Corte Constitucional le dio una buena noticia sobre cesantías a quienes trabajan en empresas de familiares

El fallo del alto tribunal se alinea con los principios de igualdad y protección a los derechos laborales

Compartir
Compartir articulo
Las cesantías pueden ser retiradas por los trabajadores en caso de estar desempleados, para mejoras de vivienda o para educación - crédito Luisa González/Reuters
Las cesantías pueden ser retiradas por los trabajadores en caso de estar desempleados, para mejoras de vivienda o para educación - crédito Luisa González/Reuters

La Corte Constitucional declaró inexequible (inconstitucional) una sección de la norma que negaba a los empleados de negocios de carácter familiar el derecho a recibir el auxilio de cesantías. Esta decisión, que modifica el enfoque previo del Código Sustantivo del Trabajo (CST), específicamente el artículo 251, establece un precedente importante en la protección de los derechos laborales en el país.

La sección anulada anteriormente permitía a los empleadores de industrias familiares eximirse del pago de las cesantías, una forma de ahorro forzado para los trabajadores en caso de terminación de empleo.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El alto tribunal argumentó que esta excepción constituía una violación a los derechos fundamentales de igualdad y a los mínimos laborales garantizados a todos los trabajadores colombianos. La omisión de este beneficio no solo afectaba el derecho al trabajo, sino también atentaba contra la dignidad humana de los empleados, ya que los dejaba sin una red de seguridad en momentos de desempleo.

Al profundizar en la decisión, la Corte Constitucional enfatizó que todos los trabajadores, independientemente del tipo de industria o negocio al que pertenezcan, deben gozar de los mismos derechos laborales. Esto incluye el pago de las cesantías y sus correspondientes intereses. Las empresas familiares, por lo tanto, deberán ajustarse a esta nueva interpretación de la ley, asegurando que sus empleados reciban todas las prestaciones que les corresponden por ley.

La Corte Constitucional enfatizó que todos los trabajadores, independientemente del tipo de industria o negocio al que pertenezcan, deben gozar de los mismos derechos laborales - crédito Luisa González/Reuters
La Corte Constitucional enfatizó que todos los trabajadores, independientemente del tipo de industria o negocio al que pertenezcan, deben gozar de los mismos derechos laborales - crédito Luisa González/Reuters

Este fallo se alinea con los principios de igualdad y protección a los derechos laborales, sumándose a los esfuerzos del país por garantizar un trato justo para todos los trabajadores, sin distinción de la naturaleza del empleador.

La decisión de la Corte Constitucional recalca el compromiso de Colombia con el respeto a la dignidad y los derechos fundamentales de sus ciudadanos en el ámbito laboral.

Herencia de las cesantías

En Colombia, el derecho a las cesantías se configura como una prestación social fundamental para todos los trabajadores. Según indicaciones del Ministerio de Trabajo, esta prestación representa un ahorro obligatorio, constituido por un porcentaje del salario del trabajador, destinado a ser entregado al finalizar el contrato laboral o bien, bajo circunstancias específicas como la adquisición de vivienda o la inversión en educación.

Este mecanismo, diseñado para proveer un soporte financiero en momentos cruciales, cobra especial relevancia en el contexto del fallecimiento del trabajador, momento en el que los ahorros acumulados pueden ser reclamados por los herederos.

La ley colombiana establece un orden jerárquico para la herencia de las cesantías, privilegiando inicialmente a los hijos del trabajador. En ausencia de estos, el cónyuge o compañero permanente se convierte en el beneficiario principal, seguido por los padres del trabajador y, finalmente, sus hermanos, en caso de no existir los anteriores.

“Una vez enterado de la muerte del trabajador, debe proceder a liquidar los salarios y prestaciones sociales adeudadas”, destaca el Ministerio del Trabajo al subrayar la importancia de contactar a los presuntos beneficiarios y recopilar la documentación necesaria que acredite el vínculo familiar, como registros civiles de nacimiento o matrimonio.

Por ley, las cesantías deben ser consignadas a los trabajadores formales antes del 14 de febrero de cada año - crédito Carlos Julio Martínez/Reuters
Por ley, las cesantías deben ser consignadas a los trabajadores formales antes del 14 de febrero de cada año - crédito Carlos Julio Martínez/Reuters

Requisitos para reclamar las cesantías del familiar

La reclamación de las cesantías implica la presentación de varios documentos esenciales, entre ellos el certificado de defunción del trabajador y, dependiendo del caso, el registro civil de matrimonio o la prueba de unión marital de hecho, así como los registros de nacimiento de los hijos y el documento de identidad del heredero. Es importante destacar que las cesantías gozan de un tratamiento fiscal favorable, al no ser consideradas gravables para efectos del impuesto sobre la renta.

En situaciones donde emergen disputas respecto al reconocimiento y pago de estas prestaciones, los involucrados tienen la posibilidad de “acudir a un juzgado laboral para que resuelva el conflicto”, asegura el ente gubernamental.

Asimismo, incita a los empleadores a tomar la iniciativa de realizar los trámites pertinentes para el pago de las prestaciones sociales a los beneficiarios, lo que demuestra así un compromiso con la protección de los derechos de los trabajadores y sus familias.

Los fondos de prestaciones, donde los trabajadores mantienen sus cuentas de cesantías, juegan un papel crucial en el proceso de reclamación. Por ello, tanto los empleadores como los herederos pueden encontrar en estas entidades una fuente valiosa de orientación y asistencia en el proceso. La posibilidad de reclamar las cesantías por medio de estos fondos simplifica los trámites necesarios y garantiza que los derechos del trabajador y sus dependientes sean debidamente reconocidos y protegidos.