Grave caso de bullying en un colegio de Bogotá casi deja a un menor sin un dedo: “Tenía la manito en una caneca de la basura”

La mujer denunció el mal momento por el que está atravesando su hijo y que la institución no le presto la atención necesaria

Compartir
Compartir articulo
Niño víctima de bullying casi pierde un dedo en un colegio de Bogotá - crédito Shutterstock
Niño víctima de bullying casi pierde un dedo en un colegio de Bogotá - crédito Shutterstock

En las últimas horas se conoció un lamentable caso de bullying en el colegio Toberín sede B de Bogotá, el cual dejó a un niño en el médico con graves heridas, incluso, casi pierde un dedo de la mano.

De acuerdo con las declaraciones que dio la mamá del menor a Noticias Caracol, la situación ocurrió dentro de la institución que está ubicada al noroccidente de la capital, pero era un caso que ya venía sucediendo desde hace un tiempo, pues el niño entró nuevo este año al colegio y a partir de ese momento fue víctima de bullying.

La mujer explicó que en repetidas oportunidades el pequeño recibía agresiones verbales y físicas por parte de dos de sus compañeros, pero la última agresión que sufrió fue más grave de lo normal y no tuvo la atención requerida por parte de la institución.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El menor, al parecer, fue golpeado intencionalmente por uno de sus compañeros con una puerta y le machucó uno de sus dedos de la mano, al punto de que casi lo pierde, según confirmó la madre de familia, que pidió no revelar su identidad por la seguridad de ella y de su hijo, en el medio mencionado.

“Lo último fue esta agresión con una puerta de vidrio de la coordinación del colegio, donde le quedan atrapados los deditos. El niño que lo agrede venía delante de él y cuando vio que mi hijo venía atrás lanzó la puerta causándole esta lesión”, contó la mujer.

Pero esa no sería la única preocupación de la señora, ya que en la misma conversación denunció la falta de atención que tuvo el colegio con la situación de su hijo, así que enfatizó en la evidente negligencia por no prestarle ni los primeros auxilios.

“Yo fui la que lo remitió acá [al médico], el colegio no hizo absolutamente nada, nunca me dieron la cara, hasta el momento no me han dado la cara para darme alguna explicación”, relató ofuscada en la entrevista.

De acuerdo con lo que comentó, fue ella misma quien tuvo que recoger al pequeño y llevarlo a un centro médico y ante la gravedad del golpe tuvo que haber sido sometido a una cirugía de reconstrucción.

“Al niño le hicieron cirugía, le hicieron reconstrucción en la punta del dedito porque le lesionaron la matriz y él presentó sangrado desde el momento que fue golpeado por el niño en la puerta. [...] Cuando yo llegué al colegio tenía la manito en una caneca de la basura y con una servilleta debajo. Estaba solito y el orientador del colegio estaba en su oficina encerrado; y cuando llegué el niño estaba presentado gritos terribles del dolor”, reveló la madre.

Finalmente, afirmó que su hijo, a pesar de que casi pierde un dedo, en este momento se encuentra fuera de peligro y recuperándose.

Por su parte, la Secretaría de Educación respondió a la consulta que Noticias Caracol hizo sobre el presunto caso de matoneo en la institución educativa y confirmó a través de un comunicado que se trató de un “accidente escolar” y que sí se le prestaron los primeros auxilios necesarios.

Madre de familia denunció bullying hacia su hijo en un colegio de Usaquén, en Bogotá, niños por poco le arrancan un dedo - crédito @noticiascaracol/IG

Cabe mencionar que el bullying o matoneo escolar es una de las situaciones más complejas que viven los estudiantes en la actualidad en la mayoría de los colegios; de hecho, no es solo en Colombia, sino en varias partes del mundo.

Sin embargo, la mamá se sostuvo en su versión y dijo que ni la enfermería ni los profesores le ayudaron a su hijo, además no dejó pasar la oportunidad para dejar claro que no es un accidente y que sí es un trato repetitivo por parte de un compañero que lo agrede hace poco más de un mes.