo profesional.

El presidente del alto tribunal ha solicitado a la Sala de Selección de Tutelas que revise el expediente de un caso concreto, el de Perlaza, para emitir un pronunciamiento sobre estos derechos laborales. Con ello, se busca establecer un precedente sobre la garantía de estabilidad laboral reforzada para deportistas profesionales, considerando el modelo social de la discapacidad y las implicaciones que este tiene en la actividad laboral específica de los futbolistas.

Jorge Perlaza jugando con Millonarios ante Deportes Tolima - Colprensa - Mauricio Alvarado
Jorge Perlaza jugando con Millonarios ante Deportes Tolima - Colprensa - Mauricio Alvarado

El anterior análisis parece imponerles a los empleadores de deportistas profesionales un estándar más alto en comparación con los empleadores de relaciones laborales generales”, señaló Reyes, destacando el papel crítico que este caso podría jugar en la manera en que se contempla la estabilidad laboral dentro del ámbito deportivo colombiano.

La revisión de este expediente no sólo podría ofrecer respuestas claras y necesarias a muchos jugadores que enfrentan situaciones similares, sino que también podría llevar a una mayor protección y reconocimiento de sus derechos laborales.

Este enfoque del magistrado sugiere una transformación en la interpretación de los derechos laborales aplicados a los profesionales del deporte, poniendo de manifiesto la necesidad de considerar las particularidades de su actividad laboral en la legislación. Es un llamado a garantizar una mayor protección y reconsideración de las condiciones laborales de los deportistas, enfatizando la importancia de su bienestar y estabilidad post-lesión.