Motociclista chocó a conductor de camioneta para obligarlo a bajar y así robar sus pertenencias

Mientras el responsable del golpe se daba a la fuga, otros dos hombres en moto lo interceptaron

Compartir
Compartir articulo
Los ladrones lograron llevarse el reloj y celular de su víctima - crédito Colprensa
Los ladrones lograron llevarse el reloj y celular de su víctima - crédito Colprensa

Los conductores en Bucaramanga ya no saben a qué atenerse. A pesar de los esfuerzos por detener la delincuencia de su nuevo alcalde, Jaime Andrés Beltrán, a quien apodan ‘el Bukele colombiano’, los amigos de lo ajeno siguen encontrando nuevas estrategias para hacer de las suyas.

Cuenta de ello es el robo registrado la altura de la calle 41 con carrera 21, en el barrio Bolívar, hasta donde tres hombres en motocicleta habrían perseguido al conductor de una camioneta Mazda color cereza para tomar su reloj y otros objetos personales.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

En las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en el sector se aprecia cuando uno de los motociclistas, que viajaba sin parrillero, golpeó por detrás su vehículo para obligarlo a bajar y revisar el parachoques.

Tras el golpe, intencionalmente habría permanecido en silencio y escondido en la parte de atrás, a la espera de sus dos compinches que, pasados unos segundos, se acercaron al conductor para amenazarlo, mientras el motociclista se daba a la fuga.

Aprovechándose del cambio de semáforo, tomaron su reloj de lujo, celular y para evitar que tomara represalias contra ellos o se mantuviera a la negativa lo golpearon en la cabeza con lo que, a simple vista, parecía una pieza de herramienta.

El falso choque se ha convertido en una modalidad común entre atracadores - crédito diseño propio
El falso choque se ha convertido en una modalidad común entre atracadores - crédito diseño propio

Esta modalidad ha sido ampliamente usada, incluso, en Bogotá

No hace mucho, en la capital del país se registró esta misma modalidad de hurto que involucró al bogotano Ronald Laguna como víctima. Tras el robo, Laguna reportó que delincuentes simularon un choque para luego robarle su automóvil y pertenencias personales.

Este incidente, ocurrido a finales de septiembre de 2023, ha encendido alarmas sobre nuevas técnicas empleadas por bandas criminales para cometer robos.

El suceso se desarrolló cerca de las 3:00 de la mañana en la intersección de la autopista Norte con calle 150. Laguna conducía un Mazda blanco cuando percibió un ligero golpe en la parte posterior de su vehículo. Al detenerse para evaluar los daños junto al joven que aparentaba haber causado el choque, otros tres individuos, armados, intervinieron para robarle.

“Sentí un leve toque en la parte de atrás, como si me hubieran chocado”, comentó Laguna para Arriba Bogotá y explicó que siguiendo su instinto de precaución, decidió bajar del auto para verificar el estado del mismo, sin imaginar lo que ocurriría después. La situación tomó un giro violento cuando, bajo amenaza de armas de fuego, fue despojado no solo de su vehículo sino también de todas sus pertenencias. “Me tiran al piso, me despojan de mis pertenencias y salen huyendo con mi carro por la autopista hacia el norte”, relató Laguna a los medios.

Posteriormente, el grupo de delincuentes no se conformó con el atraco, sino que también estableció contacto con Laguna a través de las redes sociales amenazándolo. Le exigieron una suma considerable de dinero a cambio de no desmantelar su auto para venderlo por partes en el mercado negro. A pesar de tener experiencia en manejar durante la madrugada, Ronald admitió su desconocimiento sobre esta cruel modalidad de hurto, denotando la constante evolución de los métodos delictivos en la ciudad.

Es importante destacar que, tras el asalto, Laguna procedió a interponer la respectiva denuncia ante las autoridades competentes.

Bogotá ha sido testigo de diversas modalidades de robo, pero la sofisticación y audacia de este método suscita preocupación tanto en ciudadanos como en fuerzas de seguridad, que deben actualizarse continuamente para combatir estas prácticas delictivas. La adaptabilidad de las bandas criminales plantea un desafío constante para la prevención del delito en la metrópoli.

La experiencia vivida por Ronald Laguna arroja luz sobre la importancia de mantenerse vigilante y la necesidad de reforzar las estrategias de seguridad para proteger a la ciudadanía de tácticas de robo cada vez más elaboradas.