Carlos Andrés Cáceres Sarrá, DJ y empresario, fue encontrado muerto, estaba envuelto en cobijas

Las investigaciones para determinar la causa de la muerte siguen su curso

Compartir
Compartir articulo
El escalofriante aumento de violencia subraya la urgencia de acciones concretas para restaurar la seguridad y confianza entre los habitantes - crédito CTI
El escalofriante aumento de violencia subraya la urgencia de acciones concretas para restaurar la seguridad y confianza entre los habitantes - crédito CTI

El jueves 22 de febrero en la tarde, en una región forestal de la vereda La Meseta, ubicada en Girardota, en el norte del Valle de Aburrá, se descubrió el cuerpo sin vida de Carlos Andrés Cáceres Sarrá, un hombre de 35 años. Este suceso ha atraído el interés de la comunidad y de las autoridades debido a que se trata del segundo hallazgo de un cadáver en esta área en dos días seguidos.

Los detalles preliminares de la investigación señalan que el cuerpo de Cáceres Sarrá estaba envuelto en una bolsa y posicionado dentro de un barranco con cobijas. Entre las características notables del fallecido se encuentran un tatuaje en el lado izquierdo de su cuerpo, un tratamiento de ortodoncia en proceso, el vestir un jean azul y medias grises con rayas negras, además de una soga alrededor del cuello. Las autoridades siguen las investigaciones para esclarecer las causas de su deceso y explorar posibles conexiones con el otro cuerpo encontrado en la misma localidad.

Cáceres Sarrá, que se desempeñaba como comerciante y DJ, no había sido reportado como desaparecido antes del trágico hallazgo. Originario del departamento de Santander, su muerte ha generado dudas y teorías sobre la existencia de vínculos entre los dos casos de fallecimiento encontrados en la vereda La Meseta. Los equipos de investigación están dedicados a desvelar las circunstancias alrededor de estos sucesos, con la esperanza de que pistas adicionales conduzcan hacia los responsables.

Así se reportó esta muerte

Medellín ha sido escenario de un hallazgo que ha conmocionado a los residentes de la comuna de La Candelaria. Autoridades locales confirmaron el descubrimiento de un cuerpo masculino envuelto en una cobija sobre la Avenida Regional, el cual presentaba múltiples heridas, presumiblemente provocadas por un arma blanca. La Policía de Antioquia y medios como Semana han empezado a esclarecer los detalles de este trágico suceso, que ha suscitado preocupaciones sobre la seguridad en la zona.

Con la identificación y causa de muerte pendiente, el suceso ha catalizado esfuerzos de las fuerzas del orden para esclarecer las circunstancias - crédito EFE
Con la identificación y causa de muerte pendiente, el suceso ha catalizado esfuerzos de las fuerzas del orden para esclarecer las circunstancias - crédito EFE

Tras el reporte del hallazgo, unidades de la policía y técnicos forenses se trasladaron al lugar para realizar el levantamiento del cuerpo y su posterior traslado a Medicina Legal. En este centro especializado se llevarán a cabo los procesos de identificación del fallecido y la determinación de las causas exactas de su muerte.

Aunque la información es preliminar, se investiga el episodio como un presunto homicidio, ponderando las heridas de arma cortopunzante como la causa de fallecimiento. Según información de Semana, las autoridades se encuentran en la fase inicial de la investigación para identificar a los responsables del acto.

Este evento aumenta las cifras de violencia en La Candelaria, zona que según datos de RCN Radio ha registrado un alarmante número de 28 asesinatos en lo que va del 2023. El incremento en el número de víctimas en esta área de Medellín subraya la necesidad urgente de medidas efectivas para combatir la criminalidad y garantizar la seguridad de sus habitantes. La policía, en coordinación con otras entidades de seguridad, continúa diligentemente con las investigaciones, esperando arrojar luz sobre este y otros casos para reducir la incidencia del crimen en la región.

Fico Gutiérrez promete acciones firmes tras sangrienta fuga en Medellín

El jueves 23 de febrero, un policía perdió la vida como resultado de un ataque armado durante una fuga de presos del Centro de Traslado por Protección (CTP) de la Minorista. El altercado se saldó con al menos 13 fugitivos, incluidos ocho venezolanos y cinco colombianos, evadiendo la custodia. El suceso ha causado conmoción en la comunidad y ha llevado al alcalde Federico ‘Fico’ Gutiérrez a confirmar la muerte del oficial y anunciar medidas inmediatas para capturar a los evadidos.

Un policía fue asesinado en medio de la fuga - crédito Colprensa
Un policía fue asesinado en medio de la fuga - crédito Colprensa

El incidente se desarrolló pasada la medianoche, cuando los detenidos lograron escapar del establecimiento, enfrentándose con armas de fuego a dos policías que intentaban controlar la situación. Denis Morales, uno de los policías afectados, falleció debido a las graves heridas recibidas. Diego Burbano, el otro oficial involucrado, fue hospitalizado y se encuentra en observación debido a múltiples lesiones.

En respuesta, el subcomandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, el coronel Richard Fajardo, ha enfatizado que se están realizando todos los esfuerzos necesarios para recapturar a los fugitivos.